Daniel Esquivel Fotografía

La emoción de estar comprometidos y querer gritar al mundo esas frases de amor puede hacer que no siempre se premedite la mejor manera de comunicarlo a los seres queridos. Por supuesto que hay mucha ansiedad y dan ganas de revelar la noticia cuanto antes, pero es importante que se haga con calma y no mostrar el anillo de compromiso de forma apresurada ni en un momento inoportuno.

Aunque hay que hacerlo con tiemsí, tengpo para que así las invitadas comiencen a pensar en sus vestidos de fiesta y los familiares puedan también, agendar ese gran día, es fundamental saber qué situaciones son las menos indicadas para contar la noticia que tan emocionados los tiene a ambos.

Tomen nota de los 5 momentos en los que definitivamente no deben anunciar su compromiso si no quieren que sea incómodo o fuera de lugar.

Después de una mala noticia

Por más que tengan el anuncio en la punta de la lengua y quieran sacar a relucir el hermoso anillo de oro, la peor idea del mundo es contar la buena nueva después de una mala noticia. Si un tío está enfermo, por ejemplo, no se verá muy bien que ustedes decidan ponerse a celebrar.

Por redes sociales antes que a la familia

Sabemos que la ansiedad puede hacer que recurran rápidamente a las redes sociales, sin embargo, hay que saber controlarse e ir por parte. Subir una foto del anillo de oro blanco, señalando claramente su compromiso, puede provocar un gran disgusto si aún no le han contado a su familia más directa.

En un ambiente tenso

Si sienten que no están las condiciones anímicas para hablar de arreglos de matrimonio o todo lo que tiene relación con la preparación de la boda, entonces, posterguen el momento y piensen en una instancia más adecuada para dar el anuncio. No hay peor idea que contar una buena noticia en un ambiente tenso o con malas caras.

En el cumpleaños o celebración de otra persona

Quitar el protagonismo a otra persona, nunca se ve bien. Por eso, si están en un cumpleaños, aniversario o algún otro tipo de celebración, dar el anuncio de matrimonio puede verse como una decisión de muy mal gusto. Siempre habrá otra oportunidad o, incluso, a veces es mejor planear una comida por cuenta propia para así dar la noticia y que todo se centre en ustedes.

Cuando aún no está conversado 100% entre los dos

Si todavía no es una decisión completamente acordada entre ambos novios, entonces aún no es oficial. Las dos partes deben estar de acuerdo y, por lo mismo, contarlo a sus seres queridos debe ser una decisión que se toma entre los dos para así evitar malos entendidos o una situación incómoda.

Ahora que tienen claro cuáles son los momentos en que no hay que anunciar su matrimonio y las razones, pueden seguir pensando en las frases bonitas de amor que se dirán frente al altar o en qué tipo de decoración para matrimonio elegirán para que ese día sea inolvidable y como siempre lo planearon. Sólo recuerden que es una fecha que compartirán con mucha gente y que ellos también quieren ser parte de la celebración desde el primer momento.