Mat & Fer
Mat & Fer

¿Queda poco para el matrimonio y tanto pensar en vestidos de novia y trajes de novio los tiene en las nubes? Tranquilos, es lo normal, y no porque la decoración para matrimonio también ocupe parte importante de sus pensamientos significa que no va a haber espacio para considerar otros detalles importantes; como el video, por ejemplo. Un detalle no menor para el día de su boda.

De seguro, querrán que las frases bonitas de amor, el baile y todos los momentos memorables queden registrados para siempre, pero también, es fundamental que consideren qué debe y no debe ir en el video de su matrimonio.

A continuación se los contamos, para que se hagan una idea y no se cometan errores en tan importante registro

Qué pedir

Registrar los momentos íntimos y cercanos

Momento Perfecto
Momento Perfecto

Grabar el tras bambalinas y todos los preparativos de los novios previo a la ceremonia es un registro muy valioso, que no se querrán perder. Pidan a los encargados de realizar el video que graben, por ejemplo, el momento en que le hacen trenzas lindas a la novia, o cuando el novio se está ajustando su corbata y limpiando sus zapatos.

Aquí también es lindo que quede registrado el nerviosismo de los más cercanos a los novios, como los padres o los padrinos y amigos más íntimos que los acompañan en los minutos previos. Esa emoción quedará plasmada en el video y lo querrás ver una y otra vez.

Que no se pierdan los detalles

Fuegos del Sur
Fuegos del Sur

Toda esa dedicación puesta en lograr una fiesta memorable debe también quedar registrada. Por eso, no duden en pedir que se graben todos los detalles de la decoración, los adornos de matrimonio, las luces, el banquete y las copas de novios. Si ya se sienten orgullosos del resultado logrado, lo sentirán aún más al verlo en una pantalla, como si fuera una película.

Un video resumen con los mejores momentos

Cristian Jofré-Toro Photography
Cristian Jofré-Toro Photography

Junto con el video de larga duración, pidan que les entreguen una versión resumida donde aparezcan esos momentos que no se pueden perder. El baile de los novios, el lanzamiento del ramo, el ingreso a la ceremonia, etc, además de esas instancias anecdóticas que nunca faltan, como el abuelo bailando y dándolo todo en la pista de baile.

Formato marryoke

Rock and Love
Rock and Love

Para los más entusiastas y con personalidad, el formato marryoke puede resultar muy divertido. Este consiste en elegir una canción y grabar un video tipo lipsync, donde tanto los novios como los invitados puedan participar. Aquí es donde los vestidos de fiesta largos de las invitadas más pueden lucirse, además de convertirse en un momento de diversión en grupo y para reír un buen rato. ¡No olviden practicar!

Qué no pedir

Grabación durante todo momento

Si bien es cierto que a cada minuto pueden pasar cosas divertidas, si se graban tantas horas después la edición será prácticamente imposible. Por otro lado, después de un rato puede resultar incómodo que la gente de la producción esté en cada esquina, sobre todo, entre medio de la pista de baile o, por ejemplo, cuando los invitados están comiendo. Lo importante es que el camarógrafo sea criterioso y ustedes así se lo comuniquen.

Revisar todo el material

Dejen a los profesionales la tarea de seleccionar el resultado final, ya que, además, por lo general, se cobra extra el revisar todo el material grabado. Es mucho mejor esperar el video editado, tengan por seguro que les gustará más y así podrán disfrutarlo en la comodidad de su hogar, junto a todos quienes compartieron con ustedes ese inolvidable día.

Una sola cámara

A veces, por abaratar costos algunos novios optan por pedir un servicio más simple, con una sola cámara, pero la verdad es que se necesitan al menos dos para que el resultado sea realmente bueno. De esta manera se podrán registrar diferentes ángulos de una misma situación, además de lograr tomas más dinámicas. En lo posible consigan un equipo que incluya camarógrafos y un productor que pueda coordinar la grabación en todo momento. Ya verán que valdrá 100% la pena.

Ni los vestidos de fiesta, los ricos platos o los arreglos para matrimonio quedarán fuera del registro del video de su boda que, de seguro, será la mejor película que hayan visto, ¡pero de la vida real! Sólo tengan en cuenta estos consejos y nada fallará.