Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Después de pronunciar sus votos con frases de amor e intercambiar sus anillos de matrimonio, llegará el momento de degustar aquellas delicias que eligieron en conjunto con la banquetera. Sin embargo, muchos novios no se dan el tiempo de probar nada entre los nervios, las fotos y la preocupación de estropear el maquillaje o manchar su vestido de novia. Realmente, nada que justifique que no puedan sentarse relajadamente a comer. Y, menos aún, si brindarán con alcohol. ¿Cómo hacer para disfrutar del banquete? Apunten los siguientes tips que podrán tomar de inspiración.

Qué dice el protocolo

Tabare Fotografía
Tabare Fotografía

Aunque existe un protocolo establecido con respecto al montaje de las mesas, no es tan claro en lo relativo a cuándo los novios deben comer. Pese a ello, los matrimonios en Chile siguen un orden que no difiere mayormente y que los ayudará a esclarecer estas dudas.

La recepción se inicia con un cóctel de bienvenida, durante el cual los invitados prueban bocadillos mientras los novios se toman las fotos oficiales. Posteriormente, los novios se integran al cóctel, saludan, comen algunas piezas y luego alzan sus copas de novios para el primer brindis.

Entonces, se da por concluida la recepción para dar paso al banquete. Se invita a pasar a los comensales al salón y, una vez que estén todos sentados, ingresan los novios. Según el protocolo, los invitados deben ponerse de pie y sentarse una vez que los novios lo hagan. Y solo pueden empezar a comer después de que los festejados den el primer bocado. Eso sí, estas reglas son solos guías que no están obligados a seguir.

Si es almuerzo o cena tradicional

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Si se decantarán por esta opción, los garzones los atenderán en sus mesas, donde podrán degustar del clásico menú de tres tiempos. Es decir, que estará compuesto por entrada, plato de fondo y postre, que no se reemplaza por la torta de matrimonio, ya que ésta se parte después. Si desean comer tranquilamente y deleitarse con los sabores de cada tiempo, este estilo de banquete es el más apropiado, ya que estarán novios e invitados comiendo en simultáneo.

Si es almuerzo o cena buffet

Valentina y Patricio Fotografía
Valentina y Patricio Fotografía

El formato buffet consiste en montar grandes mesones con bandejas con los alimentos, separados por tipo y temperatura, para que cada persona se sirva. En el caso de las carnes, ayudados por el personal del catering. Tengan en cuenta que debido a la pandemia será necesario confirmar si es posible realizar este tipo de banquetes y hablar con el proveedor sobre las medidas preventivas, de manera que sea seguro celebrarlo.

Si se inclinan por este sistema, pueden inaugurar el banquete siendo ustedes los primeros en escoger sus alimentos. El buffet es un estilo relajado y dinámico, pero implica que tendrán que levantarse de sus puestos más de una vez. Si no les complica, será una buena opción para probar distintas preparaciones y, de hecho, podrán sacar de todo un poco si no tienen tanta hambre.

Si es solo cóctel o brunch

Ricxon Sulbaran
Ricxon Sulbaran

La tercera opción es que se decanten por ofrecer solamente un cóctel o un bruch (almuerzayuno), lo que generalmente se usa en matrimonios civiles o posturas de anillos de oro más íntimas. Si eligen una recepción con cóctel o brunch, entonces tendrán que comer mientras saludan, conversan y se toman fotos. Eso sí, aunque es un formato menos estructurado, igualmente pueden colocar sillas y mesas para que no estén todo el tiempo de pie. Sin embargo, no habrá un momento específico para comer, ya que los bocados estarán entrando y saliendo mientras dure el festejo.

Servicio de trasnoche

La Negrita Photography
La Negrita Photography

Finalmente, si pronunciarán sus votos con frases bonitas de amor en una ceremonia en la tarde, otra instancia para comer será durante el servicio de trasnoche. Una estupenda alternativa para aquellos novios que comenzaron la jornada muy nerviosos, pero que se relajaron con las horas y así también se les abrió el apetito. Por lo demás, este snack de madrugada los ayudará a recargar energía para seguir bailando y, posteriormente, disfrutar de la noche de bodas. Generalmente el servicio de trasnoche es comida rápida, como hamburguesas, pizzetas o hot dogs.

Si seleccionaron el menú con tanta dedicación como escogieron su decoración de matrimonio, entonces no piensen ni por un instante en perdérselo. Y es que al igual que su intercambio de argollas de plata o el lanzamiento del ramo, el banquete debe ser un momento que disfruten y recuerden con lujo de detalle.