Marco Gonzalez Fotografía

Sin que pierdan su esencia, son muchos los ritos que se han ido adaptando a los nuevos tiempos, como elegir un vestido de novia en otro color, incluir frases de amor célebres en la declaración de votos y pedir dinero en reemplazo de la tradicional lista de novios.

Se trata de una modalidad que les permitirá cubrir costos de su postura de anillos de matrimonio, aunque también podrán darle un carácter benéfico. Revisen todas las claves sobre cómo solicitar el dinero, a continuación.

Antigua tradición

Con los años se han desvanecido algunas costumbres y supersticiones ligadas al matrimonio. Entre ellas, la recaudación de dinero que se hacía durante la fiesta, a través de un acto conocido como “el baile del billete”.

Como es de suponer, los novios aprovechaban una canción durante el banquete para reunir dinero y el sistema consistía en lo siguiente: si un invitado quería colaborar, debía sacar a bailar a la novia y pender de su vestido un billete con un alfiler. Y, por el contrario, si era una mujer la que deseaba aportar, entonces tenía que repetir el procedimiento, pero con el novio. La idea era bailar solo un fragmento de la canción para que varios alcanzaran a hacer su donación.

Hoy en día, si bien no es lo habitual, todavía existen algunas culturas en el mundo que mantienen esta costumbre, ya sea por necesidad, diversión o amor a las raíces. Eso sí, muchos han reemplazado el alfiler por dejar sobres en las mesas para el aporte.

No regalos, sí dinero

En la actualidad, si bien las listas de novios aún son la modalidad más común para hacer regalos, hay muchas parejas que prefieren derechamente que el obsequio sea entregado en dinero. Por eso, en vez de inscribirse en alguna multitienda, incluyen la cuenta corriente en el parte nupcial junto a las coordenadas del evento para el correspondiente depósito.

Este formato es ideal para aquellos novios que ya viven juntos hace un tiempo y, por lo tanto, no necesitan muebles ni artículos para montar un nuevo hogar. Sin embargo, sí les será muy útil para cubrir, por ejemplo, los costos del banquete, adornos de matrimonio, la iluminación y DJ.

Estilo mixto

También pueden inclinarse por la modalidad en la que sean los invitados quienes decidan, de acuerdo a sus posibilidades, si quieren regalar un obsequio físico o una transferencia en dinero. Para eso, pueden adjuntar con el parte matrimonial una tarjeta con el número de cuenta y una frase bonita de amor, pero sin ninguna instrucción para no comprometer a nadie.

Así, sus familiares y amigos quedarán en total libertad de elegir qué es lo que más les conviene, pudiendo optar entre la lista de novios o el depósito monetario.

Lista de luna de miel

¿Y si mejor juntan dinero para la luna de miel? Hoy en día hay varias agencias que se especializan en las listas de luna de miel, organizando el viaje, por un lado y recaudando el dinero, por el otro. Para ello, ofrecen programas y experiencias de distintos valores, como una cena en altamar, día de city tour o excursión al zafari, según el destino que elijan, que los invitados pueden ir comprando a través de sus depósitos.

Así, mediante estos aportes se irá configurando la luna de miel y ustedes no tendrán que preocuparse por nada más que llevar sus copas de novios para brindar. Funciona igual que una lista tradicional, ya que sus invitados podrán escoger los regalos desde la página web de la agencia con un click. Eso sí, no olviden consignar esta información al momento de enviar el parte.

Listas de boda solidaria

Otra opción, si quieren darle a su matrimonio un sentido social, es que elijan alguna institución para que sus invitados donen dinero a ésta. Corresponde a una modalidad ideal para parejas que comparten alguna causa o cruzada, pero que además no necesitan contrarrestar los gastos de la boda. Si optarán por la lista solidaria, pueden seleccionar una o más organizaciones para la beneficencia, ya sean chilenas o extranjeras.

¿Cómo funciona? Depende de cada institución, aunque la mayoría, además del depósito electrónico, ofrece la opción de entregar alcancías para que los invitados hagan su aporte en la celebración, el cual será retirado en el momento por algún representante. Solo de ustedes dependerá a qué organización quieren destinar la beneficencia y en qué momento realizar este rito, por ejemplo, después de partir la torta de matrimonio o antes del baile.

Eso sí, conviene avisar que se hará de este modo, para que los invitados vayan preparados.

Depósito anónimo

Sastrería de Papel

Y una última propuesta, quizás la menos usada, pero no por ello poco interesante, consiste en instalar un buzón el mismo día en que celebren su enlace nupcial, ya sea a la entrada de la recepción o al interior del centro de eventos.

La idea es que sus familiares y amigos entreguen ahí su regalo a través de sobres, considerando que quizás a muchos les pueda incomodar, si es por depósito bancario, que los novios se enteren de la cifra obsequiada. De lo contrario, con este sistema los aportes quedarán en secreto, aunque los que quieran firmar sus sobres, lógicamente podrán hacerlo.

Ya ven que hay varias formas de pedir dinero sin que parezca imprudente o descortés. De hecho, para muchos invitados también será la mejor opción, ya que así solo tendrán que ocuparse de elegir los trajes y vestidos de fiesta que lucirán en la postura de anillos de oro. A fin de cuentas, ¡será más práctico para todos!