Hasta mediados del 2014 no existían en Chile facilidades vacacionales para los contrayentes de matrimonio. Sin embargo, el 18 de julio de ese mismo año se publicó en el Diario Oficial la ley número 20.764, que modificó el Código del Trabajo y que beneficia desde entonces a los novios con el derecho a tomar días libres. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre la legislación si estás planeando casarte próximamente.

¿En qué consiste el permiso?

La ley en cuestión otorga un permiso de vacaciones para todo trabajador o trabajadora que contraiga matrimonio civil o religioso. El derecho consta de cinco días hábiles continuos de permiso pagado, adicional al feriado anual, independientemente del tiempo de servicio que se haya prestado a la empresa.

Se podrá hacer uso de este derecho, a elección del trabajador, en el día del matrimonio y en los días inmediatamente anteriores o posteriores al de su celebración.

Cabe señalar que el permiso no se puede ejercer en un momento distinto al fijado, ni fraccionarse. En ningún caso tampoco se puede acumular o juntar con las vacaciones.

¿Cuándo y cómo debo dar aviso?

Como se establece para todo trabajador, debes solicitar el permiso a tu empleador o jefatura directa con treinta días hábiles de anticipación, contados desde el primer día que harás uso del beneficio. La solicitud debes hacerla por escrito, de modo que quede un respaldo de ella.

Además, tienes que presentar, dentro de los treinta días siguientes a la celebración, el respectivo certificado de matrimonio del Registro Civil e Identificación.

¿A quiénes beneficia esta norma?

Lo primero a considerar es que este permiso beneficia a los trabajadores y trabajadoras que opten por contraer matrimonio civil, así como ante entidades religiosas de derecho público debidamente inscrito y que cumpla con las formalidades legales establecidas al efecto.

Luego, el beneficio funciona para los que dependan de cualquier empleador, incluidos aquellos que trabajan desde su domicilio y, en general, a todos los que estén acogidos a algún sistema previsional.

¿Qué pasa si me niegan el permiso?

Si por alguna u otra razón te enfrentas con este escenario hostil, debes acudir a una oficina de la Inspección del Trabajo para denunciar a tu empleador.

¿Acceden al beneficio los trabajadores con contrato a honorarios?

No. En ese caso se trata de una figura distinta que involucra la prestación a honorarios, que significa un arriendo de los servicios profesionales y técnicos y, por lo tanto, no se vincula como relación laboral. Este tipo de contrato está regulado por el Código Civil y no por el Código del Trabajo, lo que se traduce en que el beneficio no se aplica para estas personas.

¿Qué pasa si mi trabajo es de fines de semana?

Si trabajas, por ejemplo, solamente los sábados y/o domingos, quedarás fuera de este beneficio al tratarse de días hábiles los que otorga la ley. Para estos efectos, el Código del Trabajo no considera hábil al sábado, mientras que el domingo es un día festivo. Y ya que se trata de cinco jornadas continuas, sin posibilidad de acumularse, de ninguna forma podrás acceder a este permiso por matrimonio.

¿Qué ocurre si son segundas nupcias?

Puedes gozar de los mismos beneficios que otorga esta ley. Mientras subsista el vínculo laboral con el trabajador o trabajadora, no importa que sea tu segundo o tercer matrimonio. Se respetarán tus cinco días hábiles de permiso en cualquiera sea el caso.