Si te vas a casar con un extranjero, o con un chileno, pero han decidido realizar el enlace fuera de nuestras fronteras, es importante tener claro que después del matrimonio por las leyes del lugar que elijan será necesario realizar algunos trámites añadidos, si quieres que tu matrimonio sea válido en Chile. Para realizar los trámites necesarios tienes dos opciones:

Validarlo en el Consulado de Chile.

Es la opción más rápida: tras el matrimonio, se pueden acercar al Consulado chileno en el país donde se encuentren y solicitar directamente la inscripción, que quedará reconocida por el Registro Civil de Chile y el enlace totalmente validado. Para ello, tendrá que presentarse la pareja debidamente identificada con el pasaporte o documento de identidad, y además:

  • Presentar el certificado de matrimonio expedido por las autoridades del país donde se casaron.
  • Elegir el régimen patrimonial con que quieren inscribir el matrimonio (sociedad conyugal, separación de bienes o participación en los gananciales). Si no optan por ninguno, en el extranjero se activa automáticamente la separación de bienes.
  • Abonar el costo del trámite, que es de US$ 5 (cinco dólares).

 

Validación en Chile.

Si por alguna razón no has podido hacerlo antes de volver a Chile, también puedes validar el matrimonio aquí, pero es un trámite algo más largo. Los requisitos son:

  • Presentar el certificado de matrimonio expedido por las autoridades del país donde se casaron, legalizado en el Consulado de Chile de ese país (es decir, que tendrás que haber pasado por el consulado de todas maneras).
  • Después, legalizar el certificado de matrimonio también en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Santiago.
  • Una vez legalizado, ya se puede presentar en las oficinas del Registro Civil, en el departamento de extranjería, que lo validará según la ley, de acuerdo al artículo 4° N° 3 de la Ley N° 4808, sobre registro civil.