Los matrimonios son la mejor excusa para sacar a relucir tu mejor pinta. Es una oportunidad para disfrutar con los amigos o la familia, celebrar el amor de quienes se casan y bailar hasta que las velas no ardan. Claro que la comodidad es lo más importante, eso nunca hay que olvidarlo.

Por eso, si bien son los vestidos de novia los que se llevan el protagonismo principal, un look cómodo, sentador y bien logrado puede convertirse también en un blanco de miradas seguro. Más aún si hacen concurso de mejores vestidos de fiesta, una tradición que cada vez más novios están adoptando en sus propios matrimonios.

Si quieres robarte varias miradas gracias a tu look, toma nota de los vestidos de fiesta 2018 y de las tendencias del próximo año que debes considerar para ese matrimonio que se aproxima y en el que quieres destacar.

Vestidos cortos

Si pensamos en vestidos de fiesta cortos, de inmediato nos imaginamos que puede ser una alternativa incómoda. Sin embargo, todo depende del diseño y de cómo se lleve. Una sugerencia es buscar modelos estilo camiseros, no ajustados; una tendencia que, además, cada vez se toma más las pasarelas de moda en todo el mundo y que será imposible que pase desapercibida. Aunque para matrimonios más urbanos, los vestidos con corte en A o ajustados de telas más gruesas, como lo que propone Cherubina, son ideales para destacar por la elegancia y lo chic de sus diseños.  

Vestidos largos

No necesariamente deben ser de gala; hay vestidos de fiesta largos estilo boho u otros diseños más casuales que también los hacen perfectos para un matrimonio de día en la ciudad. Muy importante son, además, los accesorios. Un clutch o las joyas pueden hacer la diferencia cuando se trata de adaptar un dress code según la circunstancia lo amerite. Y por ser una celebración en la ciudad, puedes usar una gran gama de colores, desde el negro, pasando por el azul marino, verde y rojo hasta el amarillo. Los tonos rosas, amarillos y verdes son perfectos para el día, mientras que para la noche puedes probar con un vestido de fiesta azul o uno burdeos.

Trajes de dos piezas

Sin duda, es una opción que se hará notar, ya que son pocas las mujeres que se atreven con looks así de formal. De todas maneras, un traje de dos piezas, sea con falda tubo o con pantalón, puede ser también un look muy sensual. Si lo complementas con labios rojos y unos tacones stiletto, ya verás cómo salen los aplausos.

Monos para matrimonio

Entre tantos vestidos de fiesta negro (el color más común entre las invitadas), los enteritos para matrimonios son una genial idea si lo que quieres es verte soñada. Elegir colores más llamativos es algo que nunca falla, así como también diseños florales que den vida a la fiesta y que añadan diversión a las fotos que los invitados se tomarán ese día. Y para complementar tu outfit puedes llevar un peinado recogido con unos maxi aros -elige uno de un solo tono si vas a usar un enterito estampado-, para estilizar el look.

Lentejuelas

¿Quieres añadir una cuota de glamur a tu look? Entonces, prefiere las lentejuelas para matrimonios de noche. Puede ser un vestido, una chaqueta o, incluso, tu cartera. Si lo que buscas es brillar, no lo pienses ni siquiera dos veces y, de paso, aportarás elegancia a tu estilismo. Y si te decides por unos labios rojos y unas ondas al agua, te verás como una estrella de Hollywood de los años 20 y, por supuesto, serás la invitada perfecta de la fiesta.

Puede que la atención se centre en las frases de amor de los novios o en la hermosa decoración del matrimonio, pero ten por seguro que con estas recomendaciones podrás también convertirte en una clara protagonista de la noche.