No todo es vestidos de novia o maquillaje; ellos también se preocupan de qué usar el día de su matrimonio. Y es que cada vez son más los novios que buscan alternativas para vestir en ese importante día y, por lo mismo, también han surgido nuevas tendencias para aquellos que quieran marcar la diferencia.

Así, mientras los peinados de novia concentran toda la atención de ellas, las corbatas y las humitas serán la tentación de los novios que buscan reflejar su propio estilo en el día de su boda. Lo importante es elegir la opción que mejor se complemente con el look de la novia, e incluso que combine con algunos detalles de la decoración para matrimonio, si es posible.

¿Aún no te decides? A continuación encontrarás algunas ideas y tips que te pueden ayudar.

Si eliges corbata

La corbata suele ser el complemento más tradicional y elegante al que optan los novios. Las hay de diferentes tipos, grosores y estampados, por lo que es fundamental elegir según la personalidad del novio y su propio gusto. Este accesorio es clave en el look de todo novio y, sin duda, lo que marcará un sello en su estilo.

No olvidar

  • La corbata debe ir ad hoc con el resto del outfit. Lo primero que debes elegir es el traje y la camisa, para luego buscar una corbata que combine tanto en colores como en estilo con todo lo demás.
  • El largo de la corbata debe ser hasta la cintura, ni más ni menos. Estos detalles son los que dan muestra de conocimiento estético y permitirán que el look del novio se vea impecable de pies a cabeza.
  • Ojo con el nudo: no debe ser ni muy apretado ni muy holgado y lo ideal es amarrarlo en forma triangular, buscando un buen equilibrio.
  • El ancho de la corbata también es un aspecto importantísimo. Debes evaluar cuál queda mejor con tu look. Una técnica para elegir el ancho adecuado es compararlo con el grosor de la solapa del blazer; idealmente deben medir lo mismo para así generar un efecto visual armónico.

Si eliges humita

Puede servir para un traje muy elegante, como para uno casual. En el primer caso, preferiblemente debe usarse con frac o esmoquin, o también puede funcionar con los trajes de sastre; mientras que en el segundo y dependiendo del tipo de humita, queda muy bien en novios con un estilismo más informal. Finalmente, todo depende del gusto personal.

No olvidar

  • La forma del rostro del novio es fundamental en la elección de una humita. Si tiene una cara alargada, entonces se recomienda usar una humita ancha. En caso opuesto, si su rostro es redondeado, debe usar una humita con un diseño delgado.
  • Los novios más atrevidos pueden incluso complementar la humita con otros accesorios, como por ejemplo unos suspensores, que en conjunto lograrán un look entre vintage y moderno. Ideal para usar en una boda con decoración de matrimonio campestre al aire libre, donde la novia, por su parte, pueda lucir sus trenzas lindas o peinado relajado.
  • Otros complementos perfectos para usar con humita son los pañuelos de seda en el bolsillo y la flor del ojal. Un trío dinámico que no falla y que se llevará varias frases bonitas de amor de parte de los invitados.

Ahora la decisión es tuya. Lo más importante es que, ya sea humita o corbata, te sientas cómodo y olvides todas las anteriores preocupaciones como la elección de los anillos de compromiso, la decoración o la búsqueda de copas de novios perfectas. Sólo queda disfrutar.