Gonzalo Vega
Gonzalo Vega

Después de muchos meses de planificación y ejecución, finalmente entrarán en la cuenta regresiva a dar el “sí, acepto”. Serán días en que los embriagará el nerviosismo y la emoción. Sin embargo, aún les restarán unas últimas tareas por cumplir. ¿Cómo evitar que se les olvide alguna? Apunten este listado que los ayudará a enfrentar con éxito la semana previa al matrimonio.

1. Retirar el vestuario

Faltando siete días, tendrán que ir a buscar sus trajes de novios y probárselos una última vez, en caso de que hubiese algún detalle que ajustar. Eso sí, ya con los atuendos en casa, manténganlos en un lugar estratégico -fuera del alcance de niños o mascotas- y eviten manipularlos. Generalmente los entregan en caja o percha, así que déjenlos ahí mismo a la espera del gran día.

Arteynovias
Arteynovias

2. Ensayar poses y caminata

Las fotos serán su tesoro más valioso, pues permanecerán por mucho que pasen los años. Por lo tanto, aunque parezca irrelevante, les sumará puntos si ensayan algunas poses para salir bien en las fotos. Frente a un espejo, por ejemplo, les será fácil encontrar sus mejores ángulos, como la mirada y sonrisa que más les favorece, a la vez que se irán soltando y descubriendo poses diferentes. Pero además de posturas para fotos, la caminata al altar es otro ítem que deberían ensayar. Especialmente la novia, quien deberá lidiar también con el calzado de taco alto, falda, cola o velo de su vestido. Ahora, ya que ambos estrenarán zapatos nuevos, es importante que los ablanden en los días previos a contraer matrimonio. ¡No pasen por alto estos detalles!

3. Repasar textos

Para que los nervios no les jueguen una mala pasada, ensayen previamente los votos nupciales que pronunciarán en la ceremonia, así como el discurso que darán frente a sus invitados al iniciar el banquete. No se trata de que se aprendan los textos de memoria, sino de que dominen cada una de las palabras y les den una correcta entonación.

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

4. Empacar

Ya sea preparar el bolso para la noche de bodas o armar las maletas para la luna de miel, si es que partirán al día siguiente. Es otro pendiente que les quedará para la última semana, así que hagan un listado con todo lo que necesitan y vayan tachando a medida que empacan. Además, dejen a la vista, pero en un lugar seguro, sus documentos personales, tarjetas financieras, el candado de la maleta, etcétera.

5. Preparar el kit de emergencia

No pueden comprarlo listo, así que es otra tarea que tendrán que realizar en los días previos a la boda. Se trata de un neceser donde llevarán distintos elementos que los sacarán de apuros ante cualquier imprevisto que ocurra en el matrimonio. Entre ellos, hilo y aguja, un mini botiquín, gel para peinar, perfume, maquillaje, lustrador de calzado y prendas de recambio, como un par de calcetines y otras medias. Son kits 100 por ciento personalizables, así que conviene que cada uno tenga el suyo.

6. Reconfirmar proveedores

Seguro que ya tienen todo chequeado con sus proveedores, por lo que no será necesario contactarlos nuevamente a cada uno en la cuenta regresiva. Solo confirmen los detalles con aquellos que los dejarán más tranquilos de cara al gran día. Llamen, por ejemplo, al estilista o maquillador, para recordarle que debe estar en el domicilio a determinada hora y lo mismo con el chofer del vehículo nupcial. También pueden avisar en la florería a qué hora pasarán por el ramo y reconfirmen en el hotel donde tienen la reserva hecha para su noche de bodas. 

Diana Karina Fotografía
Diana Karina Fotografía

7. Designar ayudantes

Si van a necesitar asistencia para alguna tarea específica, no esperen hasta último minuto para elegir a sus ayudantes. Por ejemplo, si requieren que alguien retire la torta de novios por ustedes y la lleve hasta el centro de eventos, pídanle el favor a la madrina. O designen entre sus damas de honor o best men a quienes se encargarán de portar los kits de emergencia durante el matrimonio. Lo importante es que no lleguen a la iglesia sin saber a quién dejarles sus artículos personales.

8. Acudir a la peluquería/salón de belleza

Aunque anteriormente ya habrán ido por un corte de pelo o tratamientos estéticos varios, el día anterior al matrimonio puede que amerite una última visita al salón de belleza. El novio, para retocar el corte del pelo y el afeitado y cuidados de la cara. Y la novia, para rematar con la manicure, la pedicure y un último retoque a las cejas. Eso sí, también pueden solicitar una limpieza facial o masaje capilar, si lo desean. Solo procuren no someterse a ningún tratamiento que pueda provocarles un enrojecimiento o manchas en la piel. Como una sesión de solárium o una exfoliación, por ejemplo.

9. Recoger el ramo

Llegando al final del camino, aún les quedará pendiente retirar el ramo a pocas horas de contraer nupcias. Ya que las flores naturales necesitan más cuidados, lo ideal es pasar por la florería la tarde anterior o, si fuese posible, en la mañana del mismo día en que se realizará la ceremonia. Así el ramo llegará fresco y en perfectas condiciones a manos de la flamante prometida.

MHC Fotografías
MHC Fotografías

10. No olvidar los anillos

Y aunque parece de película que los novios olviden los anillos y se den cuenta frente al altar, realmente puede pasar. Entre vestirse, peinarse y maquillarse, en el caso de la novia, no sería raro que las alianzas se queden en casa. Precisamente, porque saldrán rumbo a la iglesia o salón de eventos sin ellas puestas. Para evitarlo, pídanle a alguien que los llame insistentemente para recordarles. O bien, procuren dejar el portalianzas en un lugar muy visible.

Aunque estén impacientes a pocos días de contraer matrimonio, es importante que cumplan con cada una de estas tareas. Ahora, si temen que les pueda fallar la memoria, ayúdense pegando post-it en distintos rincones de la casa o creen alarmas ruidosas en el celular.