Todo Para Mi Evento
Todo Para Mi Evento

Además de sorprender a sus invitados con el vestido de novia, el banquete o la decoración para matrimonio, deléitenlos con el mejor servicio de tragos y cócteles. Ya sean bebidas con o sin alcohol, marcarán la diferencia si las escogen correctamente. ¿Bebidas tradicionales o propuestas de moda? Si no saben qué elegir para refrescar paladares en su intercambio de argollas de plata, aclaren todas sus dudas sobre este ítem a continuación.

Bebidas tradicionales

Sebastián Arellano
Sebastián Arellano

Tragos de aperitivo

Más allá de si el matrimonio será al aire libre o al interior de un salón, hay cócteles tradicionales que no pueden faltar en la recepción. Entre ellos, la Champaña, el Pisco Sour y la Vaina, que si bien son los tres distintos, todos combinan estupendamente con los sabores propios de un cóctel.

Variedad de vinos

Otro brebaje que no puede faltar en la mesa es el vino. ¿Tinto, blanco, espumoso o rosado? ¿Qué cepa combina mejor con qué? Dependiendo del menú, algunos vinos son mejores acompañantes que otros. Por ejemplo, mientras el Cabernet Sauvignon tinto es ideal para maridar carnes rojas magras, el Chardonnay blanco realza el sabor de los pescados frescos, ahumados o grillados. Independiente del plato que escojan, sin duda que el vino jugará un papel fundamental, cualquiera sea el tipo de banquete, a cualquiera hora del día.

Cervezas y destilados

La cerveza es otro bebestible tradicional infaltable, especialmente si la postura de anillos de oro será en pleno verano. Y tanta es la fascinación por esta bebida de cebada, que suele montarse un Beer Bar generalmente con distintas variedades de cerveza artesanal. Con respecto a destilados, en tanto, que aparecen una vez que se abre la barra libre, destacan entre los favoritos el Whisky, el Pisco, el Ron, el Vodka y el Tequila.

Sebastián Arellano
Sebastián Arellano

Bebidas no alcohólicas

Aparte de las tradicionales bebidas gaseosas, los catering suelen incluir jugos de frutas naturales o limonadas saborizadas con toques de jengibre, manzana, piña, menta o pepino, entre otras opciones. Además, en muchos matrimonios se estila servir preparaciones como la Piña Colada, el Daiquiri o el Mojito Cubano, pero sin alcohol. Una propuesta muy celebrada por niños, embarazadas, conductores e invitados abstemios. Y otra bebida sin alcohol que es clásica, pero que más bien se conoce como un postre, es el autóctono y refrescante mote con huesillo. Una receta que calzará perfecto si se inclinarán por una decoración de matrimonio campestre o, derechamente, por una celebración a la chilena.

Bebidas de moda

Sebastián Arellano
Sebastián Arellano

Tragos saludables

Ya que los bebedores están cada vez más conscientes de su salud, entre los tragos de tendencia destacan aquellos que contienen menos grados alcohólicos, o bien, que incluyan algún contenido nutritivo, por ejemplo, en frutas o verduras. Es el caso del Bloody Mary, que se prepara con vodka, abundante zumo de tomate, salsa tabasco y jugo de limón. De la Sangría, que entrega todos los beneficios del vino tinto, además de contar con las vitaminas y minerales de la fruta fresca. O del Ginebra, que se produce a partir de diferentes hierbas aromáticas. Este último, si bien surgió como una bebida medicinal, actualmente es catalogado como uno de los tragos más chic. Es perfecto para bodas de noche.

Minimalistas

Otra de las tendencias en mixología está orientada a la simplicidad. De este modo, muchos de los tragos de moda corresponden a mezclas sencillas, con dos o tres ingredientes, sin dejar de priorizar la innovación y los buenos sabores. Destacan en esta línea el Ramazzotti Rosato, importado directamente desde Milán y que se tiende a preparar de dos maneras: combinado con agua tónica o combinado con espumante y un poco de menta. En ambos se le agregan también unas rodajas de limón. Corresponde a una preparación ideal para disfrutar en matrimonios al aire libre, ya sea en primavera o verano. Por el contrario, si prefieren alzar sus copas de novios con un licor cálido, el Black Russian es otra alternativa minimal, pues su elaboración consta de vodka, hielo y licor de café.

Presentación atractiva

Por otro lado, también están de moda los tragos que se presentan de alguna manera especial, como, por ejemplo, el Moscow Mule, que corresponde a una mezcla de vodka con hielo picado, jugo de lima, cerveza de jengibre (o Ginger Ale) y hierbabuena. Este trago, además de refrigerante, es visualmente muy llamativo, ya que se sirve originalmente en una jarra o taza de cobre. De sabor suave, pero con carácter, se lucirán con el Moscow Mule en un matrimonio urbano, millennial o industrial.

Tragos con burbujas

Por último, los espumantes seguirán siendo tendencia este 2020, los cuales son ideales para ofrecer a los invitados durante la recepción. Por ejemplo, un Espumante Brut con Vermut o un Espumante Demi Sec con Martini, que se suman a las recetas clásicas como Mimosa (con jugo de naranja) y Kir Royal (con licor de cassis). Todos ellos, tragos frescos para acompañar el aperitivo y que tendrán fuerte presencia durante los matrimonios de esta temporada.

Alianza Banquetería
Alianza Banquetería

Mix de bebidas

No tienen que elegir entre bebidas tradicionales o bebidas de moda, pues ambos tipos se complementan a la perfección. De hecho, la clave del éxito en una barra de cócteles es la variedad de sabores, aromas y colores. Ahora, si quieren darle protagonismo a los tragos de moda, una opción es que contraten a un bartender para que los prepare a la vista de los comensales. Pueden montar un mesón especialmente decorado con pizarras con frases bonitas de amor o letreros luminosos.

No obstante, si tampoco quieren que las bebidas tradicionales pierdan su lugar, entonces instalan una estación con diferentes variedades de pisco u ofrezcan una cata de vino mesa por mesa. Consideren, eso sí, que los invitados más jóvenes querrán probar los cócteles novedosos, mientras que los adultos se inclinarán por los tragos de siempre.

Según el estilo de matrimonio, encontrarán muchas opciones para ambientar el sector del bar o las distintas estaciones. Por ejemplo, con banderines, pizarras con frases de amor, barriles o cortinas de luces, entre otros arreglos para matrimonio. Así conseguirán, además, espacios muy instagrameables para disfrutar de una copa.