Moisés Figueroa
Moisés Figueroa

Una vez definido el vestido de novia, los zapatos, las joyas y el peinado sencillo con el que acompañarás tu look, el ramo de flores será el complemento que le dará el broche de oro a todo tu estilismo. Por lo tanto, si deseas un ramo pequeño para intercambiar anillos de matrimonio, ya sea por comodidad o por tu propio tamaño, aquí encontrarás 6 opciones que se robarán toda tu atención.

1. Ramo de rosas pitiminí

Jacinto Flores
Jacinto Flores

Las rosas pitiminí corresponden a una variedad de rosas pequeñas, que son simplemente hermosas, románticas y muy delicadas. Por lo tanto, si lo que buscas es un ramo pequeño y femenino para llevar en tu entrada al altar, acertarás con las rosas pitiminí, que además encontrarás en una amplia variedad de colores. Eso sí, las rosadas y cremas son las favoritas.

2. Ramo de gypsophila

La comúnmente llamada paniculata le dará un aire silvestre a tu ramo de flores, aunque también se adaptará muy bien si la celebración es de inspiración urbana o te decantarás por un vestido de novia hippie chic. Es perfecta para montar ramos pequeños y, por estos días, la gypsophila blanca es protagonista en la decoración de muchos matrimonios.

3. Ramo de jazmín

El jazmín destaca entre las variedades de flores blancas más fragantes y, por su tamaño, permitirá que luzcas un ramo diminuto y muy refinado. Eso sí, no solo podrás incorporarlo en tu ramo, ya que el jazmín es perfecto, además, para decorar la torta de matrimonio o, incluso, adornar tu pelo.

4. Ramo de craspedia

Silvestre de mi Amor
Silvestre de mi Amor

Continuando por la senda de las flores menudas, encontrarás las craspedias, que serán una muy buena opción si te inclinas por una decoración de matrimonio campestre. Las craspedias se suelen combinar con otras flores, aunque también puedes llevarlas solas si así lo prefieres. Por su forma esférica perfecta y color amarillo, marcarás la diferencia si decides casarte con un ramo de novia de este estilo.

5. Ramo de nomeolvides

Otra flor pequeña y discreta, que simboliza el amor eterno, es la que cargó en su ramo Meghan Markle en su boda con el príncipe Harry, el 2018. Además de ser muy delicada, encontrarás esta flor de cinco pétalos en colores como azul claro, rosado y blanco. Si tus damas de honor se inclinarán por vestidos de fiesta azules, podrías elegirla en ese tono para crear una armonía en conjunto.

6. Ramo de lavanda

Finalmente, un ramo sencillo, pero que se ha instalado en el top de las tendencias, es el compuesto por ramilletes de lavanda. Románticos, rústicos, frescos y aromáticos, los ramos de lavanda son simplemente cautivadores. Además, con el tamaño justo si lo que buscas es llevar un ramo pequeño.

¿Ya sabes qué flores vas a elegir? Recuerda que también puedes utilizar esas mismas especies, tanto en la decoración para matrimonio, como para integrarla en tu peinado de novia. Por ejemplo, a través de una diadema con flores o una bella corona natural.