Si ya tienes el anillo de compromiso, pero no sabes cómo ni dónde pedir la mano, el contexto de una cena romántica siempre será una buena opción. Solo tendrás que preparar bien la sorpresa y, entre otras cosas, elegir las frases con que te declararás y pedirás matrimonio.

Así tendrás todo bajo control y podrás concentrar tus energías únicamente en disfrutar el momento. ¿Estás deseando pasar al próximo paso con tu polola o pololo? Entonces no te pierdas estos 8 secretos para pedir la mano en una cena.

En un restaurante

1. Has la reserva con tiempo

En la pedida de mano no conviene improvisar, al menos, no con la locación. Por lo tanto, una vez que definas un restaurante, has la reserva y posteriormente confirma para asegurarte de que todo está bien.

Respecto al restaurante, puedes escoger el mismo al que van siempre, ya que seguro ahí habrán pasado buenos momentos o, si prefieres, busca alguno temático, con música en vivo o de comida exótica para que rompan la rutina. Otra propuesta es elegir un restaurante en una azotea o terraza en altura, de modo que la vista sea un complemento del emocionante momento que ahí vivirán.

2. Define qué vas a hacer

Sea cual sea el restaurante que elijas, seguro no tendrán ningún inconveniente en ayudarte a organizar la pedida de mano. Es más, el administrador podrá darte algunas ideas, por ejemplo, montar una mesa un poco más apartada del resto, escribir la propuesta de matrimonio con chocolate en el plato del postre o colocar una canción especial una vez que entregues el anillo.

Si necesitas coordinarte con el staff del restaurante, es importante que tengas claro lo que vas a hacer. Además, previamente podrás pedir que algún cómplice grabe el momento o que les tome fotos. Considera, eso sí, dejar una buena propina.

3. Con o sin invitados

Otro plan es citar a sus familiares y/o amigos más íntimos al restaurante y pedirles que esperen afuera hasta que les des la señal. Entonces, una vez que tu pareja te responda que acepta, los invitados ingresarán de sorpresa y podrán seguir celebrando todos juntos la buena nueva.

Además de la emoción que le habrás dado en ese instante, tu pareja estará feliz de compartir el compromiso con su círculo más cercano. Asegúrate de que haya lista una champaña helada para brindar.

4. Qué conviene evitar

Aunque lo hayas visto en muchas películas, es mejor no arriesgarse escondiendo el anillo de compromiso en algún bocado. Y es que siempre está la opción de que la persona no lo encuentre a tiempo y termine tragándoselo. Además, si sabes que tu pareja es más bien reservada, evita que los demás clientes se den cuenta de que están frente a una pedida de mano. O probablemente se pondrán a aplaudir y los felicitarán, con lo cual incomodarás a tu enamorado/a. Y, por otra parte, si no quieres que el restaurante esté en su capacidad máxima, no elijas el fin de semana, sino que un día de la semana para hacer la propuesta. Así te asegurarás de que habrá un ambiente más tranquilo.

En casa

Ahora, si prefieres pedir la mano en la intimidad del hogar, apunta los siguientes consejos para que te inspires.

5. Adelántate

Si ambos trabajan y regresan a horarios similares, pide permiso ese día para retirarte antes. La idea es que tengas tiempo suficiente para prepararlo todo, tanto si vas a cocinar como encargar una cena por delivery. Además, si quieres registrar el momento, esconde una cámara o tu celular frente al comedor, de modo que puedas grabar sin que tu pareja se dé cuenta. Eso sí, deja silenciadas las llamadas, mensajes y notificaciones.

6. Cuida la ambientación

Es un día especial, así que no dudes en decorar con flores y velas, además de montar la mesa con un mantel, vajilla y cubertería elegantes. También puedes elegir previamente un playlist con canciones románticas o música orquestada para que nada los distraiga.

Otra idea es tener a mano elementos para improvisar un baño de tina para continuar la celebración después de la cena. Por ejemplo, velas o alguna otra esencia aromática. Y en cuanto a la habitación, procura que esté impecable para esa noche especial.

7. El momento ideal

¿Le pedirás matrimonio al comienzo de la cena? ¿Lo/a harás esperar hasta el final? Si no quieres revelar la sorpresa de inmediato y a sabiendas de que a tu pareja le sorprenderá la cena romántica, puedes justificarte contándole que lograste una meta en el trabajo y lo quisiste celebrar. Recurre a cualquier excusa que desvíe la atención de lo que ocurrirá más adelante. Pero si no podrás con la ansiedad y querrás pedir matrimonio al inicio, entonces que nada te detenga. De lo contrario, tampoco disfrutarás la cena.

8. Un regalo especial

Por último, además del anillo de compromiso, una buena idea es sorprender a tu pareja con un obsequio simbólico. Por ejemplo, una carta donde relates por qué quieres pasar el resto de tu vida con esa persona, un álbum de fotos en blanco para inmortalizar la nueva etapa que comienza o unos tazones personalizados, entre otras ideas. Será un detalle ideal para acompañar la propuesta de matrimonio y a tu pareja le encantará.

La tradición de pedir la mano se ha renovado al punto de que hoy no es una tarea exclusiva de los hombres. Al contrario, cada vez más mujeres toman la iniciativa y se animan a pedir matrimonio, pudiendo entregar un anillo o algún otro accesorio, como un reloj. Pero, sea como sea, una cena siempre será una buena instancia para hacer la proposición, ya sea en un restaurante temático o en el patio de su casa.