Adrian Guto
Adrian Guto

Aunque en las manos llevarán sus anillos de matrimonio, en los pies recaerá todo el peso de un periodo muy exigente de organización nupcial. De allí la importancia de cuidar sus pies desde ahora, pues no bastará con lucir un impecable traje de novio y un precioso vestido de novia si llegarán cansados.

Y es que, entre preparar la ceremonia, planear la fiesta y afinar la decoración de matrimonio, sin duda que sus pies estarán más estresados que de costumbre. Chequeen los siguientes consejos para adquirir hábitos saludables hoy mismo.

1. Hidratar

Mantener la piel hidratada en los pies evitará la aparición de lesiones tan desagradables, como grietas, resequedad o callosidades. Por lo tanto, se recomienda aplicar una crema específica para pies todas las noches, idealmente con ingredientes como vitamina E, mentol y petrolato, para un efecto emoliente, refrescante, antioxidante y humectante. A diferencia de otras zonas del cuerpo, los pies no pueden hidratarse en la mañana, si en seguida se colocarán zapatos. De ahí que lo correcto sea hacerlo en la noche y dejar que la crema se absorba antes de ir a dormir.

2. Exfoliar

Una vez a la semana se aconseja exfoliar los pies, ya que este proceso permite eliminar las células muertas de la superficie de la piel. Con un guante de crin y un exfoliante natural, que puede ser a base de sal marina, plátano maduro y aceite de oliva, masajeen los pies en sentido circular por cinco minutos y luego procedan a remover asperezas con piedra pómez. Una vez erradicada la piel muerta, remojen los pies en agua tibia y terminan aplicado una loción calmante.

Pongan especial atención en las plantas y talones, ya que es allí donde se concentra mayormente la resequedad. También se puede usar palta, miel, aceite de coco y jugo de limón, entre otros ingredientes para exfoliar.

3. Hacer la pedicure

Podrán hacerla en casa o, si prefieren, acudir con profesionales a un centro de estética. Lo importante es que la pedicure, tanto para hombres como mujeres, contempla varios pasos, que son el corte de uñas, limado, repujado de cutículas, limado de durezas, limpieza de uñas e hidratación de cutículas. Todos ellos, procesos que los ayudarán a mantener las uñas sanas y los pies mucho más estéticos. Eso sí, consideren que las uñas deben cortarse de forma cuadrada, limando ligeramente las esquinas, para evitar que se encarnen. Si bien lo esencial es practicar la pedicure todos los meses, sí o sí deben hacerla cuando estén a dos o tres semanas de su gran día. No importa si sus pies se verán o no.

4. Cuidar el calzado

Aunque tengan un par regalón, lo acertado es que cambien los zapatos una vez que estén degastados o deformados. De hecho, los expertos en podología recomiendan renovar el calzado con una frecuencia de seis meses aproximadamente. De lo contrario, usar zapatos viejos solo les provocará un mal caminar y que empiecen a sentir dolor. Lo mismo si llevan un calzado estrecho que no permita una correcta transpiración del pie. ¿Qué deben privilegiar? Materiales de buena calidad, como el cuero y la piel, y que sean zapatos flexibles, con un taco que no supere los tres a cuatro centímetros en el caso de las mujeres.

5. Deshinchar

Entre ir de un lado a otro cotizando adornos de matrimonio y souvenirs, es muy probable que se les hinchen los pies. Y para eso existe un tratamiento casero que consiste, primeramente, en introducir los pies en un cuenco con agua caliente y un puñado de sal. Deben dejarlos reposar ahí por unos diez minutos, para luego repetir el procedimiento, pero con agua fría. De este modo, el contraste de temperaturas, en conjunto con la sal, activarán la circulación y acabarán rápidamente con la inflamación. Háganlo cada vez que sientan los pies hinchados.

6. Andar descalzos

Adquieran el hábito de caminar descalzos unos minutos cuando estén en casa y mejor aún si es sobre la tierra o la arena de la playa. Y es que hacerlo brinda muchos beneficios, por ejemplo, estimula la musculatura de los pies, favorece la circulación sanguínea, flexibiliza las venas, corrige los desequilibrios en los movimientos e, incluso, ayuda a desbloquear las emociones contenidas. Una terapia ideal que estarán llevando a cabo tan solo quitándose los zapatos. Y lo agradecerán cuando llegue el momento de estrenar el vestido de novia con encaje y el esmoquin, pues caminarán más seguros.

7. Evitar los hongos

Si se inscribieron en un gimnasio, para llegar aún más tonificados a su postura de anillos de oro, tengan siempre la precaución de ducharse con sandalias puestas. De lo contrario, podrían correr el riesgo de contraer hongos. Además, séquense siempre muy bien los pies, especialmente entre medio de los dedos, ya que dejarlos húmedos también ayuda a fomentar la aparición de gérmenes y bacterias.

8. Masajear de noche

Aunque lleguen agotados después de una larga jornada, tómense el tiempo todas las noches para masajear sus pies. Así conseguirán mejorar la circulación sanguínea, combatirán los calambres, reducirán la fatiga en sus pies cansados y a la vez se relajarán, conciliando el sueño más fácilmente. Para masajear utilicen una crema o loción, realizando movimientos ascendentes y descendentes.

Ya lo saben. La misma relevancia que le darán al peinado de novia o al afeitado de la barba, entréguensela también a sus pies. Además, seguro no faltarán las fotos en el pasto, acompañados de unos letreros con frases de amor, en las que el fotógrafo les pedirá posar descalzos.