Matrimonios

¿Cuánto cuesta contratar a un wedding planner?

Por los resultados que obtendrán, contar con un wedding planner será una de las mejores inversiones que podrán hacer para su matrimonio. Descubran a continuación el rango tarifario en el que se mueven estos profesionales. 

SA Wedding Planner

Hasta hace un tiempo, se relacionaba a los wedding planners con las bodas masivas y muy lujosas. Sin embargo, hoy en día es un servicio por el que cada vez más parejas se inclinan, a sabiendas de que dejarán el matrimonio en las mejores manos.

Ya sea desde los primeros bosquejos o desde el último tramo de la organización, lo cierto es que contar con un wedding planner siempre será un acierto. ¿Cuánto dinero deberán destinar a este ítem? Resuelvan todas sus dudas en este artículo.

Distintos valores

Jacqueline Evans

Al momento de iniciar la búsqueda de un wedding planner se encontrarán con precios más económicos o elevados. Y aunque tal vez esto les provoque confusión, simplemente se debe a los distintos servicios que entregan.

Lo primero a considerar es que los wedding planners trabajan en base a programas o planes, con distintos tipos de coberturas y, por lo tanto, con valores diferentes. Lo bueno de este sistema es que así los novios podrán elegir aquel plan que más les acomoda, tanto en lo que respecta a sus necesidades como al presupuesto.

En qué consisten los planes

Bethania Producciones

Aunque el detalle dependerá de cada proveedor, son tres tipos de servicios los que suelen ofrecer los wedding planners.

1. Plan integral

Karla Yañez

Es el más costoso, ya que implica trabajar de cero con los novios. En este caso, la tarea del wedding planner será orientarlos al definir el estilo de celebración, elaborar una agenda de tareas, ordenar el presupuesto, realizar visitas técnicas, contratar a los proveedores y asesorarlos también en sus pruebas de vestuario. Y luego, llegado del día del matrimonio, el wedding planner estará a primera hora dispuesto a encargarse de todo.

Este programa es ideal para aquellas parejas que no tienen tiempo para organizar el matrimonio, ya sea por sus trabajos, hijos u otras razones. Y también les viene estupendamente a aquellos novios que viven en una región, pero se casarán en otra. Si desean contratar un wedding planner a tiempo completo, desde el primer hasta el último día, tendrán que desembolsar un promedio de $1.500.000.

2. Plan compartido

Ceremonias Espirituales Kanmanik

Se refiere a que los novios participan activamente en la organización del matrimonio, pero con la ayuda y herramientas que le proporcionará un wedding planner.

En este caso, el profesional los apoyará en la toma de decisiones, los acompañará en algunas salidas a terreno, les presentará ideas de tendencia, por ejemplo en decoración y les revisará los contratos antes de firmarlos, entre otras labores.

Será un trabajo en conjunto entre los novios y el wedding planner, que les permitirá involucrarse en todo el proceso sin estresarse. Es óptimo para aquellas parejas que tienen el tiempo y las ganas de participar en la organización de la boda, pero que no saben cómo hacerlo, ni por dónde empezar. ¿Les convence esta modalidad? Si es así, podrán acceder a programas entre los $800.000 y $1.000.000.

3. Plan para el gran día

Alba Rituales Ceremonias

Y por último, si ya tienen todos los servicios pactados, pero en el gran día solo quieren disfrutar, también podrán contratar a un wedding planner con ese objetivo. Eso sí, tendrán que tomar contacto con el profesional al menos un mes antes de la boda, de modo que puedan traspasarle toda la información y así éste último se coordine con los proveedores.

Este plan es perfecto para aquellas parejas que ya organizaron todo, pero que desean despreocuparse de los detalles en la recta final. O bien, que esperan abocarse exclusivamente a los temas de estética/belleza.

¿Qué hará el wedding planner en esta modalidad? Será el encargado de confirmar a los proveedores, coordinará los traslados, retirará el ramo de flores el día anterior, durante el matrimonio supervisará que se cumpla todo lo acordado y velará porque se respete el programa, entre otras tareas. Si les gusta esta forma de trabajo, podrán acceder a planes desde los $550.000.

Factores que podrían aumentar el valor

Karla Yañez

Si bien el wedding planner les planteará una tarifa específica por paquete, hay algunos puntos que podrían implicar algún recargo extra; aunque todo es conversable. Por ejemplo, que sea un alto número de invitados a la celebración. Que el wedding planner les cree y administre una página web del matrimonio. Que se sume un profesional más al equipo. Que los acompañe, más de las veces conversadas, a terreno o a las pruebas de vestuario. O que tenga que organizar una boda de una cultura que desconozca, como producir un matrimonio hindú.   

Por otro lado, la trayectoria del wedding planner en sí misma podría disparar el valor por sobre el de otros. Especialmente, si cuenta con una experiencia destacada de las que muchas parejas puedan dar fe.

Aun cuando tal vez tengan que restarle presupuesto a otro ítem, contar con un wedding planner será una de las mejores decisiones que podrán tomar. Y es que no solo disfrutarán más del gran día, sino que todo el proceso lo vivirán de una manera más calma.

Otros artículos que te pueden interesar