Rodrigo Buch

Es un dilema cada vez más común hoy en día en las cabezas de las invitadas a matrimonios. Si bien hace algunos años atrás era más común ver a la gran mayoría de las invitadas en vestidos cortos, en la actualidad podemos ver una fuerte riña entre vestidos largos y cortos para asistir a un matrimonio. Los vestidos largos ganan cada vez más terreno, pero también los vestidos cortos se han reinventado dejando atrás el modelo bodycon, apostando hoy en día por modelos sueltos y escotados. Entonces te estarás preguntando, ¿vestido largo o corto? Esta respuesta dependerá de algunas consideraciones que debes evaluar antes de dar con tu opción definitiva. ¿Cuáles son estas consideraciones? No te lo preguntes más, a continuación te sacamos de toda duda.

Tipo y lugar de matrimonio

Un punto que puede ayudarte mucho a definir el largo de tu vestido. Por ejemplo, si el matrimonio será campestre o en la playa al aire libre y además tipo asado, para tu comodidad los mejor es que luzcas un lindo vestido largo, de preferencia vaporoso de estilo boho o hippie chic, ideal para este tipo de eventos. Un vestido de este estilo te permitirá desenvolverte libremente y sentarte a conversar en la arena o pasto con mucha facilidad. De lo contrario, si el matrimonio es en un salón de noche y además será un cóctel, lo ideal es que busques un sofisticado vestido corto, puede ser un femenino midi dress o una linda pollera con un elegante crop top.

Estación del año

¡Ahora te vas a sorprender! La estación del año en que sea el matrimonio no influye en nada en el largo de tu vestido. Ya sea una estación de frio o calor, el largo del vestido dependerá de todos los otros factores que te mencionamos, menos éste, ya que hoy en día la oferta de diseño en la industria de la moda te ofrece alternativas de vestido largos y cortos para toda ocasión. En invierno puedes llevar un vestido corto con mangas largas y pantys o un vestido largo de mangas largas y espalda profunda, y en verano, ya sabes, algo fresco para el calor.

Roberto Alejandro

Tu rol en el matrimonio

Si eres una invitada más del matrimonio, considera todos los puntos que mencionamos anteriormente. Pero en caso que seas una invitada importante, como por ejemplo, si tienes un rol como el de madrina, hermana o mejor amiga de la novia, te sugerimos lucir un vestido largo, sea donde sea y a la hora que sea el matrimonio. Los vestidos largos te suman prestancia y entregan más elegancia e importancia que un vestido corto. Es por estos motivos si eres una invitada de honor, escoge un perfecto vestido largo para la ocasión.

Tu anatomía 

Sabemos que tu idea es lucir perfecta para esta ocasión, ya que oportunidades para producirse tanto en nuestro país no hay muchas. Es por esto debes considerar el largo de vestido que más te favorezca. Para las que tengan piernas más gruesas, puede ser más favorecedor llevar un vestido largo que destaque tu anatomía y deje ver tus mejores cualidades. Para las más bajitas, proponemos vestidos más cortos que no le resten altura, y en caso de llevar un vestido largo, usar un par de zapatos con tacos altos. Para las que aman sus piernas, pero no quieren desistir de un vestido largo, está la opción de un vestido largo con un gran tajo, donde asomaran tus hermosas piernas. 

Tu comodidad 

Si no te sientes cómoda, no te sientes linda. El largo que escojas para tu vestido debe ser uno que vaya acorde a tu estilo y personalidad y que te acomode un 100%. Ya sea largo o corto, debes adaptar este vestido para el estilo de matrimonio al que asistes, para así lucir más segura y bella que nunca.
¿Te decidiste? ¿Vestido largo o corto?