Bride me Up
Bride me Up

Si ya elegiste el vestido de novia, las joyas y los zapatos, entonces solo te quedará resolver cómo llevarás tu pelo en tu gran día. De hecho, el peinado de novia le podrá el broche de oro a tu estilismo, por lo que es una decisión que no deberías tomar al azar. La buena noticia es que propuestas hay para todos los gustos, desde peinados sencillos hasta apuestas más elaboradas. Guíate por el estilo de tu matrimonio y elije el tuyo.

1. Clásico: peinados recogidos

Tabare Fotografía
Tabare Fotografía

Sin duda, los peinados recogidos son perfectos para un matrimonio clásico, pues derrochan elegancia y sobriedad.  Si te inclinas por este estilo, puedes elegir un moño trenzado o rematado en un chongo. O bien, si prefieres una coleta, escoge entre una alta o baja, pero idealmente con el pelo bien tirante. ¿Y hay algo más sofisticado que una novia con un pulido moño alto? Y complementado éste con un fino tocado o diadema, mucho mejor. Cualquiera de estas opciones te permitirá, por lo demás, destacar tus piezas de joyería.

2. Romántico: peinados semirrecogidos

Carmen Bottinelli
Carmen Bottinelli

Versátiles y delicados, los peinados semirrecogidos son ideales para matrimonios románticos. Puedes apostar, por ejemplo, por unas ondas rotas suaves y recoger dos mechones de la parte frontal de tu melena, enrollándolos sobre sí mismos y asegurando el twist con un tocado de flores. Las opciones son muchas, aunque destacan especialmente los peinados semirrecogidos con trenzas, con cardados, con torzadas e, incluso, con rodetes de moño. Ahora, si buscas una opción simple y muy romántica, ondula todo tu pelo y recoge una sección de un solo lateral, sujetándolo con una horquilla o una peineta joya.

3. Boho: peinados trenzados

Eclectic Planners
Eclectic Planners

Aunque las trenzas se adaptan prácticamente a todos los estilos, sin duda, son protagonistas de los peinados de inspiración boho. Por lo tanto, si escogerás tu vestido de novia en este estilo, te encantará lucir una trenza espiga lateral, que abarque todo el pelo o una trenza diadema, que deje el resto suelto hacia atrás. Otras alternativas son la trenza francesa de raíz, la trenza cascada, la trenza texturizada, una coleta alta trenzada, una moño bajo con trenza o una corona trenzada. Para esta última, por ejemplo, solo tienes que dividir el cabello, hacerte dos trenzas y cruzarlas por encima de la cabeza, escondiendo los ganchos de una por debajo de los de la otra. Además, puedes darle un toque desenfadado, simplemente soltando unos mechones a cada lado.

4. Vintage: peinados con ondas marcadas

Jorge Sulbarán
Jorge Sulbarán

Las ondas marcadas, al estilo Old Hollywood, son ideales para aquellas novias que quieran evocar tiempos pasados. Solo tienes que definir la partidura en un lateral, que puedes colocar detrás de tu oreja o sujetar con una traba, mientras que el resto de tu pelo caerá libre con estas ondas. Puedes acompañar con un tocado de rejilla o con plumas para conseguir un look aún más vintage. Por lo demás, este estilo funciona muy bien también en las melenas cortas, por ejemplo, si tienes el corte Bob.

5. Urbano: peinados con rizos

Cristian Bahamondes Fotógrafo
Cristian Bahamondes Fotógrafo

El pelo crespo es tendencia y seduce especialmente a las novias urbanas. Por lo tanto, si te casarás en una boda de inspiración cosmopolita, no dudes en llevar tu pelo con rulos, ya sean recogidos en un moño desordenado, semirrecogidos, sueltos con un tocado, con partidura lateral o en una coleta alta con un pañuelo. Una propuesta innovadora, por ejemplo, es lucir dos trenzas de box desde la raíz, pero solo hasta la mitad, para que entonces aparezcan los rizos, generando un contraste muy interesante de texturas.

6. Glamuroso: peinados wet hair

La Joya Design
La Joya Design

Si intercambiarás tus anillos de oro con una celebración cargada al glamur, entonces los peinados de efecto húmedo serán tu mejor opción. La base de este estilo es demarcar la partidura al medio, hacia el lado, o bien, recoger todo el pelo hacia atrás en una coleta, procurando que el rostro quede totalmente despejado. El efecto mojado, en tanto, se consigue gracias a la aplicación de gomina, gel o una laca que brille y a la vez fije el cabello. ¿El resultado? Un peinado tremendamente glamuroso, con un acabado definido e impecable, que podrás llevar tanto si tienes el pelo largo o corto. De hecho, el pixie se ve de lo más atractivo al estilo wet hair. Como sugerencia, complementa tu peinado con unos aros en clave XL.

7. Millennial: peinados con pelo suelto

Amsale
Amsale

Los matrimonios millennials apuestan por la sencillez y, por lo tanto, si te identificas con esta tendencia, querrás lucir un peinado de novia con pelo suelto. Por ejemplo, puedes separar tu melena con una partidura al medio, alisar el pelo y lucir un flequillo abundante. O bien, llevar las puntas onduladas, para simplemente complementar con una corona de flores. Las ondas surferas, por ejemplo, son perfectas para lucir fabulosa “sin esfuerzo”. Es decir, te verás natural, pero igualmente estarás peinada. Ahora, si prefieres algo más elaborado, inclínate por un peinado con pliegues. El efecto se logra al hacer unos rizos sueltos de diferentes secciones regados por todo el cabello. Puedes combinarlo con un accesorio, como una tiara o diadema.

¡Ya lo sabes! Si quieres impactar en tu intercambio de anillos de matrimonio, no solo debes enfocarte en tu vestido de novia con encaje, sino que también, en el peinado. Eso sí, elige este último solo una vez que tengas definido el estilo de traje que llevarás.