Revelavida
Revelavida

Los primeros pasos son claves. Por lo tanto, antes de pensar en el vestido de novia, la música o la decoración de matrimonio, tendrán que tomar decisiones importantes que guiarán el curso de su organización, sobre todo en estas épocas. ¿No saben por dónde empezar? Si ya están comprometidos, chequeen los siguientes puntos que los ayudarán a ordenarse en el comienzo.

1. Descargar la App de Matrimonios.cl

2. Definir fecha y tipo de ceremonia

3. Distribuir tareas

4. Considerar un wedding planner

5. Hacer lista de invitados

6. Comunicar el matrimonio

7. Acotar presupuesto

8. Definir locaciones

9. Resolver trámites

10. Comenzar a definir proveedores

1. Descargar la App de Matrimonios.cl

Para llevar un registro completo de sus avances, comiencen por descargar la App de Matrimonios.cl, que podrán ocupar desde el PC o directamente en sus celulares. Allí podrán crear una agenda de tareas, controlar el presupuesto, contactar proveedores, ordenar las mesas por invitados, buscar el atuendo nupcial y hasta crear un sitio web, entre otras funciones. Además, tendrán la opción de acceder a una interactiva comunidad, donde podrán resolver dudas y plantear debates. Lo primero es crear una cuenta y enlazarlas en pareja para un mejor trabajo en equipo.

Cristian Acosta
Cristian Acosta

2. Definir fecha y tipo de ceremonia

Lo que apremia, entonces, para poner en marcha los preparativos, es fijar la fecha del matrimonio (o una aproximada), así como establecer el tipo de enlace que desean realizar. Es decir, si será una ceremonia civil o religiosa, masiva o íntima, de día o de noche, urbana o campestre, con banquete clásico o tipo cóctel, etcétera. Y es que de estos factores dependerá el presupuesto que deban invertir y los proveedores que posteriormente elijan.

3. Distribuir tareas

Ya que se les viene mucho trabajo por delante, lo ideal es que se repartan las tareas entre los dos para que el proceso no se torne agobiante. Hagan una lista con aquellos ítems que les acomodan más al uno y otro, o bien, guíense por aquellos temas en que tengan más conocimientos. Así podrán ir recabando información, cada uno por separado, para luego compartirla y tomar las decisiones en conjunto. Por ejemplo, que alguien se encargue de revisar locaciones, mientras que el otro se enfoque en chequear opciones en arreglos para matrimonio y papelería.

Leo Basoalto & Mati Rodríguez
Leo Basoalto & Mati Rodríguez

4. Considerar un wedding planner

De acuerdo con su disponibilidad de tiempo y recursos, pueden plantearse la opción de contratar a un wedding planner. Es decir, a un profesional que los guiará y acompañará en cada paso, desde los primeros bosquejos, hasta el día mismo del matrimonio. Si tienen poco tiempo, mucha carga laboral, hijos o, por ejemplo, se casarán en otra ciudad, contar con los servicios de un wedding planner será una decisión muy acertada.

5. Hacer lista de invitados

Una vez delineados los aspectos básicos, conviene continuar con la elaboración de una primera lista de invitados. Y es que el número de personas será determinante, tanto en la elección del lugar para celebrar el matrimonio -ceremonia y fiesta-, como en la distribución del presupuesto para el resto de los ítems. Más adelante tendrán tiempo de reducir o ampliar su lista, según sea el caso.

Ana Mendez
Ana Mendez

6. Comunicar el matrimonio

Con la lista en mano, envíen el save the date para que sus familiares y amigos más cercanos puedan organizarse y agendar ese día con anticipación. Envíen este comunicado solo a aquellas personas que sí o sí estarán invitadas a la boda. Y con respecto a las demás que figuran en el borrador, una vez con la lista definitiva podrán hacerles llegar el parte nupcial.

7. Acotar presupuesto

A esta altura ya sabrán si el matrimonio será por la iglesia o civil; un mega evento o una ceremonia íntima. Por lo tanto, lo que toca es acotar el presupuesto para que no se les escape ningún detalle. Definir, por ejemplo, cuánto dinero destinarán al vestuario, cuánto al arriendo del local y cuánto a la torta de matrimonio, entre otros ítems. Manejar un presupuesto claro y ordenado les evitará sorpresas a mitad del camino.

Diana Karina Fotografía
Diana Karina Fotografía

8. Definir locaciones

Si bien, las reglas del juego han cambiado por la pandemia, siempre es bueno ser precavido. Por lo que, tanto la iglesia como el centro de eventos deben reservarlos cuanto antes. Así no tendrán problemas de disponibilidad con la fecha elegida y podrán seguir avanzando sin trabas en su planificación. Recuerden que hay meses, como enero y febrero, en el que la demanda de matrimonios aumenta, por lo que conviene siempre barajar más de una opción. De este modo, en caso de que no haya disponibilidad en un lugar, seguro la habrá en el otro. También reserven con antelación la fecha en el Registro Civil.

9. Resolver trámites

Revisen la documentación que necesitan para casarse, especialmente si lo harán por la iglesia, ya que los certificados de Bautismo, por ejemplo, muchas veces demora conseguirlos. Asimismo, chequeen los requisitos que les piden para firmar por el Civil y, en lo posible, avisen con tiempo a quienes desean que oficien como sus testigos o padrinos.

Josué Mansilla Fotógrafo
Josué Mansilla Fotógrafo

10. Comenzar a definir proveedores

Ya con las fechas reservadas, los lugares confirmados y un número de invitados aproximado, lo que resta es entrar de lleno en la búsqueda y contratación de sus proveedores. Aparte del traje de los trajes de novios, que seguro encabezan su lista de prioridades, deben considerar los servicios de papelería, banquetería, decoración, música, fotografía, video, animación, transporte, cotillón, souvernirs y alianzas. Tengan en cuenta que por cada proveedor tendrán que cotizar opciones y/o gestionar reuniones previas.

¡Ya lo saben! Con estos 10 puntos se les facilitará el arranque en la organización de cara al matrimonio. Además, con la ayuda de la App llevarán un completo registro, y podrán encontrar desde copas de novios hasta tarjetas de agradecimiento, entre otras cosas muy útiles para su boda.