Lised Marquez Fotografía
Lised Marquez Fotografía

Además de apostar por una decoración para matrimonio sustentable o elegir un vestido de novia reciclado, también podrán contribuir con el medioambiente en su luna de miel. Por ejemplo, prefiriendo alojamientos con certificación ecológica o inclinándose por actividades propias del ecoturismo. Si es lo que desean para celebrar su postura de anillos de oro, revisen los siguientes tips que podrán tomar de inspiración.

Elegir un eco destino

No necesitan salir del país para disfrutar de la luna de miel, considerando además que viajar en avión es altamente contaminante. Siguiendo esa consigna, pueden escoger, por ejemplo, una cabaña o domo eco-friendly en las afueras de la ciudad y desde allí moverse libremente en bicicleta. No obstante, si desean ir más lejos y explorar otras regiones, encontrarán muchos hoteles ecológicos a lo largo y ancho de Chile. Por ejemplo, en San Pedro de Atacama, Valparaíso, Pucón, Chiloé, Puerto Natales e incluso en Rapa Nui. Todos ellos, hoteles que ofrecen instalaciones y servicios con el mínimo impacto medioambiental. Entre otras acciones, reciclan los residuos orgánicos, reducen el consumo de energía, cuentan con habitaciones para no fumadores y producen sus propios alimentos. Según lo que deseen para su luna de miel, encontrarán desde hoteles ecológicos de lujo, con jacuzzi y restaurantes de primer nivel, hasta acogedores hostales de tradición familiar.

Fotografías Andrés Acosta
Fotografías Andrés Acosta

Evitar el auto

Si quieren minimizar la emisión de gases contaminantes, escojan un destino que puedan recorrer a pie o en bicicleta. O, al menos, eviten lo más posible movilizarse en vehículo. En las grandes ciudades será imposible prescindir de un auto para salir a conocer. Sin embargo, hay otros lugares donde no necesitarán el traslado motorizado; por ejemplo, en ciudades pequeñas como Puerto Varas, que además de romántica, cuenta con varias opciones de alojamiento verde. Tras declarar sus votos con frases bonitas de amor, caminar de la mano por la costanera será uno de los panoramas más placenteros.

Practicar ecoturismo

Ya que a ambos los une la consciencia medioambiental, disfrutarán en su luna de miel practicando actividades como senderismo, observación de flora y fauna, observación geológica y de fósiles, observación sideral, fotografía de paisajes, excursiones en kayak y cabalgata, entre otras. Todas ellas, propias del ecoturismo, que reúne distintas actividades con la sostenibilidad y la preservación como eje central. Es decir, que su práctica no se traduce en ningún riesgo para el entorno, ni para las comunidades que habitan a su alrededor. Se trata de un turismo respetuoso en su vinculación con la naturaleza, que cada vez cobra más fuerza versus el turismo de masas.

Alex Molina
Alex Molina

Probar comida local

Olvídense de la gastronomía internacional por esos días y privilegien los sabores autóctonos de la zona donde se hospeden. En ese sentido, aprovechen los alimentos provenientes de huertas y cultivos, los productos de temporada, las recetas tradicionales y las especies típicas de cada región. Se sorprenderán descubriendo sabores que hasta entonces no conocían. De hecho, podrán repetirse la torta de matrimonio con ingredientes como murta, si estarán en el sur, o con papaya, si viajarán hacia el norte. Asimismo, no pierdan la ocasión de brindar y alzar sus copas de novios con algún vino blanco o tinto de carácter orgánico. Es decir, en cuya elaboración y tratamiento se excluyen pesticidas, herbicidas, fertilizantes y otros productos tóxicos.

Acampar bajo las estrellas

Otra manera de celebrar una luna de miel eco-friendly es reemplazando los hoteles o cabañas por una zona de camping. ¿Qué más romántico que dormir con las estrellas como telón de fondo? Si es lo que desean para estrenar sus argollas de plata, en Chile encontrarán decenas de reservas ecológicas y sorprendentes parajes donde podrán acampar. La zona del Valle del Elqui, por ejemplo, específicamente Cochiguaz, es considerado uno de los mejores lugares para acampar, con bellos paisajes e increíbles vistas del cielo nocturno gracias a la baja contaminación lumínica. Allí se localizan varias zonas de camping ecológicas, que no cuentan con electricidad, pero sí con otros servicios como restaurante, parqueo, áreas verdes, pozas naturales, duchas, lavadero, parrillas y quincho. ¿Lo mejor de todo? Que estarán a orillas del río Cochiguaz, donde podrán zambullirse o simplemente meditar.

ChrisP Photography
ChrisP Photography

Colaborar con la artesanía local

Finalmente, si desean adquirir souvenirs para sus familiares y amigos más cercanos, busquen en ferias artesanales o tiendas con artículos de producción local, que estén comprometidas con el cuidado medioambiental. De este modo, contribuirán al sostenimiento y crecimiento de la comunidad, a la vez que se llevarán unas lindas artesanías de recuerdo a casa.

Tal como ahorrarán papel en sus partes o escogerán adornos de matrimonio reciclados, como pizarras viejas con frases de amor, también podrán disminuir su huella de carbono en su primer viaje como marido y mujer. Tan solo deben proponérselo, organizarlo bien y aportarán así con un viaje respetuoso del planeta.