Javier Rodríguez Fotógrafo

La relación con los hermanos es única y por eso es que al pensar en ellos aparecen conceptos como lealtad, sonrisas, amistad, recuerdos, juegos, complicidad e incluso una que otra rabieta. Innumerables momentos que atesorarán para siempre y que, de una u otra forma, influyen directamente en el curso que han tomado sus vidas. Los hermanos son especiales y por eso es que no merecen ser meros espectadores en el día de su boda.

Si quieren agradecerles su apoyo con un regalo que no olviden, entonces tomen nota de las siguientes propuestas. ¡Ah! Y elijan un instante inesperado en la celebración para entregarles su obsequio delante de todos. No podrán más de la emoción.

1. Alguna prenda o complemento del look

Ya que los hermanos todo lo valen, no les costará nada desprenderse de algún complemento de su look nupcial. Por ejemplo, el prendedor, las colleras o el pañuelo serán el regalo perfecto para un hermano, mientras que el tocado, el velo de la novia o los guantes dejarán contenta a cualquier hermana. Se sentirán realmente especiales de poder quedarse con un uno de estos accesorios. Y, de hecho, si alguno de los hermanos no se ha casado, tal vez quieran utilizar ese complemento heredado cuando llegue el momento de su gran día.

Ingrid Fotos

2. Un álbum de fotos

Aunque les parezca una idea repetida, jamás en la vida ningún álbum de fotos será igual a otro. Cada familia tiene su propia historia y, por lo tanto, sólo los hermanos son dueños de sus recuerdos en común. Así que no le den más vueltas, recopilen sus mejores imágenes de toda la vida y monten un álbum con algún diseño especial.

Ahora, si no disponen de tiempo suficiente para configurar el álbum, otra opción es armar un cuadro-collage con fotos de sus distintas etapas. Intercalen imágenes desde que eran pequeñitos hasta la actualidad.

3. Las llaves del nuevo hogar

Si quieren que sus hermanos o hermanas verdaderamente se sientan partícipes de esta vida que comienzan como recién casados, entonces entréguenles una copia con las llaves de su nueva casa. Así los harán saber que allí siempre tendrán un espacio y serán muy bienvenidos. Seguro que este regalo sí que no se lo esperaban.

4. Una emotiva carta

Si se expresan mejor a través del papel, una carta siempre será un obsequio preciado. Además, no necesitan ponerse poéticos para decirles a sus hermanos lo mucho que significan en sus vidas y lo afortunados que son de poder compartir un día tan importante, como el del matrimonio, junto a su compañía. Y si quieren darle un toque especial, escriban la carta en papel seda, pergamino o sirio liso, entre otras opciones.

Marcelo Medina

5. El ramo de la novia

Cuando se trata de dos hermanas y que además tienen una relación muy estrecha, muchas novias deciden no lanzar el ramo para regalárselo exclusivamente a esa persona tan querida. De hecho, no podría quedar en mejores mano. Y si hay más de una hermana, entonces mandar a hacer una réplica del ramo será lo ideal. Así cada una tendrá el suyo y quedarán todas felices.

6. Una pulsera o cadenita

Independiente de la opción que decidan, lo importante es que le obsequien a su hermano/a o hermanos/as una accesorio para que todos lleven el mismo. También puede ser una medallita con los nombres grabados, la fecha del enlace o algún diseño que los identifique como familia.

Simbólicamente, aunque estén adultos y cada uno tenga su vida armada, habrá algo que los mantendrá unidos en todo momento. Además, no tiene por qué ser una joya exclusiva ni tan costosa, pues aquí lo realmente importante es el valor emocional impreso en la misma.