La humita dejó de ser de uso exclusivo para novios que llevan esmoquin. Actualmente, la humita se ha transformado en una buena alternativa a la clásica corbata. Hoy la podemos ver con todos los tipos de trajes y estilos de novios. Gracias a su gran variedad de telas, colores, estampados y texturas, la encontrarás de seda, de hilo, negras, blancas, y hasta de un particular material como la madera, que te permite lucir un look único y original.

  • En caso que hayas optado por lucir un traje clásico, te sugerimos llevar una humita simple y sobria, que combine con el color de tu traje.
  • Si tu estilo es más audaz, y estás pensando en un traje de lino, lana fría o paño, puedes optar a combinarlos a la perfección con una humita de colores vivos y estampados.
  • Si llevarás esmoquin, la humita es tu única opción. Sin embargo, puedes variar y reemplazar la humita negra por una blanca.
  • Si tu look es menos formal o de estilo hipster, sin chaqueta y con suspensores, la humita acentuará tu estilo y te hará lucir distinguido, sin perder tu sello personal. En este caso, anímate con originales y singulares humitas de colores, estampadas, e incluso de materiales innovadores.