Si ya tienes comprado el anillo de compromiso y ahora sólo estás pensando en cuál es el momento indicado para pedir la mano, acá encontrarás muy buenas ideas. Y es que el cine siempre ha sido un motivo de inspiración y con estas escenas y sus frases de amor, queda más que comprobado.

En un restaurant, bajo la lluvia, sobre un escenario, aquí hay para todos los gustos y personalidades. Sólo debes tener el anillo de oro o de plata listo y sacarlo en el momento preciso, sea hombre o mujer quien haga la gran pregunta.

Atención, entonces, con las siguientes películas que te ayudarán en este importante y romántico momento.

Orgullo y prejuicio (2005)

Según muchos se trata de una de las películas más románticas de las últimas dos décadas y esta escena en particular, es una de las más memorables. Basada en la aclamada novela de Jane Austen, cuenta la historia de amor entre la joven Elizabeth Bennet y el misterioso Sr. Darcy, quienes se aman secretamente y sólo al final de la película se confiesan su amor.

La escena los muestra a ambos al amanecer, con un hermoso paisaje de fondo. Entonces el Sr. Darcy se declara a Elizabeth y pide su mano. Es un momento muy simbólico, ya que el amanecer representa un nuevo comienzo y el inicio de su vida juntos.

Love actually (2003)

Si le quieres pedir matrimonio a alguien de otra nacionalidad, entonces esta escena es la indicada. En Love Actually, el personaje interpretado por Colin Firth dedica frases bonitas de amor a su enamorada, que es de origen portugués, por lo que aprende el idioma y llega al restaurante donde ella trabaja para pedirle que sea su esposa.

Una de las escenas más románticas y emocionantes, ya que no sólo implica aprender otro idioma, sino atreverse a pedir matrimonio en público. Sin duda, un momento inolvidable para ambos, pero también para todos los desconocidos presentes que querrán ponerse de pie a aplaudir su amor.

Quédate a mi lado (1998)

Y si estás buscando una idea 100% original, en la película protagonizada por Julia Roberts y Susan Sarandon encontrarás la respuesta. Aquí es Ed Harris quien, antes de irse a dormir juntos, sorprende a Julia Roberts con una pequeña caja que normalmente traería una argolla de plata o de oro, pero no: lo que ella encuentra es un hilo. Él lo toma y une el dedo de ella con el suyo, dándole a entender que quiere que pasen su vida juntos. La simpleza y la honestidad de esta escena la convierten en una de las más románticas del cine.

Johnny & June: pasión y locura (2005)

Inspirada en el romance de Johnny Cash y June Carter, esta cinta musical tiene una escena imposible de olvidar. Si tienes personalidad, entonces querrás imitar el momento en que Johnny Cash le pide matrimonio a June, arriba de un escenario y en medio de uno de sus conciertos. El músico detiene todo y sorprende con sus frases de amor para dedicar a su novia, quien queda totalmente impactada con la propuesta. La respuesta es sí, por supuesto, seguida por un beso que confirma el amor que sienten el uno por el otro.

Cuatro bodas y un funeral (1994)

En esta película se pueden ver muchos vestidos de novia sencillos y otros más ostentosos, sin embargo, nada es tan emocionante como la propuesta de matrimonio, protagonizada por Hugh Grant y Andie MacDowell. Bajo la lluvia podemos ver uno de los diálogos menos convencionales, pero al mismo tiempo más llenos de humor y originalidad, ya que él le pregunta a ella si quiere “no casarse” con él, a lo que ella responde: acepto. Ironía a flor de piel, pero también mucho romanticismo.

¿Ya te inspiraste? Ahora toma el anillo de matrimonio, ármate de valor y comienza a imaginar lo hermosa que será la boda, los vestidos de novia, la decoración y absolutamente todo en ese día que ambos darán el sí.