Ricardo Enrique
Ricardo Enrique

Si ya escogiste el vestido de novia, las joyas y el peinado recogido que lucirás con tu velo, entonces solo falta el calzado para cerrar el look con broche de oro. ¿Stilettos o sandalias? ¿Zapatillas o botines? Si tienes dudas sobre qué usar en tu postura de anillos de matrimonio, aquí orientamos tu búsqueda con 7 consejos prácticos.

1. Privilegia comodidad

Ya que será una larga jornada, lo más importante es que el calzado sea cómodo. Por eso, es fundamental que lo elijas en el número correcto y te pruebes ambos zapatos en horas de la tarde. Ello, pues tus pies estarán ligeramente más hinchados que en la mañana, debido a la circulación sanguínea, lo que te asegurará que el zapato te quedará bien a toda hora.

Además de la altura del taco, debes fijarte en que la suela sea blanda y la horma se ajuste bien para prevenir problemas de postura. Por otro lado, el material también influye en la comodidad del calzado, siendo idóneos aquellos que dejan respirar al pie. Es decir, zapatos de cuero o de piel. Por el contrario, evita los zapatos de materiales sintéticos, como el plástico.

Diana Karina Fotografía
Diana Karina Fotografía

2. Guíate por tu estilo

Así como no debes forzar un zapato que te quede muy apretado o muy flojo, tampoco debes obligarte a llevar un calzado que no va con tu estilo. De hecho, si los tacos altos no son lo tuyo, hay muchas otras opciones igualmente válidas, como calzado con tacón chino, sandalias planas, balerinas e incluso zapatillas. O bien, si tu estilo es más alternativo y menos clásico, atrévete con unos botines metalizados y te sentirás perfecta. Lo importante es que elijas un calzado de acuerdo a tu identidad.

3. Según el tipo de matrimonio

Otro consejo para encontrar los zapatos correctos, es tomar en cuenta el estilo de matrimonio que planeas celebrar. Por ejemplo, si te inclinarás por una decoración para matrimonio campestre, un calzado con cuña será una buena opción, ya que tiene aires rústicos y, sin dejar de ser alto, te garantiza comodidad. No obstante, si tu enlace será en un elegante salón de hotel, los stilettos te aportarán aún más glamur. Si pretendes casarte en la playa, en cambio, unas alpargatas muy livianas te quedarán estupendas.

4. De acuerdo a la estación

Ya que el matrimonio se organiza con mucha anticipación, hay novias que pasan por alto la estación en que intercambiarán sus anillos de oro. Por lo tanto, la temporada es otro punto que debes considerar si no quieres errar en tu búsqueda de zapatos. Si la ceremonia será en otoño-invierno, decántate por un calzado cerrado y/o abrigadito, ya sean unos pumps de tacón ancho o unos Mary Jane de terciopelo. Incluso, no descartes la opción de botas si darás el “sí” en un mes lluvioso. Por el contrario, si contraerás nupcias en primavera-verano, lo ideal serán unos zapatos abiertos, ya sean sandalias, peep-toes o mules.

Pablo Rogat
Pablo Rogat

5. En base a tendencias

Si quieres que tu calzado soñado esté también a la moda, entonces no dejes de revisar las últimas tendencias a la hora de buscar zapatos. ¿Qué se viene para el 2020 en materia de calzado nupcial?  Aunque el color no perderá del todo su terreno, los zapatos blancos volverán a ser protagonistas. ¡Sí! Zapatos blancos en su totalidad como eran hace un tiempo atrás. Por otro lado, el tacón cuadrado o taco ancho seguirá siendo un must have. Ideal para todo tipo de matrimonios.

6. Cuándo comprar

Salvo excepciones muy puntuales, el mejor momento para comprar los zapatos es una vez que tengas definido tu vestido de novia. Y es que solo así sabrás con certeza qué tipo de zapato te favorece, en qué tonalidad y con cuánto taco. Por ejemplo, si te decantarás por un vestido de novia con encaje en blanco marfil, necesitarás un calzado que combine a la perfección con ese tono. O, si te enfundarás en un traje con una larga cola, la altura del taco que escojas será fundamental.

Danko Fotografía Mursell
Danko Fotografía Mursell

7. En armonía con el look

Finalmente, es importante también elegir primero el vestido, ya que así podrás armonizar ambos elementos. Es decir, si lucirás un vestido de novia estilo princesa, y con muchos detalles en cuerpo y falda, lo idóneo será inclinarte por unos zapatos más sobrios. Así equilibrarás el outfit, considerando además el peinado, el maquillaje y las joyas. Si, por el contrario, escogerás un traje minimalista, entonces anímate a jugar con los zapatos o elígelos en un color vibrante que combine con el ramo de flores.

Desde el peinado de novia hasta la punta de los zapatos, querrás lucir radiante en tu gran día; pero lo más importante es sentirte cómoda. Por eso, tanto si elegirás un vestido de línea sirena o un vestido de novia sencillo, preocúpate con tiempo de la búsqueda de los zapatos. Así podrás revisar y probarte cuantos pares quieras, hasta dar con el que sea perfecto para ti.