Ir al contenido principal
Matrimonios

Cómo elegir el mejor ramo de novia: los consejos que no debes dejar pasar

Las flores más importantes serán las de tu ramo de novia. De ahí la importancia de escogerlas con dedicación, tomando en cuenta aspectos como la composición, el tamaño y el color. Revisa estos consejos para que aciertes en tu búsqueda.

¿Aún sin las flores para tu matrimonio? 🌻
Pide información y precios de Flores y Decoración a empresas cercanas
novia sostiene un ramo de flores con rosas y hojas verdes

novia sostiene un ramo de flores con rosas y hojas verdes

La tradición de que la novia debe llevar un ramo de flores se mantiene vigente en la actualidad. Y aunque hasta hace unos años lo común era que lo lanzara entre las solteras, pues quien lo tomara sería la próxima en casarse, hoy es posible regalarlo directamente a una persona especial. O bien, entregarlo a través de diversas dinámicas.

Pero, ¿qué significado tiene el ramo de la novia? La historia se remonta a la Edad Media, cuando los invitados acostumbraban arrancar trozos del vestido de la contrayente, en señal de buena suerte. Con el tiempo esto se sustituyó por un ramo de flores que, por lo demás, representaba un símbolo de fertilidad.

Si ya estás soñando con el tuyo, pero muchas ideas invaden tu mente, aquí encontrarás respuesta a todas tus preguntas; desde estilos y precios, hasta maneras de conservarlo después del matrimonio.

Estilos de ramos de novia

ramo de flores blancas y tonos pasteles

¿Cuál es el mejor ramo de novia? ¿El de 10 puntos para no fallar? Lo cierto es que ninguno ostenta ese título, ya que hay un ramo ideal para cada tipo de prometida. Eso sí, para encontrarlo deberás estar atenta a los distintos factores.

Según el matrimonio

Al igual que tu vestido de novia, el ramo de flores debe ser concordante con el tipo de celebración. Por lo tanto, el primer paso es definir si será un matrimonio campestre, bohemio, romántico, minimalista, vintage, glamuroso, eco-friendly o urbano, entre otras tendencias.

Por ejemplo, si te casarás en el campo, acertarás con un arreglo rústico con flores silvestres; mientras que, para uno bohemio, las hojas de olivo o de eucalipto engalanarán cualquier arreglo.

Por otra parte, las rosas no pueden faltar en una boda romántica, así como las calas en una de inspiración minimalista. Pero si planeas una celebración vintage o glamurosa, siempre podrás incorporar detalles llamativos a tu ramo de flores, como broches, perlas o plumas.

Ahora, si quieres sorprender con un arreglo original para una ceremonia eco-friendly, rastrea entre ramos de novia naturales con suculentas. O al contrario, si planeas un matrimonio urban chic, un ramo con flores blancas y negras de seda se robará todas las miradas.  

De acuerdo a la temporada

Pero además de guiarte por el estilo de matrimonio, también es importante tomar en cuenta la temporada, ya que hay flores que son propias de cada estación en Chile.

Por ejemplo, las caléndulas, las magnolias y los crisantemos son propias del otoño. Los narcisos, las violetas persas y las alelís corresponden a la temporada de invierno. Las peonias, las hortensias y los jazmines florecen durante la primavera. Mientras que las calas, las margaritas y los girasoles son características del verano.

Por lo demás, si eliges una flor de temporada, podrás aprovechar su color para combinar otros elementos de la decoración del matrimonio, como los manteles y las guirnaldas. Por ejemplo, dar toques de amarillo a tu boda veraniega, si te inclinas por un ramo de girasoles. O escoger los centros de mesa en borgoña, si eliges un ramo de crisantemos en esa tonalidad.

Sin embargo, también hay flores que encontrarás durante todo el año en Chile, como las rosas, las orquídeas, las azucenas y las astromelias, entre otras especies.

Cabe destacar que, debido a la disponibilidad, tanto un ramo con flores atemporales como de temporada, será más económico que uno con flores que no son propias de la estación. Ello, sumado a que las flores de temporada resistirán perfectamente a las temperaturas que dominarán en tu gran día.

En función del outfit de la novia

Aunque no hay reglas, ya que el indicado será el ramo del que te enamores, tu vestido de novia igualmente puede guiarte en algunos puntos.

Por ejemplo, si lucirás un voluminoso diseño de corte princesa, un ramo redondo u ovalado se destacará por sobre otros; mientras que, los ramos de novia sencillos de tallos largos, son perfectos para los vestidos de silueta sirena o rectos.

Los ramos en cascada, por su parte, sobresalen en los trajes de novia de línea A o corte imperio, en tanto que los arreglos asimétricos armonizan mejor con vestidos simples y de poco volumen.

Pero independiente del ramo que elijas, sobre todo si será XL, procura que al cargarlo no cubra excesivamente los detalles de tu traje.

Y con respecto al color, siempre podrás combinar el ramo con los accesorios de tu outfit, pero no solo al elegir las mismas flores para el tocado o corona que llevarás en el pelo. Por ejemplo, selecciona un ramo con flores fucsias, si calzarás unos zapatos en ese tono vibrante. O decántate por un ramillete con flores azules, si lucirás un juego de joyas con zafiro.

Ahora, si deseas combinar con tu pareja, selecciona las flores solo una vez que sepas de qué color será el traje o los accesorios que llevará tu novio.

Por temas de comodidad

Ya que lo cargarás durante toda la ceremonia y luego al posar para las fotos, es importante que el ramo que escojas te resulte cómodo y fácil de manipular.

Por eso, a la hora de cotizar los distintos ramos, cerciórate de que no sea demasiado pesado para ti. Si eres una novia de baja estatura o delgada, lo ideal será que te inclines por un arreglo floral que sea liviano.

O, si te enfundarás en un vestido con una larga cola o velo que requiere que los vayas acomodando constantemente, quizás la mejor opción será escoger un arreglo que te permite una mayor movilidad.

Por ejemplo, ramos de tipo pomander, que son esferas de flores, prácticas y adaptables a todos los estilos, que incorporan una cinta o correa de perlas para cargarlo como si se tratara de un pequeño bolso de mano. Puedes elegir entre un ramo de novia con flores naturales o con flores artificiales, en formato pomander.

No obstante, si deseas dejar tus dos manos libres, entonces tu mejor alternativa será un ramo corsage, que no es otra cosa que un arreglo floral que se coloca en la muñeca, tal como si fuera una pulsera. Los corsages pueden ser discretos o vistosos, con flores naturales o artificiales.

¿Más opciones? En la línea de los ramos full cómodos se destacan igualmente los hoop bouquets, que son ramos circulares que se montan sobre un aro de metal, madera o bambú. Los arreglos florales ocupan la mitad de la circunferencia, mientras que se pueden llevar con la mano o, incluso, colgados al hombro.

Pero también están los denominados ramos para novia de presentación o de concurso, que son aquellos elaborados con flores de tallos largos, que se sostienen reposados en el antebrazo. Ideales para las amantes de los arreglos en clave maxi.

Flores para el ramo de novia

novia con un ramo de novia pequeño y de colores

Ya con las ideas más claras sobre el estilo de ramo que andas buscando, te tocará definir su composición. ¿Qué tipo de flores se usan en una boda? ¿De un solo tipo o un mix floral? ¿De qué color debe ser el ramo de la novia?

Para que despejes todas tus dudas, revisa este listado con las flores más demandadas en arreglos nupciales y sus principales colores.

  • Rosas: de textura aterciopelada y aroma embriagador, las rosas son clásicas, elegantes y románticas, por lo que encantarán a las novias más tradicionales. Las rosas blancas, rojas y rosadas se destacan entre las favoritas.
  • Peonias: son dulces, pomposas y fragantes, siendo habitualmente elegidas en colores pasteles, como crema, rosa palo, vainilla o lila.  Por lo mismo es que las peonias son muy adecuadas para novias de inspiración vintage.
  • Paniculatas: las pequeñas flores de esta planta, también llamada “velo de novia”, son habitualmente blancas y lucen bien tanto en solitario como complemento de otras especies. Ya que parecen como recién cortadas, los ramos de paniculata son ideales para novias campestres, bohemias o hippie chic.
  • Calas: esbeltas, sobrias y sofisticadas, estas flores de tallo largo y textura suave son perfectas para configurar ramos minimalistas. Las hay en muchos colores, pero sin duda que las blancas son las favoritas de las contrayentes.
  • Claveles: estas flores aromáticas, de pétalos festoneados, suelen conquistar a novias que se inclinan por ceremonias al aire libre, resultando muy versátiles. Y es que aparecen en múltiples colores, como rojo, rosa, amarillo, morado, blanco e, incluso, mixtos. Un ramo de claveles corales, por ejemplo, será un acierto en una boda frente al mar.
  • Margaritas: para quienes buscan ramos de flores discretos y delicados, con un aire campestre, las margaritas se convertirán en una excelente opción. Además que combinan muy bien con craspedias y follaje verde.
  • Girasoles: y al contrario, si lo que desean es un ramo campestre con grandes flores, los girasoles serán las más indicadas. De intenso color amarillo y tallos gruesos, los girasoles son perfectos para llevar en bodas de verano.
  • Jazmines: fragantes, de textura sedosa y de pequeño tamaño, los jazmines resultan una estupenda alternativa para configurar ramos de novia discretos, por ejemplo, para una íntima ceremonia por el civil. En su característico color blanco, destilan elegancia y pureza.
  • Hortensias: de las pocas flores que encontrarás en tonos azulados, las hortensias destacan entre las favoritas. Sin embargo, también son muy elegidas en colores pasteles. Estas flores enamoran con su sencilla elegancia.
  • Orquídeas: distinguidas y cautivantes, las orquídeas son ideales para elaborar ramos de novia asimétricos o en cascada. Las favoritas son las de color blanco, aunque igualmente son buscadas en morado o borgoña.
  • Lavandas: las flores de lavanda, características por su color, son pequeñas, frescas y aromáticas, pudiendo crear hermosos arreglos tanto en solitario, como entremezcladas. Los ramilletes de lavanda son muy escogidos por novias rústicas o bohemias.
  • Azucenas: también llamadas lirios, estas vistosas flores, en blanco o colores pasteles, seducirán a las novias más románticas. Combinadas con especies más pequeñas, resultan óptimas para confeccionar arreglos en forma de cascada.

Mientras algunas se inclinarán por ramilletes con un solo tipo de flor, ya sean ramos románticos de peonias rosadas o luminosos arreglos con calas amarillas, otras preferirán elegir más de una especie para lucir en su matrimonio. Por ejemplo, un elegante bouquet con rosas rojas y azucenas blancas, o un primaveral ramillete con hortensias multicolores y paniculata.

Precios del ramo de novia

ramo de novia con colores rosas y verde

¿Quién compra el ramo de la novia? Lo tradicional es que sea la propia contrayente quien se encargue de este ítem, por lo conviene determinar un presupuesto antes de empezar a buscar. Pero, ¿cuánto cuesta el ramo de novia? Son diversos los factores que influyen a la hora de cotizar arreglos florales para el gran día.

Entre ellos, si las flores elegidas son o no de la estación. Y es que un ramo con flores que se encuentra todo el año o durante la temporada en que se piden, será más económico que un ramo con flores fuera de temporada y, por lo tanto, que se tengan que importar.

Pero además influirá la composición del ramo, ya que mientras más grande y elaborado, más costoso resultará y viceversa.

Y en este punto será determinante si el arreglo incluye un solo tipo de flor o si combina varias especies, tomando en cuenta que los detalles personalizados, como cintas de raso o camafeos, también aumentan el precio.

Si buscas ramos de novia con flores naturales, los precios van desde los $25.000, si se trata de arreglos sencillos y con flores de temporada. Mientras que los más caros, ya sea por sus composiciones complejas, flores exóticas o detalles adicionales, pueden alcanzar los $120.000.

Además, algunos proveedores incluyen en el precio una réplica del ramo más pequeña, con el fin de que la novia conserve el suyo y el otro lo lance entre sus invitadas. O igualmente se entrega por el mismo valor el botonier para el novio a juego con el ramo de flores.

De todas maneras, los valores estándar en ramos de novia bordean entre los $40.000 y los $80.000, incluidos los ramos con flores secas, flores preservadas, flores liofilizadas o flores artificiales.

Consulten las promociones en florerías

Cómo adquirir el ramo

ramo de novia en tonos blancos, rosas y verde

¿Dónde comprar ramos de novia? Comienza revisando los catálogos por Internet, compara precios, lee comentarios de otras novias y ve apuntando aquellos proveedores que se adecúan a lo que andas buscando. Puedes revisar en nuestro directorio de proveedores aquellas florerías que más se adapten a tu zona, gusto y presupuesto.

Luego, toma contacto con aquellos que has seleccionado, si es necesario acude personalmente a las floristerías y resuelve todas tus dudas antes de elegir al proveedor definitivo.

Por ejemplo, si dispone de un servicio de asesoría o si es posible personalizar el ramo, en el sentido de armar uno que no se encuentre en los catálogos.

Asimismo, averigua sobre la modalidad de pago, pregunta por la fecha de entrega del ramo, si lo despachan a domicilio o hay que retirarlo y consulta también si es que ofrecen otros servicios. Entre ellos, decoración para salones, arreglos para la iglesia, adornos para el vehículo nupcial, complementos para el outfit, ramos para las damas de honor o souvernis con flores.

Te resultará más cómodo si elijes más de un servicio en el mismo lugar, a la vez que podrías optar a algún descuento.

¿Cómo conservar un ramo de novia?

ramo de novia con flores rosas, blancas y lilas

Si te decantarás por un ramo de flores naturales y deseas inmortalizarlo, hay varias técnicas a las que podrás recurrir.

Eso sí, para obtener óptimos resultados, comienza con el proceso de conservación que elijas tan pronto te sea posible y con precaución.

Secado invertido

Este método consiste en colgar el ramo boca abajo en un espacio fresco, seco, aireado y oscuro, por ejemplo, un armario.

Si el ramo es pequeño, cuélgalo tal cual. Pero si es grande, divídelo en pequeños ramilletes y colócalos de modo que no se topen entre sí. No obstante, antes elimina  los pétalos estropeados.

Tendrás que dejar el ramo por unas tres semanas sin tocarlo y, entonces, cuando ya esté seco, rocíalo con laca en spray para fijarlo y déjalo secando por un par de días más. Mientras tanto, busca el jarrón donde lucirás tu ramo de novia.

Encerado

Comienza separando el ramo tallo por tallo, y arranca todos los pétalos y hojas que estén en mal estado.

En seguida, calienta cera en una olla a 150º y sumerge cada flor en la solución, pero solo por unos segundos.

En cuanto las vayas sacando, anda depositando las flores en una bandeja sobre papel pergamino para que se enfríen y endurezcan. Como resultado obtendrás unas flores enceradas muy elegantes.

Con glicerina

La técnica consiste en sumergir el ramo en un recipiente que contenga iguales cantidades de agua y glicerina.

Debes mezclar bien para que ambos ingredientes se integren y dejar allí el ramo descansando por un máximo de dos semanas.

¿Cómo saber si ya estarán listas? Tendrás que ir revisando constantemente y retirar tus flores cuando estén flexibles, no crujan al tocarlas y no percibas ningún signo de fragilidad. Para terminar, lava tu ramo con un poco de agua y jabón, sécalo cuidadosamente y, para un mejor resultado, cuélgalo de forma invertida por un par de días. Eso sí, considera de antemano que la glicerina oscurecerá tus flores.

Con gel de sílice

Lo primero es moler estas bolitas porosas y granulosas, denominadas gel de sílice, que sirven para absorber el exceso de humedad. Ocupa un rodillo para reducirlas a polvo.

Luego, llena un recipiente con unos cuatro centímetros del ge de sílice molido y ve acomodando las flores, una a una, para posteriormente cubrirlas con otra capa de gel.

Cierra el recipiente, y mantenlo en un lugar seco y fresco. Dependiendo del tamaño de tu ramo, el proceso de secado tardará entre dos a siete días. Una vez listas, retira de tus flores los restos de gel de sílice con un pincel.

Prensado

Ya que probablemente no tienes una prensa en casa, necesitarás un libro pesado. La idea es que separes el ramo y vayas intercalando las flores entre las hojas de un diario, sobre el cual tendrás que colocar el libro e idealmente más peso. Y en esa posición deberás dejar tu ramo por el transcurso de tres a cuatro semanas.

Tendrás tiempo suficiente para pensar qué harás con tus flores prensadas y conseguir los materiales. Lo más común es confeccionar con ellas un cuadro, aunque también podrías inmortalizarlas en un bastidor.

Entonces, cuando las flores ya estén secas, solo tendrás que reacomodarlas según la composición original del ramo. O inventar una nueva, según prefieras.

En el horno

Finalmente, otra manera de secar el ramo es utilizando el horno convencional que tienes en tu cocina. Para ello, deberás desarmar el ramo e introducir las flores, una a una, sobre la rejilla del horno, con el capullo hacia arriba y el tallo hacia abajo.

Ponlo a una temperatura de 40 grados, pero deja la puerta del horno levemente entreabierta para que las flores no se quemen. Al cabo de dos o tres horas, tus flores se habrán deshidratado, así que retíralas y deja que se enfríen. Cuando ya estén secas, culmina este proceso aplicándoles un sellador floral. Como resultado, tus flores se preservarán con su volumen original.

¿Cómo elegir el ramo de la novia? Seguro es una pregunta que te has hecho muchas veces, si es que aún no comienzas ni siquiera a mirar portafolios. Y aunque no existe una fórmula para encontrar el ramo perfecto, sí es recomendable que lo adquieras solo una vez que hayas definido tu traje nupcial.

¿Aún sin las flores para tu matrimonio? 🌻
Pide información y precios de Flores y Decoración a empresas cercanas