Muchas parejas ya tienen hijos cuando deciden casarse, y en este caso cuando se trata de luna de miel las cosas pueden cambian un poco. Por una parte quieren pasar un momento en pareja y disfrutar el uno del otro y por otra compartir con sus retoños o no estar tanto tiempo lejos de ellos. Entonces qué hacer con la luna de miel.

Es posible que después de mucho pensarlo el viaje de novios se convierta en un viaje familia. ¿Y por qué no? Si todo está bien pensado pueden pasar unos momentos muy agradables juntos. Hoy les traemos algunos consejos que no pueden dejar pasar para que tengan una hermosa luna de miel en familia:

  • Viajar con niños puede ser un placer o una pesadilla. Nuestro consejo es que busquen un destino cercano, pues lo que más agota a los pequeños es el viaje.
  • Busquen un hotel todo incluido, sin olvidar que éste debe tener un club infantil con monitores y actividades para los niños, eso les encantará.
  • Otra alternativa es alquilar una casita rural o un departamento, eso sí procuren que esté en una zona tranquila y que tenga piscina y parques infantiles.
  • Embarcarse en un crucero con toda la familia puede ser una gran experiencia. Eso sí, antes hay que elegir con cuidado cual es el crucero más adecuado para toda la familia. Debe ser perfecto para que ustedes pasen momentos agradables en pareja y para que los niños estén seguros y felices a bordo.
  • Piensen en las actividades que puedan compartir con sus hijos dependiendo de sus personalidades y gustos y hagan un itinerario de todo lo que harán en su viaje. Organícense para pasar momentos en pareja y disfrutar.