Si ya comenzaste la búsqueda de tu vestido de novia, es casi imposible que no te enamores del escote cuadrado. Un clásico de la moda nupcial, pero que vuelve como uno de los favoritos de las novias para el 2021. Las ventajas son muchas y, lo mejor de todo, es que esta temporada las colecciones lo incluyen en múltiples versiones.

Características

También llamado escote francés, este tipo de cuello se caracteriza por cortar en línea recta sobre el busto y subir también en línea vertical hacia los hombros cubiertos por tirantes, ya sean anchos o delgados, incluso de estilo espagueti.

Eso sí, los vestidos con escote cuadrado también pueden llevar mangas casquillo, mangas tulipán, mangas tres cuatro, mangas abullonadas o mangas largas, entre otras opciones. Con cualquiera de ellas, el escote cuadrado siempre lucirá geométrico en la zona del pecho.

Con qué vestidos

Aunque todos los trajes son dignos de llevar un lindo escote francés, hay algunos en los que se destaca aún más. Es el caso de los vestidos de corte imperio, que se caracterizan por tener una cintura alta y ceñirse justo debajo del busto. Y es que al igual que el escote cuadrado, los diseños de corte imperio acentúan la línea del pecho, por lo que ambos se potencian.

No obstante, si deseas lucir un vestido de novia estilo princesa, los modelos en tejidos como mikado u otoman son perfectos para exhibir un escote cuadrado. Ello, pues al ser telas gruesas y con cuerpo que estructuran y marcan las líneas, se complementan perfectamente con un escote de estas características. ¿Prefieres un diseño más relajado? Si te gusta la inspiración bohemia, encontrarás muchos vestidos de novia con encaje con mangas Julieta y escote cuadrado. O bien, si te cautivan los años 70, lúcete con un vestido corto de línea recta, manga acampanada y escote cuadrado, tal como los hippies que se usaban por esa época.

Con qué complementos

A diferencia de los escotes barco, ilusión, halter y cisne, el escote cuadrado sí permite llevar un collar, una cadena o una gargantilla. Eso sí, ya que el escote de por sí es envolvente, lo ideal es que la joya sea más bien pequeña o delicada. O al menos, que no sobrepase la línea del escote. Los aros, por su parte, están permitidos en todos los formatos e, incluso, decantarte por unos aros XL será una buena opción si decides dejar tu pecho desnudo.

Pero además de considerar el escote cuadrado, analiza si los tirantes o mangas que lo acompañan favorecen o no la postura de ciertas joyas. Por ejemplo, unas mangas abullonadas, que ya son llamativas, realmente no ameritan llevar una joya en el cuello. Distinto al caso de unas mangas mariposa o mangas sisa, que sí se ven bien con una cadena fina o un collar redondo para contrastar formas.

Sea cual sea tu opción de vestido, deslumbrarás en tu matrimonio con un escote cuadrado. No por nada se destaca entre los favoritos de los diseñadores de ayer y hoy.