Ir al contenido principal
Matrimonios

Matrimonio entre parejas de distintas religiones: todo lo que deben saber

Aunque muchas parejas de distintos credos deciden casarse solo por el civil, otras llegan a un acuerdo para contraer nupcias por la iglesia de uno o de otro. Si se encuentran ante tal disyuntiva, aclaren todas sus dudas a continuación.

detalle del ramo de novia

detalle del ramo de novia

Con un 55% de la población, Chile sigue siendo un país esencialmente católico, según la última encuesta del Centro de Estudios Públicos. Pero a la vez, el panorama se diversifica cada vez más con el aumento de evangélicos (16%) y practicantes de otros credos. De este modo, no es raro que matrimonios de distintas religiones también vayan al alza en el país.

Y aunque algunas parejas prefieren facilitarse la tarea contrayendo nupcias solo por el civil y luego ofreciendo una ceremonia simbólica, hay otras que no renuncian a hacerlo ante la presencia de Dios. Revisen de qué modo es posible según cuatro religiones presentes en Chile.

En la religión católica

El Derecho Canónico reconoce dos tipos de uniones entre católicos y no católicos. Por un lado, los matrimonios mixtos, que son aquellos que se consuman entre un bautizado católico y un bautizado no católico. Y, por otro, los matrimonios con disparidad de culto, que se contraen entre un bautizado católico y un no bautizado.

Para el caso de los matrimonios mixtos, se requiere una licencia especial de parte de la autoridad eclesiástica.

En tanto, para los matrimonios por disparidad de culto, se debe solicitar una dispensa del impedimento para que el enlace sea válido.

En cualquier caso y, para legitimar el matrimonio, ambos novios serán instruidos por el párroco respecto a los fines (amor, ayuda mutua, procreación y educación de los hijos) y propiedades (unidad e indisolubilidad) esenciales del matrimonio, que deberán ser aceptados por el católico y por el no católico.

También se le informará al contrayente no católico sobre las promesas y obligaciones que tomará el católico, de modo que sea consciente de las mismas.

Y, por su parte, el contrayente católico deberá declarar que está dispuesto a evitar cualquier peligro de apartarse de la fe, y prometer que hará lo posible para que los hijos sean bautizados y educados bajo la religión católica. De todo esto quedará constancia por escrito en el expediente matrimonial. Además, ambos novios deberán asistir a las charlas prematrimoniales.

El matrimonio católico solo puede celebrarse al interior de una iglesia (capilla, parroquia, templo), pudiendo ser oficiado por un sacerdote, si será con Misa, o por un diácono, si será una Liturgia.

manos de los novios mostrando sus anillos de matrimonio

En la religión evangélica

Ya sean evangélicos bautizados o no bautizados en su iglesia, sí pueden contraer matrimonio con una persona que profese otra religión.

El requisito es que esa persona tome conocimiento de los pilares que sustentan el matrimonio evangélico y los acepte. Para ello, les pedirán asistir a charlas de conserjería pastoral, como a toda pareja, pero no necesitarán elevar ninguna solicitud. En ese sentido, no hay requerimientos especiales.

Las uniones evangélicas pueden realizarse en iglesias, casas particulares o centros de eventos, las que son precedidas por un pastor o ministro.

En la religión judía

En el caso de un matrimonio judío con alguien de otra religión, la mujer puede hacerlo, mientras que el hombre no.

La razón es que los hombres solo pueden casarse con mujeres judías, ya que únicamente de un vientre judío pueden nacer judíos, según lo profesa esta religión. Es de la madre de quien se heredan el alma y la identidad judía, mientras que la práctica del judaísmo la transmite el padre.

Una boda judía (Kudishín), oficiada por un rabino, puede celebrarse al aire libre o al interior de una sinagoga, pero siempre bajo un dosel nupcial denominado Jupá.

En la religión musulmana

Por su parte, el mundo musulmán acepta que un hombre pueda contraer matrimonio con una mujer no musulmana, pero una mujer musulmana no puede casarse con un hombre no musulmán.            El motivo radica en que la transmisión de la fe y la religión de los hijos corren por la vía paterna, según el Corán.

Las bodas musulmanas se realizan en una mezquita, siendo oficiadas por un imán, como se denomina al guía espiritual.

detalle de los novios en la mesa de matrimonio

¿Puede realizarse un doble matrimonio?

La respuesta definitiva es negativa. No obstante, si por ejemplo se trata de un matrimonio entre un católico y un evangélico por la Iglesia Católica, pueden consultar con su párroco si es posible que un pastor también esté presente durante la ceremonia.

Pero en ese caso, el pastor evangélico solo podría intervenir con una exhortación y una bendición, siempre que la iglesia donde se casen se los autorice.

Es decir, sería algo simbólico, ya que no es posible -en ninguna religión-, que dos ministros pidan y reciban simultánea o sucesivamente el consentimiento de los novios. Es que en ese caso se confundiría en nombre de qué iglesia se actúa y, por lo tanto, se rompería la seguridad jurídica.

Cuando el amor y el compromiso son fuertes, no les importará estar casados con distintas religiones de por medio. O, más bien, casados bajo una sola religión, la cual no profesan ambos. No obstante, siempre estará la opción de que uno de los dos opte por la conversión o, simplemente, se casen por las leyes del Registro Civil.