Morilee

La elegancia y el estilo no son un tema de kilos, sino más bien de actitud. Por lo tanto, no te preocupes si tus medidas no son 90-60-90, pues, primero, el porcentaje de mujeres en el mundo que las tienen es bastante bajo, y porque independiente de tu peso, encontrarás el traje perfecto para cuando intercambies anillos de matrimonio con tu prometido. De hecho, ¿sabías que son cada vez más las firmas que incorporan tallas grandes en sus catálogos de vestidos de novia? ¡Las posibilidades se expanden aún más!

¿Estás lista para impactar? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para que aciertes en tu elección y de paso, sepas si los aros de argollas de oro que te regaló tu abuelita o esos zapatos soñados que viste hace unos meses harán o no juego con el vestido que tienes en mente. ¡Seguro que sí!

Según el corte

Morilee

Si quieres disimular esos kilitos de más, te sirven tanto vestidos largos como diseños a media pantorrilla. Lo importante es elegir el corte correcto según tu tipo de cuerpo. Uno de los más recomendados para mujeres gorditas es el corte imperio, que se caracteriza por tener una cintura alta y estar ceñido justo debajo del busto, dejando que el resto del vestido fluya libremente. Y es que al ser vestidos holgados en la cintura, ocultan el vientre y caderas, a la vez que hacen parecer más alta a una mujer de baja a mediana estatura.

Por otro lado, puedes optar por los vestidos de novia en línea A, cuya falda se va ensanchando, lo que te hará lucir más esbelta. Recuerda que las faldas anchas te favorecen y no dejes de usar un vestido con cola si es lo que deseas.

El corte sirena, en tanto, es ideal para aquellas que se atreven a lucir sus curvas, siendo una buena opción para novias voluptuosas, pues disimula piernas, entalla la cintura y ciñe el busto. ¡Dile sí al faldón con volantes! 

No obstante, si tu sueño es elegir entre vestidos de novia estilo princesa, te contamos que estos son perfectos para ocultar caderas anchas. Eso sí, mejor evita esta silueta si acaso tienes la espalda u hombros muy amplios.

Los escotes

Maggie Sottero

El más indicado para novias gorditas es el escote en V, ya que estiliza el cuello, alargando la parte superior del torso, lo cual te sumará puntos al afinar tu silueta. El escote barco también resulta muy favorecedor, ya que estiliza hombros y cuello; mientras que el escote asimétrico es ideal si eres rellenita, pues desvía la atención hacia la parte superior del vestido. El escote halter, en tanto le viene especialmente a las mujeres con poco pecho, ya que pronuncia esa zona, resaltando los hombros y estilizando el cuello. Y si quieres darle a tu estilismo un toque más sensual, puedes usar el escote corazón sobre un ilusión, y el resultado será fantástico.

No obstante, si definitivamente no quieres mostrar tus hombros o brazos, siempre podrás recurrir a vestidos con manga larga, manga francesa, manga corta o manga casquillo, evitando por sobre todo, el escote palabra de honor y los tirantes muy delgados.

Además, si deseas sumarle elegancia y un aire romántico a tu look, unas mangas de encaje o efecto tattoo serán la mejor opción.

Las telas

Morilee

Hay variedad de telas en lo que respecta a vestidos de novia 2018 para novias de talla XL. Sin embargo, para los vestidos corte imperio, predominan los tejidos plisados, gasas, tules y en general, telas que no son excesivamente rígidas, como puede ser un mikado.

Por otra parte, tejidos como el satén, la seda y el chiffón también son empleados para este tipo de atuendos nupciales, pues son capaces de dar forma sin exagerar en el volumen. Y ojo que el drapeado asimétrico o descendente, por ejemplo en organza, también le queda fabuloso a las más rellenitas.

Los detalles

Morilee

Si buscas un vestido de novia sencillo, pero con algún detallito que llame la atención, y para poder usar como vestido de novia para el civil, los bordados, brocados y encajes siempre le darán un toque coqueto y elegante a tu prenda. Lo mismo que las aplicaciones en pedrería y cristales, tanto en escote y espalda. Eso sí, te recomendamos que elijas motivos discretos, pues la idea no es aumentar el volumen, sino que estilizar tu figura.

Lazos en la cintura o adornos solitarios en esa zona son otros detalles que le aportarán un toque distintivo a tu look. Para el pelo, en tanto, puedes llevar peinados con trenzas y pelo suelto y complementarlos con velos, tiaras o coronas, según como prefieras o decantarte por un simple pero elegante peinado recogido, de acuerdo al estilo de tu matrimonio.

Preocúpate de elegir el estilo que más se adapte a tus gustos y no te agobies pensando si encontrarás o no alternativas, porque cada vez hay más tiendas de vestidos de novia en Santiago y también, en regiones, como algunas tradicionales boutiques de vestidos de novia en Talca, con variadas líneas y firmas de vestidos de novia en tallas grandes y modelos igual de maravillosos como los que ves en este artículo.

¿Apuntaste estos consejos? Seguro que alguno de estos diseños te sirvió de inspiración y ya estarás pensando en los peinados de novia que podrías probar. Lo importante es que, más allá de la talla que tengas, te sientas bella, cómoda y auténtica con tu traje nupcial. Tan a gusto como tienes que sentirte con tu decoración para matrimonio, así que te invitamos a revisar las distintas opciones para para que lleves con éxito y feliz esta tarea.