Moraima Sánchez Fotografía

Organizar un matrimonio lleva más trabajo del que se piensa, porque además de buscar los trajes de novios, es necesario definir qué decoración para matrimonio elegirán para ese día, si comprar unas copas de novios vintage o decorar unas sencillas, hasta qué anillos de matrimonio intercambiarán. Sin embargo, hay un ítem fundamental en la planificación que no pueden dejar para último momento, y este es el banquete; el que, sin duda, termina siendo uno de los temas más comentados entre los invitados.

Pero antes de saber qué tipo de formatos hay, primero deben definir qué tipo de matrimonio quieren; si uno en el campo o en la playa, de día o de noche, numeroso o íntimo, entre otros muchos aspectos. ¿Ya lo tienen claro? Entonces, con esa información más o menos lista y con el presupuesto que piensan disponer, pueden acercarse a su banquetero para que les explique los tipos de banquete existentes.

Aquí les dejamos una pequeña guía con los 5 principales tipos de banquete. Revísenla con calma e inclínense por el que más les guste.

1. Baquete tipo brunch

Luz del Alma

Aunque no es muy frecuente, existe esta modalidad que es ideal para aquellos matrimonios que se celebran por la mañana. Se trata de una mesa buffet que fusiona alternativas de desayuno y de almuerzo, por lo que suele servirse a partir de las 10.30 de la mañana. Puede incluir, por un lado, pan artesanal, panqueques, huevo y salchichas; y, por el otro, platillos de marisco, ave o carne asada, sopas y ensaladas. En tanto, las bebidas que suelen acompañar al brunch son variedad de té y café, jugos de fruta, smoothies y licores suaves como Mimosa o Bloody Mary.

2. Banquete tradicional

Amelia Lamas

Es la opción más común y que se acopla tanto a un almuerzo para matrimonios de día, como a una cena para matrimonios de tarde-noche. Suele ofrecerse un aperitivo, antes de que los invitados pasen a sentarse a sus respectivas ubicaciones generalmente, con delicados centros de mesa para matrimonio y una presentación bastante formal, sobre todo, si la boda es de noche. Atendidos por camareros, el menú en general está compuesto por uno o varios entrantes, uno o dos platos principales, postre, vinos y bebidas. Y, para cerrar, una barra libre con licores. Los diferentes tiempos del menú dependerán exclusivamente del gusto y presupuesto de los novios. Recuerden, eso sí, que el almuerzo admitirá platos contundentes, mientras que la cena apostará por preparaciones menos pesadas.

3. Banquete tipo buffet

Nelson Riquelme Fotografías

Este estilo de banquete es mucho más dinámico y relajado, y queda muy bien en con una decoración de matrimonio campestre. Suele comenzar igualmente con un cóctel de bienvenida, para luego pasar al salón donde toda la variedad de comida se expone en diferentes bandejas, de tal manera que los invitados se sirvan directamente. Algunas veces incluye cocina en directo. Ahora, si se inclinan por esta opción, consideren instalar más de un mesón con adornos de matrimonio delicados, pero que no estorben mucho, y así se ahorrarán filas y aglomeraciones. Piensen que el éxito de un buffet es que las personas puedan servirse rápida y cómodamente tantas veces deseen. Para ello, además, las comidas deben estar separadas por temperatura y por tipo, por ejemplo, si son ensaladas, acompañamientos, pastas, postres, etcétera.

4. Banquete tipo cóctel

Banquetera AGDV

Si disponen de recursos limitados o simplemente están pensando casarse en una ceremonia íntima, con muy pocos invitados, entonces un cóctel bastará para triunfar. Independiente de la hora del día, lo importante es que este incluya variedad de bocadillos salados y dulces, que serán servidos a las personas de pie en bandejas con cubierto y servilleta. Tomen en cuenta que la relación más adecuada es de 1 camarero por cada 15 invitados. Bocados que nunca fallan son los quiches, empanaditas, brochetas, ceviche y piezas de sushi, entre otras posibilidades para deleitar el paladar. Y aunque se decidan por un banquete tipo cóctel, igualmente pueden incorporar una sencilla y elegante torta de matrimonio para compartir con sus invitados. Ojo, no olviden poner sillas y mesas de apoyo para que la gente pueda descansar.

5. Banquete tipo food trucks

Casa Ibarra

Ideal para matrimonios informales o vanguardistas. Es una de las modalidades de tendencia y consiste en montar diversos camiones o food trucks, donde los platos se preparan frente a los ojos de los comensales. Pueden contratar carros de comida típica chilena, hamburguesas, cocina mexicana, tapas españolas, platos vegetarianos, cócteles con fruta y postres, entre otras múltiples opciones. Esta particularidad le dará a su ceremonia un aire de frescura, originalidad y dinamismo, pues rompe con los estándares de un banquete clásico. Por otro lado, los invitados se quedarán con el recuerdo de una experiencia gourmet, pues habrán probado sabores diferentes. Este formato es ideal para matrimonios de día y, muy especialmente, que se realicen en espacios abiertos. Para comer, en tanto, sitúen mesas de tal forma que los camiones queden a su alrededor. Eso sí, que todos elijan con libertad donde quieran sentarse.

¿Se les aclaró un poco el panorama? Si ya saben cuál será el banquete de su boda, es hora de pasar a elegir las frases de amor que se intercambiarán en los votos y, por qué no, elegir un par para grabar en sus anillos de oro. Todos saben que en los detalles está la clave y si desean que su día esté impregnado de sus gustos e intereses, busquen ideas que los representen. ¡Y, por supuesto, empezar por la comida, es un gran comienzo!