Además de realizar el acto simbólico de la unión de los novios, la celebración del matrimonio es también una constatación legal de esta unión, por lo que, según el caso específico de cada pareja, puede ser necesaria la realización de algunos trámites después de haber efectuado el enlace. A continuación, te dejamos algunos de los trámites más frecuentes que pueden ser requeridos según cada caso:

  • Matrimonio por la Iglesia. En caso de que elijan casarse por la Iglesia, los contrayentes tienen un plazo de 8 días naturales para acercarse a las oficinas del Registro Civil e inscribir el acta de matrimonio, donde se le pide a un oficial civil que realice el trámite y ratifique ante la ley el consentimiento mutuo que efectuó la pareja ante el ministro de la iglesia correspondiente. Para hacer este trámite tanto marido como mujer deben estar presentes.
 
 
  • Matrimonio Civil. El matrimonio civil tiene validez una vez realizada la 'Información' de los testigos al menos 90 días antes de la fecha de celebración del matrimonio. Si se quiere celebrar el matrimonio en un plazo mayor a esos 90 días entre la 'información' y el enlace, debe repetirse el trámite.
 
  • Separación de bienes. Además de la 'Sociedad conyugal', que es la opción que se valida por defecto con la celebración del matrimonio en Chile, en la cual los novios pactan compartir todos los bienes adquiridos antes y después del matrimonio, es posible en el momento del enlace, o con posterioridad, optar por otros regímenes patrimoniales: el de separación total de bienes, que se puede hacer mediante una escritura pública que, si se decide hacer una vez casados, se subinscribe en un plazo de 30 días tras efectuarse la redacción de la misma y tras lo cual ya no se puede volver al modo de sociedad conyugal. Otra opción es el 'régimen de participación de bienes gananciales', que si se elige tras el matrimonio se puede hacer también por escritura pública. Esta opción consiste en hacer un inventario de los bienes de cada uno antes de pactarse el régimen, los que serán administrados y están a disposición de cada una de las partes por separado.
 
 
  • Matrimonio entre chilenos en el extranjero. Si han celebrado el matrimonio en el extranjero, al volver a Chile deben registrarlo legalmente para que sea válido. Este trámite se hace en un registro especial en Santiago, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, eso sí, tras haber legalizado el certificado de matrimonio en el Consulado de Chile del país donde se realizó el enlace matrimonial. Esto también es válido para los matrimonios entre un extranjero/a y un chileno/a.