Matrimonios

Matrimonio entre parejas de distintas religiones: todo lo que deben saber

Aunque la católica sigue siendo la religión imperante en Chile, cada vez son más las parejas que no comparten el mismo credo. Si están en esta situación, aquí les contamos los pasos a seguir para poder casarse.

1

Moisés Figueroa

Si bien muchas optan por ceremonias civiles y simbólicas para simplificar las cosas, otras parejas deciden intercambiar anillos de matrimonio, aún cuando profesen religiones distintas.

Por lo tanto, si desean cumplir con el rito del vestido de novia y partir la torta de matrimonio, entre otros protocolos propios de un enlace nupcial, están en todo su derecho de poder hacerlo. ¿Con un grado de dificultad? Sí, pero nada que imposibilite que logren consagrar su vínculo como futuro matrimonio.

Aclaramos todas sus dudas en el siguiente artículo.

Tipos de matrimonio

Giovanni Taito

En Chile, el escenario religioso se diversifica cada vez más, con un 59% de católicos, 17% de evangélicos y un 19% que declara no pertenecer a ninguna religión, según datos de la última encuesta GfK Adimark.

Dentro de ese contexto, se conoce como matrimonio mixto a aquel que se consuma entre un bautizado católico y un bautizado no católico. Por ejemplo, un luterano, judío, anglicano, metodista o evangélico. El matrimonio con disparidad de culto, en tanto, corresponde a la unión entre un bautizado católico y un no bautizado.

En ambos casos, es posible celebrar la postura de anillos de oro mientras la parte católica declare que está dispuesta a evitar cualquier peligro de apartarse de la fe, y prometa que hará lo posible para bautizar a los hijos y educarlos en la Iglesia Católica. Además, se debe informar al otro contrayente sobre las promesas y obligaciones que declarará la parte católica.

Por su lado, al fiel no católico no se le pedirá nada a cambio; simplemente, que se dé por enterado. No tendrá que hacer ninguna declaración, ni afirmación o profesión de fe. Sin embargo, ambos deberán ser instruidos sobre los fines (amor, ayuda mutua, procreación y los educación de hijos) y propiedades esenciales del matrimonio (unidad e indisolubilidad) que no pueden ser excluidos por ninguno de los dos. Así lo regula el Código de Derecho Canónico, con el fin de preservar la fe católica de uno de los contrayentes.

Celebración del matrimonio

Hey Flash

El matrimonio mixto ha de ser celebrado con la forma canónica, es decir, ante el Ordinario del lugar o el párroco que pide y recibe el consentimiento, además de dos testigos.

Si está presente el pastor no católico, por ejemplo evangélico, puede intervenir con una exhortación, incluyendo oraciones con frases cristianas de amor y con la bendición final durante la ceremonia. Sin embargo, no es posible que juntos, los ministros católico y no católico, pidan y reciban simultánea o sucesivamente el consentimiento, porque no se sabría en nombre de qué Iglesia se actúa.

O sea, no se permite que, ni antes ni después de la celebración católica, se emita o renueve el consentimiento, pues se crearía una inseguridad jurídica.

En otras palabras, solo está autorizado que el ministro no católico esté presente y tome parte en la liturgia, quedando la petición y la recepción del consentimiento matrimonial siempre como una obligación y derecho exclusivo del asistente católico.

Con respecto a las charlas prematrimoniales, que se recomiendan tomar unos seis meses antes de entregar sus encintados de matrimonio, las debe cumplir toda pareja en la que uno de sus miembros pertenezca a la religión católica, ya sea un católico con una persona de otro culto, atea o agnóstica.

Dónde casarse

Loica Fotografías

El matrimonio mixto, es decir, entre una parte católica y otra parte bautizada no católica; así como en disparidad de culto, entre un católico y un no bautizado, deben celebrarse en una iglesia parroquial.

Sin embargo, con licencia del Ordinario del lugar, es decir, del Obispo y Vicario zonal, el intercambio de argollas de plata puede realizarse en otro lugar conveniente para los novios, apelando precisamente a este tipo de enlaces. Ello, pues los administradores parroquiales entienden que a la familia de la parte no católica (padres, hermanos, etc.) se le puede dificultar asistir a un templo católico.

En este caso, el matrimonio se puede realizar en otro lugar, pero sin celebración de Misa, pues la eucaristía es la culminación de la unidad eclesial.

Ya ven que todo es posible, mientras se informen y respeten los protocolos de cada credo. Así podrán tener la celebración que siempre soñaron, con la decoración de matrimonio que más les acomode y personalizando sus votos con frases de amor que reflejen el compromiso que tomarán de vida, más allá de la religión.

Otros artículos que te pueden interesar