¡Qué vivan los colores! Las bodas de verano nos encantan y así como la futura esposa se permite mayores libertades a la hora de escoger vestidos de novia, lo mismo ocurre con las invitadas. El verano es sinónimo de alegría y las altas temperaturas obligan a buscar vestidos de fiesta más ligeros, frescos y destapados, en colores propios de la estación.

¿Estampados, amarillo, naranja, verde o rosado? ¡Sí! Todos ellos y más aparecen destacados entre los catálogos de vestidos de fiesta 2018 que ya están esperando por ti. Si necesitas inspiración para tu próximo matrimonio, aquí encontrarás los modelos más estilosos de la temporada.

Telas y cortes

Si de tejidos se trata, lo mejor será apostar por telas finas, ligeras, con amplia caída y mucho movimiento, de modo que puedas disfrutar del evento con total libertad. El tul, la seda y la gasa cumplen perfectamente con este requisito; mientras que, por el contrario, se recomienda desechar ciertos materiales como el raso, ya que podría ceñirse demasiado al cuerpo y generar sensación de agobio.

Y ya que lo más cómodo será elegir diseños sin mangas, los vestidos de corte griego y tipo A lucirán estupendos tanto en una boda de día como de noche. Para una ceremonia al aire libre, en tanto, podrás decantarte sin problema por vestidos de fiesta cortos, ya sean ajustados o más holgados, dependiendo de qué tan cómoda te sientas con uno u otro.

También un estampado con flores será todo un acierto, en tanto que los diseños con transparencias, degradaciones en lentejuela y encajes serán perfectos para evadir las altas temperaturas, sintiéndote fresca y elegante a la vez.

Por otra parte, siguen siendo tendencia los escotes delanteros y en la espalda, al igual que el escote asimétrico que luce especialmente distinguido.

Tonos de verano

El amarillo, brillante y optimista, combina perfecto con las pieles bronceadas, por lo que se ha convertido en uno de los favoritos para lucir en un matrimonio de verano. Asimismo, colores como el rosa coral, el naranja, el verde manzana y el lila son cada vez más elegidos para los vestidos de este tipo de enlaces.

Y es que, por lo general, los casamientos de verano se realizan al aire libre en parcelas o campos, lo que permite un mayor grado de informalidad y, por lo tanto, colores mucho más vivos o tonos pasteles, como la gama de los crema y las tonalidades piel. Los trajes a dos colores también son un must, así como los infaltables vestidos estampados que inundan los catálogos de la temporada.

No obstante, si quieres imprimirle a tu look un carácter más formal y glamuroso, puedes inclinarte por vestidos de fiesta largos en tonos como el rojo, un azul claro o el plateado.

Ojo con los detalles

Aprovecha para lucir tus hombros y tus brazos, y atrévete con un escote tipo corazón o halter. Además, si sabes que hará mucho calor y que vas a bailar, recuerda que tus mangas podrían mancharse producto de la transpiración. En ese caso, privilegia los tirantes delgados o escotes palabra de honor.

Respecto a los accesorios, siéntete libre de jugar con los estilos, colores y texturas, dependiendo del vestido de cada una. Por ejemplo, para crear un efecto vintage puedes usar un collar de perlas; mientras que, si lo que buscas es darle un toque más divertido y juvenil a tu estilismo, lo mejor será apostar por unos zapatos o clutch en colores llamativos, como fucsia o amarillo.

También te proponemos jugar con brazaletes, aros o anillos vistosos para darle más protagonismo a tus complementos. Eso sí, intenta no sobrecargarte.

¿Y los tonos oscuros?

Es sabido por todos que los colores oscuros atraen más el calor. Sin embargo, eso no significa que tengas que renunciar a los vestidos de fiesta negros, si es lo que deseas usar, pues todo dependerá de cómo lo combines y al tipo de matrimonio que asistas; sobre todo, si es un matrimonio de noche.

Además, un traje oscuro, como uno negro o gris, no solo te aportará elegancia, sino que además, será el mejor aliado si se trata de disimular esos kilitos extra. Fíjate al final de la galería y encontrarás hermosos diseños negros con añadidos de color como flores y distintos estampados. Ya sea con el pelo suelto o peinados recogidos; sin duda, te verás irresistible si te inclinas por esta opción.

Ahora ya sabes que son muchísimas las propuestas a las que puedes acceder si quieres ser una invitada perfecta en verano. Y es que sin afán de opacar a la festejada, que seguro se pasó meses enteros revisando vestidos y peinados de novia, tú también podrás verte más guapa que nunca. Déjate seducir por la diversidad que hay en vestidos para fiestas, aunque también podrás inclinarte por enteritos para matrimonio si así lo deseas y lucirás igual de magnífica.