Arteynovias
Arteynovias

Aunque el origen de muchas supersticiones se ha ido borrando con el paso del tiempo, lo cierto es que los significados han trascendido, convirtiéndose algunas en tradiciones incuestionables. O acaso, ¿quién se deja ver con el vestido de novia puesto previamente por su pareja? O, ¿quién no ha llevado un anillo de oro de su abuela que representa el "algo viejo"? Si estás planificando tu postura de anillos de matrimonio, no te pierdas estas 10 supersticiones relacionadas con el atuendo nupcial.

1. El novio no puede ver el vestido

Esta costumbre viene de tiempos lejanos cuando los matrimonios se arreglaban con fines económicos o sociales. Con el propósito de que el hombre no se arrepintiera y, por lo tanto, deshiciera el acuerdo, es que se usaba que los novios no se vieran hasta llegar al altar. Con los años esta modalidad cambió y se asoció con un augurio de mala suerte en el matrimonio si acaso el hombre veía con el vestido puesto previamente a su futura esposa. Por otra parte, también se consideraba de mala fortuna que la novia se mire al espejo luciendo el conjunto completo antes del día de la boda. Es decir, vestido, zapatos y accesorios.

Totem Weddings

2. La protección del velo

Esta prenda encuentra sus orígenes en el mundo romano. Por aquellos años, las novias llevaban un velo como protección en contra de los malos espíritus envidiosos de su felicidad. Por estos días, el velo sigue siendo un elemento clave, sobre todo en ceremonias por la Iglesia, pero simboliza pureza.

3. Usar algo azul

Esta costumbre se remonta al antiguo Israel, en donde las novias llevaban una banda azul en la cabeza como símbolo de pureza y fidelidad. Hoy, la creencia no se limita al cabello, pero mantiene su significado intacto. Hay novias que lo llevan en su ramo, sus joyas o zapatos.

Flores Milán
Flores Milán

4. Poner una moneda en el zapato

Es un augurio de seguridad económica y prosperidad durante el matrimonio. La tradición, que antes se hacía con monedas de oro o plata, dicta que la moneda debe ser puesta en el zapato izquierdo de la novia. Por otro lado, dicen que si te encuentras una arañita en el vestido, también es un vaticinio de solidez financiera.

5. No llevar joyas con perlas

Cuenta un mito que las perlas, al igual que las conchas, vienen cargadas de sal marina y, por lo tanto, pueden augurar mala suerte al matrimonio. Por otro lado, las perlas simbolizan lágrimas cristalizadas, por lo que si eres supersticiosa mejor no lucirlas.

6. La importancia de la liga

Viene de las novias de la corte francesa del siglo XIV, en las que ser invitado a una boda real era todo un símbolo de alto estatus y prestigio. Por lo tanto, para demostrar que habían estado en la celebración, al finalizar los caballeros se lanzaban tras la novia con el objetivo de conseguir un trozo de su vestido, que luego enmarcaban y exhibían con orgullo en sus residencias. Sin embargo, para proteger a la contrayente, se decidió que fuese el novio quién gentilmente soltase trocitos de tela desde la pierna de la novia y los lanzase a los chicos solteros. Hoy en día, según la tradición, quien agarra la liga será el próximo hombre en casarse.

Andrés Alcapio

7. Ojo con los accesorios heredados

Esta creencia tiene que ver con que la suerte del primer dueño se transmite al nuevo portador. Es decir, si quieres usar en tu ceremonia un collar o prendedor que has heredado de tu abuela, más te vale que ella haya gozado de un matrimonio feliz.

8. No al amarillo

Durante siglos se creyó que casarse con un vestido amarillo era de mala suerte, ya que éste es el color que se tiende a asociar con los celos. Por el contrario, la tradición manda que el atuendo debe ser blanco, pues representa pureza.

9. Algo viejo, algo nuevo y algo prestado

Si eres una novia supersticiosa, esta tradición no te puede faltar. Se trata de incluir algo viejo en tu look, que valida la historia de cada persona y sus raíces; algo nuevo, que simboliza el comienzo de una etapa y futuro próspero; y algo prestado, que representa buenos deseos y fraternidad. Por lo general, lo viejo suele estar cubierto por algún broche o pañuelo; lo nuevo por el vestido de novia de encaje; y lo prestado por alguna joya familiar o de una amiga.

La Negrita Photography
La Negrita Photography

10. ¿Coser el atuendo?

Esta creencia estipula que si la novia se involucra en la confección de su vestido, la cantidad de puntadas que dé será la cantidad de lágrimas que derrame durante el matrimonio. Y por el contrario, para atraer la buena suerte, la última puntada debe ser zurcida por la contrayente minutos antes de que comience su procesión hacia el altar. De esta forma, se asegurará un casamiento feliz.

Si eres una novia supersticiosa, puede que estos 10 datos sean de todo tu interés. Y si estas creencias no son lo tuyo, entonces, que sean de ayuda para distraerte de los preparativos de la decoración de matrimonio que tienes pendiente. ¿Aún debes encargar la torta de matrimonio? Tranquila que siempre tendrás el apoyo de tus proveedores para que todo resulte perfecto.