Después del vestido de novia, cómo lleves el pelo será tu máxima preocupación. Por lo tanto, si estás pensando en un peinado con trenzas y pelo suelto, pero no lo tienes suficientemente largo, debes ponerte manos a la obra.

Considera que el cabello crece en promedio un milímetro cada tres días, lo que equivale a alrededor de un centímetro al mes, con una velocidad de crecimiento variable. La buena noticia es que la puedes potenciar de cara a tu postura de anillos de matrimonio siguiendo unos simples consejos que te presentamos a continuación.

1. Aclara tu pelo con agua fría

Enjuagar con agua fría al final de la ducha te ayudará a que tu pelo crezca más rápido y a mantenerlo sano por más tiempo. Ello, pues el agua fría contribuye a evitar la deshidratación capilar y el daño por herramientas térmicas de tu melena. Basta con que adquieras el hábito de hacerlo unos segundos cada vez que te duches.

2. Cuida tu alimentación

Asegúrate de que tu alimentación sea balanceada y especialmente rica en ácidos grasos, omega 6, biotina y manganeso. Además, incluye en tu dieta carnes como pollo, pavo y salmón, lácteos, frutos secos, espinaca, zanahorias, cítricos, cereales, huevo, palta y legumbres. Todos estos, con propiedades que nutren el cuero cabelludo, favorecen la circulación sanguínea y aumentan la vida de los folículos pilosos.

3. Corta las puntas

Aunque pienses lo contrario, cortar regularmente tu cabello contribuye a acelerar el crecimiento. Si todavía te separan varios meses de postura de anillos de oro, es importante que lo cortes cada vez que tus puntas estén frágiles y quebradizas. Idealmente, corta unos tres centímetros cada tres meses.

4. Masajes y mascarillas

Realiza masajes en el cuero cabelludo para estimular la circulación sanguínea, pues al hacerlo propiciarás también el crecimiento de tu pelo. Encontrarás varios productos en el mercado para este fin. Por otro lado, recurre a mascarillas caseras, como a la de jengibre, que estimula el desarrollo de los folículos del cabello. Solo debes pelar y moler un jengibre con un poco de agua y aplicarlo sobre todo el cuero cabelludo con una brocha. Déjalo reposar allí por 10 minutos y retira con agua tibia.

5. ¡Relájate!

Aunque no es fácil entre elegir los adornos de matrimonio, la música y los souvenirs, debes intentar mantenerte lo más relajada posible. De lo contrario, el estrés provoca reacciones fisiológicas que actúan disminuyendo o interrumpiendo la fase de crecimiento de tu pelo.

6. Evita implementos de calor

Las planchas, onduladores y secadores vuelven la melena más frágil y quebradiza, adelgazando la fibra de medios a puntas. ¿No hay más remedio que usarlos? Entonces protege siempre tu pelo con productos termoprotectores. Y recuerda, cada vez que te ondules o planches, hazlo con el cabello seco.

7. Aléjate de los elásticos

Si eres de usar peinados recogidos en el día a día, evita amarrarlos con gomas elásticas, ya que estos favorecen el quiebre de la fibra capilar. Mejor prefiere sujetadores de tela que no tensen tu pelo, y permitan que crezca sano y libre de quiebres.

8. Utiliza un cepillo de cerdas suaves

Usa productos que te ayuden a eliminar los nudos y faciliten el proceso de peinado. Además, si lo desenredas con el pelo mojado, asegúrate de comenzar desde abajo hacia arriba, con un cepillo de cerdas suaves para que tu melena crezca más sana y larga sin romperse por los tirones. Los peines de madera son especialmente recomendados si pretendes lucir un peinado de novia con pelo suelto en tu gran día.

9. Usa aceite de nim

Otra manera de darle un empujón al crecimiento de tu pelo, es usando aceite de nim de dos o tres veces por semana. Se aplica sobre el cuero cabelludo seco y se deja actuar toda la noche, lavando el cabello al día siguiente. Así se le da tiempo para que penetre y actúe. Otros aceites naturales igualmente efectivos son el de coco, palta y de ricino.

10. Recurre a un tratamiento

En cuanto a tratamientos en salón, los más recomendados son aquellos que tratan la fibra interna y externa del pelo. Entre ellos, los tratamientos con aminoácidos, proteína vegetal, queratina y colágeno, que sirven para restituir las propiedades que va perdiendo el pelo a medida que atraviesa las distintas etapas del crecimiento.

Bonus track:

  • Cambia tu funda de almohada

Deshazte de tu funda de almohada de algodón y apuesta por una de seda o satén. Y es que al tener una superficie más suave, no causará tanta fricción y, por lo tanto, despertarás con menos nudos y enredos en tu melena.

Siguiendo estos tips, podrás llevar el peinado de novia que siempre soñaste, ya sea una larga cola de caballo o un peinado sencillo con el pelo suelto, complementando tu look con una linda corona de flores. ¡Deslumbrarás con tu melena de alto impacto!