Asos
Asos

La pandemia obligó a muchos novios a cambiar la fecha de sus matrimonios, por lo que no te sorprendas si te invitan a uno en pleno invierno. Pero así como hay parejas que tuvieron que reagendar, otras eligen casarse en invierno por todos los encantos que ofrece esta fría y mágica estación. Desde las múltiples opciones en banquete y decoración, hasta la posibilidad de sumar accesorios a su look nupcial.

Efectivamente, el invierno es ideal para salir de los clásicos trajes de novios y lo mismo ocurre con los vestidos de fiesta de las invitadas. Si no sabes qué usar en tu próximo matrimonio de invierno, aquí te develamos todas las claves.

De qué telas

Cherubina
Cherubina

Rosa Clará
Rosa Clará

Asos
Asos

Pronovias
Pronovias

Asos
Asos

Aware Barcelona
Aware Barcelona

Hay tejidos idóneos para vestidos de fiesta invernales, pues son gruesos y pesados, por lo que no pasarás frío. Sin embargo, tienen una caída perfecta que hará que no pierdas el glamur. Entre ellos, piqué, otomán, raso, mikado, brocado, dupión y tafetán.

Si quieres un vestido de acabado opaco, por ejemplo para una boda en el día, elige un vestido de piqué u otomán. No obstante, si el matrimonio será en la noche, entonces no dudes en enfundarte en un sofisticado traje de dupión o satén, que se caracterizan por su textura brillante.

Cortes y colores

Asos
Asos

Aware Barcelona
Aware Barcelona

Aware Barcelona
Aware Barcelona

Zara
Zara

Aire Barcelona
Aire Barcelona

Cherubina
Cherubina

Rosa Clará
Rosa Clará

Dolce & Gabbana
Dolce & Gabbana

Galia Lahav
Galia Lahav

Sonia Peña
Sonia Peña

Rosa Clará
Rosa Clará

Rosa Clará
Rosa Clará

Marfil Barcelona
Marfil Barcelona

Pronovias
Pronovias

Los vestidos más buscados para invitadas de invierno son los de corte princesa, línea A, recto o silueta sirena.

Para asistir a una boda clásica, por ejemplo, una buena opción será decantarte por un diseño de corte princesa confeccionado en un tejido rígido, como mikado o brocado. Para un matrimonio invernal, pero menos formal o de día, un vestido recto de raso, de corte midi, te quedará fabuloso. Pero si deseas presumir de tus curvas, entonces un vestido sirena en tafetán logrará que te robes toda la atención.

Los diseños lisos no pasan de moda. Sin embargo, los modelos estampados se vienen fuerte en esta temporada, así como los vestidos que mezclan más de una textura. Por ejemplo, un vestido con falda de otomán y cuerpo de georgette.

Pero no solo podrás optar a vestidos, ya que también encontrarás muchos enteritos o trajes con pantalones en los catálogos de fiesta para invierno. Entre ellos, monos con pata extra ancha y trajes compuestos por pantalón recto, crop top y chaqueta tipo esmoquin. Un pantalón en Jacquard es también una alternativa muy invernal.

Y en cuanto a los colores, predominan los trajes de fiesta invernales en negro, gris, azul marino y en la gama del rojo. Ahora, si asistirás a un matrimonio más desenfadado, también podrás decantarte por colores como rosa palo o tonos crudos, que te darán un aire más jovial.

Mangas y escotes

Rosa Clará
Rosa Clará

Asos
Asos

Asos
Asos

Cherubina
Cherubina

Rosa Clará
Rosa Clará

Pronovias
Pronovias

Valerio Luna
Valerio Luna

Ya que el frío será un invitado más al festejo y quizás también la lluvia, debes buscar un vestido que te cubra los brazos y gran parte del escote. En ese sentido, inclínate por diseños de manga larga o tres cuarto (nunca corta), y privilegia los vestidos con cuello barco, ilusión, redondo y cisne. O también puedes usar un escote en V, siempre que no sea muy pronunciado, sino más bien discreto.

Con respecto a las mangas, hay algunas que son muy adecuadas para lucir en una boda invernal, como las mangas abullonadas tipo Julieta, mangas poeta abotonadas en los puños, mangas murciélago o mangas acampanadas.

Detalles y accesorios

Cherubina
Cherubina

Cherubina
Cherubina

Asos
Asos

David's Bridal
David's Bridal

El invierno, que en Chile va desde el 21 de junio hasta al 21 de septiembre, es ideal para atreverse con vestidos de fiesta no tan convencionales. Por ejemplo, con vestidos que incluyan plumas, grandes hombreras, bordados tupidos, lazadas XL, faldas con volantes,  faijnes drapeados, cuerpos repletos de pedrería, sobrefaldas y capas fijas (añadidas al vestido) o extraíbles.       

¿Y las prendas de abrigo? Sin duda serán parte fundamental de tu look y, en ese sentido, encontrarás desde boleros, estolas y chales, hasta chaquetas de pelo sintético de color o abrigos de cachemira con maxisolapas.

Ahora, si deseas agregar un detalle más a tu look, siempre está la opción de que luzcas unos refinados guantes, los que encajan especialmente con looks monocromáticos. Finalmente, completa tu outfit con unos zapatos cerrados, ya sean unos stilletos, pumps o Mary Jane de terciopelo, por ejemplo.

O bien, si de antemano sabes que lloverá, escoge unas botas o botines con algún detalle glamuroso, como tachas, brillos o cadenas. Recuerda que el frío sube desde los pies y que incluso podrías enfermar, por ejemplo, si llueve y no andas con el calzado adecuado.

Si bien las bodas de invierno tienen un encanto especial, se disfrutan mucho más acertando con un vestuario cálido, cómodo y sofisticado. La buena noticia es que los catálogos de fiesta son cada vez más diversos, por lo que no te costará hallar un traje de invitada apto para lucir en la temporada más fría del año.