Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos
Asos
Por Asos

Así como hay vestidos de novia ideales para embarazadas, con mayor razón encontrarás catálogos con vestidos de fiesta que se acoplen perfectamente a tu nueva figura si ya pasaste los tres meses de gestación.

Por lo tanto, en vez de estresarte ante este escenario, disfruta revisando tendencias y chequea también los peinados con trenzas y pelo suelto que destacan entre los más demandados. Verás que lucirás espléndida embarazada en el próximo matrimonio al que estés invitada.

Cortes y escotes

Una opción que les queda fantástica a las futuras madres, son los vestidos de corte imperio con tirantes o asimétricos dejando un hombro al descubierto. Todos ellos, elegantes y formales, con la cuota justa de feminidad. Los vestidos de línea envasé y cinturón debajo del busto, en tanto, son muy apropiados también en este caso.

Por su parte, las telas drapeadas o plisadas verticales se adaptan muy bien a las distintas etapas de gestación, mientras que el estilo boho chic favorece bastante a las embarazadas, especialmente aquellos vestidos con cintura alta y caída suave.

Ahora, si el matrimonio será de día o en temporada de buen tiempo, los vestidos de fiesta cortos o midi son una excelente opción para futuras mamás. Pueden ser estampados o no, pero lo fundamental es que sean diseños que sujeten bien el busto, con libertad de movimiento y que no presionen la zona abdominal.

Y por el lado opuesto, los maxi vestidos son otra alternativa, siempre y cuando cuides el largo de modo que no tengas ni la más mínima opción de enredarte o tropezarte con la tela. En esta etapa de tu vida debes estar alerta más que nunca, así que utiliza zapatos que sean cómodos, de taco medio y ancho. La idea es que no te canses, no te duelan los pies y puedas disfrutar de la celebración al ciento por ciento.

En cuanto al escote, recuerda que el busto irá aumentando de talla a medida que transcurran las semanas. Por eso, los más apropiados son los escotes en V o el halter que añaden un toque de más innovación. Y otra propuesta igualmente elegante es apostar por un sencillo escote en la espalda, con el que un peinado recogido te quedará espectacular.

Colores

El color solo dependerá del gusto personal, aunque, por ejemplo, si te inclinas por un solo tono, como un vestido de fiesta azul, rosa palo o verde menta, intenta que incorpore algún detalle en pedrería o aplicación brillante para darle un toque más glamuroso a tu estilismo si la celebración es de noche. O bien, inclínate por un color metalizado apagado para añadirle un poquito de lujo si tu traje es de corte recto simple.

Eso sí, si te encuentras en la última etapa del embarazo y no quieres aumentar volumen a tu look, intenta evitar los estampados muy llamativos o vestidos con muchas capas.

Tejidos y complementos

La gasa como tejido vaporoso, cómodo y fresco es la gran estrella en cuanto a vestidos de fiesta para embarazadas primavera-verano, mientras que el raso o terciopelo es el ideal para diseños de otoño-invierno.

Asimismo, no olvides acompañar tu traje con algún tapado para vestido de fiesta. Dependiendo de la estación del año en que se realice el matrimonio, elige una chaqueta, abrigo o un fino echarpe, entre otras prendas que nunca estarán de más. Menos aún, en esta etapa en que no puedes descuidarte.

¡Ya lo sabes! Si asistirás a una postura de anillos de matrimonio estando embarazada, podrás optar por diversos diseños como vestidos de fiesta largos, o de cortes midi; clásicos o modelos de tendencia; en colores tradicionales o más llamativos; en telas ligeras o más pesadas, en fin. Solo es cuestión de que elijas el correcto y te luzcas como nunca antes con un outfit especialmente pensando en las comodidades de una futura mamá.