Llegó la novia

Así como hay cientos de vestidos de novias entre los cuales podrían regodearse, miles de anillos de matrimonio para elegir y distintos diseños de tortas de matrimonio; con los autos ocurre algo similar. Y es que son cada vez más las opciones que ofrece el mercado; desde vehículos de lujo, pasando por modelos deportivos y hasta carrozas antiguas. ¿Cómo elegir el correcto? Apunten estos datos para hacer una entrada triunfal y con mucho estilo.

1. De acuerdo al presupuesto

Video Frame Audiovisual

De acuerdo al presupuesto destinado para el matrimonio, lo primero es definir cuántos recursos planean invertir en arrendar un vehículo. De allí podrán comenzar a filtrar entre modelos clásicos, exclusivos o económicos. Lo importante eso sí, con calculadora en mano, es comparar entre los proveedores el servicio que brindan, tanto la expertise del chofer como las horas de trabajo. Ojo, que estos puntos puede hacer variar mucho el presupuesto y tal vez, prefieran darle prioridad a otros temas, como a los anillos de oro para el matrimonio y decidirse por un auto un poco más sencillo para el gran día.

2. Siguiendo un estilo

Es fundamental darle una armonía a la celebración, por lo que el vehículo que traslade a los novios también debería encajar con el estilo o concepto predominante. Por ejemplo, arrendar una combi, si el matrimonio tendrá aires vintage o inclinarse por una limusina si lo que buscan es algo más clásico y elegante. Los descapotables, por su parte, son ideales para parejas urbanas en bodas de verano; mientras que las burritas quedan perfectamente para celebraciones más románticas. Por otro lado, si han optado por una decoración de matrimonio campestre, quizás una tradicional carreta de huaso sea el vehículo más apropiado para ustedes.

3. Según sus necesidades

Te lleva al Altar

Si la contrayente se ha inclinado por vestidos de novia estilo princesa, de aquellos con largas colas y mucho volumen, lo fundamental es que pueda sentarse cómodamente en el auto, sin que el vestido y sus complementos se arruguen más de la cuenta. Por lo tanto, en ese caso deberían inclinarse por un auto espacioso y, más aún, si, por ejemplo, van acompañados por más de una persona en el auto. Si quieren innovar e incluir a más gente, ya sea los padrinos o pajes, entonces derechamente deben optar por una limusina extendida o algo parecido.

4. Conforme a sus intereses

Matías Leiton Fotografías

Otro factor a tomar en cuenta al momento de elegir el vehículo es la posibilidad de personalizarlo, si así lo desean. Por ejemplo, decorarlo con flores, pintar letras o colgarle las tradicionales latas desde la parte trasera. Probablemente no tendrán problema y las mismas empresas les ofrecerán opciones para el decorado. No obstante, nunca está de más asegurarse, ya que algunos autos nuevos en arriendo tal vez no se puedan manipular. Y cerciórense, además, de que el proveedor efectivamente sea dueño de los vehículos. Solo así podrán garantizarles una correcta mantención y total exclusividad para el día de su matrimonio.

5. Según el equipamiento

Un último consejo, ya casi a nivel de caprichos y excentricidades, es preguntarse si desean que el auto tenga techo descapotable, parlantes de última generación, tapices de cuero o, incluso, un mini bar incorporado para brindar con sus copas de novios especialmente decoradas para la ocasión. Si es así, entonces, inclínense por la vanguardia, glamur y máximo confort de una limusina de lujo. Por el contrario, si desean algo mucho más sobrio y natural, un mini siempre será una buena opción.

Ya lo saben, recuerden tomar en cuenta estos 5 puntos a la hora de elegir y decidir sobre qué vehículo arrendar. Y si tienen dudas con las alianzas, por si aún no las adquieren, no olviden consultar las tendencias en anillos de compromiso, así como las últimas novedades en anillos de oro blanco, que seguro les encantarán.