Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo
Aldo
Por Aldo

Casi tan importante como el vestido de novia, serán los zapatos que elijas para complementar tu outfit nupcial, capaces de estilizar aún más tu silueta. Eso sí, deben estar acorde a la temporada y, por lo tanto, si te casas en primavera o verano, las sandalias serán tu mejor opción. Y es que necesitarás unos zapatos frescos que te acompañen todo el día.

Si aún no te decides, descubre más detalles sobre las sandalias a continuación.

Características

En las sandalias, a diferencia de otros zapatos abiertos como los mules, la suela se sujeta al pie mediante tiras, correas o cintas, quedando los dedos y parte del pie al descubierto. Pueden ser planas, de taco ancho o de taco fino alto; con o sin talón, resultando igualmente cómodas, ya que es un calzado que no se sale.

El nombre sandalia proviene de una palabra griega que significaba “suela de madera”, ya que fue en la Antigua Grecia donde este calzado se masificó. Sin embargo, su uso se conoce desde el periodo neolítico.

Tipos de sandalias

Además de la comodidad, la versatilidad es otra de las grandes cualidades que presentan las sandalias. Y es que según el taco, el amarre, la base o la punta, se distinguen múltiples versiones, todas aptas de ser calzadas en un matrimonio.

Están las sandalias romanas o gladiadoras, con correas que crucen el empeine y trepan hacia la pantorrilla. Las sandalias ankle strap, que tienen una pulsera alrededor del tobillo. Las sandalias T-strap, con una tira en el empeine en forma de T que divide al pie en dos.

Las sandalias thong, similares a las chanclas de playa, pero con taco. Las sandalias strappy, con cintas que de una en una se cruzan y abrazan al pie. Las sandalias wedges, que tienen plataforma de cuña. Las sandalias flatforms, con plataformas completamente planas.

Las sandalias lace up, con cintas entrecruzadas que suben delicadamente hacia el tobillo. Las sandalias flip flops o más conocidas como chanclas de dedo. Las sandalias birkenstock, que tienen una base de corcho y látex. Y las sandalias de punta cuadrada, que rompen con la clásica forma de este calzado.

Para qué matrimonios

Boda elegante

Si el matrimonio será en un elegante salón, decántate por unas sandalias blancas con tacón de unos 6 a 10 centímetros. Las ankle strap de taco fino son de los modelos más delicados.

Boda playera

Sí o sí elije sandalias planas, ya que las sentirás muy agradables al caminar en la arena y no te enterrarás, ni correrás el riesgo de que se te escapen. Además, hoy encontrarás una amplia variedad en modelos joya con incrustaciones en pedrería, cristales, gemas, perlas bordadas o incluso conchitas.

Boda boho/hippie

Acompaña tu vestido de novia hippie chic por unas sandalias de cuña, con plataforma de rafia o yute y cintas de encaje. Así no renunciarás a la altura, a la vez que andarás cómoda todo el matrimonio. El blanco combina bien con los textiles sobre los que pisarás.

Boda rústica

Tanto si el enlace se realizará en un campo, una viña o en un jardín, lo ideal será apostar por sandalias de tacón ancho y bajo para no tener ningún inconveniente al caminar sobre el pasto o la tierra. Puedes inclinarte por un modelo con pulsera al tobillo para una mayor sujeción, idealmente en colores crudo, como crema, beige o nude. Así no tendrás que estar pendiente de no ensuciarlos, como si te pasaría si los elijes blancos. ¡Además que los tonos crudos están de tendencia!

Boda vintage

Las sandalias romanas o gladiadoras evocan tiempos pasados, así que serán una buena alternativa si te decantarás por una boda con toques retro. Más aún si eliges un vestido de novia corto y holgado, recto o de línea A. ¡Sorprenderás a tus invitados!

Boda minimal

Unas sandalias de punta cuadrada, ya sea con taco alto o bajo, serán estupendas para complementar un vestido sencillo y cerrar un look de inspiración minimalista. Si te animas, puedes escogerlas con algún detalle en PVC.

Boda glamurosa

Y por último, si al contrario deseas brillar en tu celebración, no renuncies a usar unas sandalias metalizadas en tu gran día. Ya sean doradas, plateadas o rose gold, seguro que tus zapatos se robarán todas las miradas. Para un estilismo con glamur, unas sandalias lace up de taco alto serán todo un acierto.

Bonus track: Calzado de recambio

Independiente del estilo de matrimonio, las sandalias son también una buena opción para llevar como zapato de recambio. Es decir, para que puedas disfrutar más cómodamente de la fiesta y el baile. Así podrás lucir unos esbeltos stilettos en la ceremonia y el banquete, pero luego cambiarte a unas livianas sandalias planas o agradables sandalias con cuña. Cualquiera de ellas será la solución para que tus pies no sufran y, lo mejor de todo, son zapatos que después sin duda podrás volver a usar.

Junto con el peinado y las joyas, el calzado será el encargado de cerrar el look con broche de oro. De allí la importancia de elegir los zapatos correctos y que idealmente te enamoren a primera vista.