Javiera Vivanco
Javiera Vivanco

Tanto si intercambiarán sus anillos de matrimonio a mediodía o en la noche, en invierno o verano, el cóctel de bienvenida será de los momentos más esperados.

Por lo tanto, si quieren sorprender a sus invitados, no solo con el vestido de novia, la cena o la decoración para matrimonio, inclínense por un aperitivo que sea del gusto de todos: ¡Las empanadas!  Ya sean en formato rústico o más gourmet, acertarán con esta sabrosa elección.

1. Empanadas de pino

Casona El Bosque
Casona El Bosque

Aunque se encuentran durante todo el año, es en Fiestas Patrias cuando aumenta el consumo de las tradicionales empanadas de pino al horno. Esta preparación, típica de la zona central, en su receta original incluye carne de vacuno cortada en cuadritos, cebolla, pasas, huevo duro, aceitunas negras, ají de color y una pizca de comino.

Pueden ofrecerlas durante el cóctel en su formato normal, o bien, en versiones más pequeñas para comodidad de los comensales. También pueden diferenciar entre empanadas de pino con ají o sin ají, y con carne picada, carne molida o carne mechada, entre otras variaciones.

Se trata de una sabrosa y jugosa preparación, ideal para degustar con un vino tinto de cuerpo mediado; de preferencia, un Carmenere.

2. Empanadas de queso

La Negrita Photography
La Negrita Photography

Independiente de la fecha en que sea la postura de anillos de oro, otra receta que no puede faltar es la sencilla, pero deliciosa empanada frita de queso. Son típicas también en la cocina chilena y perfectas, por ejemplo, para acompañarlas con un refrescante vino espumante.

Ahora, si bien el queso se defiende solo, siempre podrán darle versatilidad a su cóctel ofreciendo empanaditas con variedad de ingredientes. Por ejemplo, de queso/jamón, queso/champiñón, queso/espinaca, queso/pollo/ciboulette, queso/camarón, queso/aceituna y queso/tomate/albahaca, entre otras. Todas pueden ser fritas o al horno.

3. Empanadas de mariscos

Carmen Arismendi
Carmen Arismendi

Mientras que las de pino evocan inmediatamente al mes de septiembre, las empanadas de queso con mariscos son perfectas para traer a la memoria los días de verano frente al mar.

Deleiten a sus invitados con una selección de empanadas que incluyan diversos mariscos como machas, almejas, ostiones, choritos, jaibas, pulpos, locos o camarones.

Las empanadas de mariscos generalmente se fríen en aceite, aunque también se pueden hornear. Para acompañarlas, lo más recomendable es ofrecer vino blanco, ya sea Chardonnay o Sauvignon Blanc. En ambos casos, cepas que armonizan con los aromas y peso de los maricos, a la vez que refrescan con su suave acidez la sensación de fritura.

4. Empanadas vegetarianas y veganas

Javiera Vivanco
Javiera Vivanco

Champiñón, espinaca, choclo, cebolla, ciboulette, cilantro, pimentón, zanahoria, acelga y aceitunas, son solo algunos rellenos que encontrarán si buscan empanadas vegetarianas y veganas para satisfacer a todos sus invitados.

Incluso, si desean ofrecer una empanda de pino sin ingredientes de origen animal, pueden inclinarse por un pino de carne de soya con cebolla y especias, con harina de trigo integral. Un Pinot Noir, de cuerpo mediano y notas terrosas, será perfecto como maridaje de empanadas veganas o vegetarianas.

Las mismas pizarras en que escribirán frases bonitas de amor, por ejemplo, pueden utilizarlas también para anotar los ingredientes de estos bocadillos.

5. Empanadas dulces

Enjoy Antofagasta
Enjoy Antofagasta

Y, finalmente, si no quieren esperar hasta la torta de matrimonio, pueden incluir en el cóctel algunas empanadas dulces. Entre ellas, recetas típicas de la gastronomía chilena, principalmente del sur, como son las empanadas rellenas con manzanas, membrillos o peras. De sabores dulce y crujientes, sí o sí deben ser acompañadas por un vino aromático y frutal. Seguro logran sorprender a sus invitados con estas empanaditas dulces.

Consejos

Felipe Didier
Felipe Didier

Si se inclinarán por una decoración para matrimonio campestre o con raíces chilenas, no les puede faltar en el cóctel la tradicional empanada de pino, idealmente acompañada por pebre o chancho en piedra.

Eso sí, las empanadas en general se pueden adaptar de acuerdo al tipo de celebración. Por ejemplo, las dulces serán muy bienvenidas en un enlace en pleno invierno, mientras que las de mariscos serán ideales para una boda veraniega al aire libre.

Por otro lado, pueden jugar con los tamaños y montajes para darle versatilidad a su recepción. Ya que serán los primeros bocados que probarán sus familiares y amigos, preocúpense de la cantidad, pero también de la presentación. Las canastas, por ejemplo, son un buen soporte para empanaditas.

Tras intercambiar sus promesas con románticas frases de amor, sus invitados estarán ansiosos por felicitarlos, pero también por disfrutar del cóctel. Por eso es que no fallarán si incluyen empanadas, que además podrán acoplar con los adornos de matrimonio. Especialmente en temporada de Fiestas Patrias.