Jorge Sulbarán

Porque madre hay una sola, se merece todos los honores y atenciones en tu matrimonio, especialmente si te acompañó durante semanas en la ardua búsqueda de tu vestido de novia e, incluso, te asesoró con la decoración para matrimonio. Y es que nadie te conoce mejor que ella, por lo que sus consejos, sugerencias y hasta llamados de atención serán siempre acertados, más aún, en un momento tan crucial como estar ad portas de dar el sí.

Por lo tanto, si quieres honrar a tu madre en el gran día, hazla protagonista de tu enlace, ya sea encargándole los encintados de matrimonio, la preparación del discurso o alguna otra tarea en la que se pueda sentir a gusto. Eso sí, no dejes de capturar cada momento junto a ella en imágenes. Pídele a tu fotógrafo que esté muy atento y proponle algunas de las ideas que te dejamos a continuación.

1. El brindis previo

MC Films Productions

Sin que se den cuenta, y durante las primeras horas de la mañana, se genera un ambiente y atmósfera de complicidad entre las dos; por eso, no dejes de inmortalizar el momento en el que con unas copas de champaña, realizan juntas el primer brindis y quizá, uno de los más emotivos de la jornada. Sin duda, será un momento entrañable, que sí o sí debería quedar registrado con una foto.

2. En pleno proceso de preparación

Nick Salazar

Ya sea subiéndote el cierre de tu vestido de novia 2018, acomodándote el tocado o ajustándote el corsé, imágenes de tu madre ayudándote en la preparación de tu look no pueden faltar en tu álbum de fotos. Además, quién más que ella tendrá la palabra precisa para calmarte en esos momentos de ansiedad, a la vez que estará atenta hasta del más mínimo detalle con tal de que te veas perfecta. Será un instante mágico que no volverás a repetir, pero que siempre podrás revivir gracias a estas capturas.

3. El primer abrazo

Jaime Gaete Fotografía

Tras declarar el sí y salir de la iglesia luciendo tu hermoso peinado recogido, tu madre estará ahí esperándote con los brazos abiertos para felicitarte y darte el primer abrazo. Ese es otro momento que debes registrar sin falta en tu álbum de matrimonio, pues no hay nada más puro y reconfortante que el abrazo sincero de una mamá. Y si a eso le agregas la lluvia de pétalos de flores o arroz que los invitados les arrojarán, ciertamente obtendrás una postal de antología.

4. Secándote las lágrimas

Javiera Farfán Fotografía

Serán muchas las emociones que afloren durante el matrimonio y en más de algún momento se te escaparán lágrimas de felicidad. Lo bueno es que tu madre estará siempre a tu lado para tomarte la mano, besarte en la frente y secarte esas lágrimas, exactamente como lo hacía cuando eras una niña. Y aunque ahora ya eres toda una mujer, será un momento igual de adorable que vale la pena retratar y atesorar en el archivo fotográfico.

5. Un baile con tu mamá

Surrender Wedding

Debes concederte el honor de bailar, aunque sea una pieza, con tu progenitora durante el matrimonio. Una vez que arranque la fiesta, ve por ella y pídele que bailen juntas una canción, que idealmente hayas elegido con anterioridad y que sea especial por alguna razón para los dos. Y, obviamente, no olvides decirle a tu fotógrafo que las retrate en ese momento tan especial sobre la pista de baile.

6. Unas palabras cómplices

Amina Donskaya

Así como alzarás con tu amado las copas de novios especialmente decoradas para la ocasión, busca la instancia también para hacer un brindis junto a tu madre. Es importante que en ese minuto se digan todo lo que sienten y qué mejor que coronarlo con un “salud” entre madre e hija como corresponde. Lógicamente, una escena que amerita ser fotografiada por el lente del profesional.

7. Tres generaciones

Manuel Arteaga Fotografía

Si posees la suerte de tener en vida a tu abuela, entonces no desaproveches la oportunidad de generar una foto en la que se unan las tres generaciones. Puedes proponer un primer plano a las manos de las tres, en la que de paso puedas lucir tu anillo de oro nupcial, o bien, posar abuela, madre e hija, todas de pie con un fondo bonito. Sea cual sea tu elección, lo importante es que esta foto tendrá un valor incalculable y será un tesoro también para tus hijos, si decides tenerlos.

8. Entregándole un obsequio

Sebastián Valdivia

Si quieres sorprender a tu madre y agradecerle su labor abnegada con algún detalle especial, regálale un ramo de flores, un cuadro con una foto de ambas, una pulsera con alguna frase bonita de amor grabada, una planta o una caja musical, entre otras opciones. La idea es que, más allá del valor económico, sea un obsequio que tu mamá valore por el sentimiento que hay puesto en él.

Ahora ya sabes que son muchas las posibles fotos que puedes tomar con tu madre, desde posar juntas frente a la torta de matrimonio hasta entrelazar las manos mostrando ambas sus anillos de matrimonio. Solo es cosa de tener un poco de creatividad y, sin duda, que el resultado en tu álbum nupcial será fenomenal.