Nelson Riquelme Fotografías

Los matrimonios urban chic están en primera línea de las tendencias nupciales. Se trata de un estilo contemporáneo y cosmopolita que encuentra en la ciudad el escenario perfecto para novios que persiguen el glamour.

En el lado opuesto a esas ceremonias sencillas, rústicas o de tipo campestre, lo que busca la tendencia urban chic es sacarle el máximo partido a los elementos y al entorno que entrega la metrópolis. Si te gusta el caos y por nada cambiarías tu intenso ritmo de vida, entonces aquí encontrarás una propuesta que seguramente te cautivará.

1. Locaciones

Ya que la ciudad ofrece infinitos lugares para celebrar un perfecto matrimonio urban chic, la elección dependerá únicamente del gusto de los novios. Aquellos que desean casarse al aire libre, por ejemplo, pueden optar por la terraza de un hotel o por la azotea de un edificio central. La vista panorámica será impagable.

Por otro lado, si lo que buscan es un espacio más íntimo, cualquier restaurante ondero o bar correctamente decorado será una buena alternativa. Ahora, si quieren darle a su matrimonio un carácter más industrial, entonces pueden casarse al interior de una fábrica, galería de arte o galpón. Y si además contraerán matrimonio religioso, una iglesia histórica o una parroquia será el marco ideal.

2. El look

No hay restricciones en cuanto a la moda urban chic aunque, generalmente, las parejas que apuestan por esta tendencia se atreven y buscan romper con los esquemas tradicionales. Por ejemplo, no sería raro ver que una novia, de vestido blanco y largo, llegara a casarse con zapatillas flúor. O un novio luciendo orgulloso su chaqueta de terciopelo amarilla. Lo cierto es que todo está permitido en este estilo ecléctico que cada vez se impone con más fuerza.

Fotos y Videos Ximena Muñoz

3. Decoración

Los detalles son muy importantes y, por lo tanto, la decoración es clave al momento de conseguir una boda urban chic al ciento por ciento. Por ejemplo, si se inclinan por una bodega, lo ideal es utilizar materiales como el zinc o el acero, fundidos entre colores contrastantes como blanco y negro o dorado y gris.

Sin embargo, aquellos que buscan algo más moderno, pueden utilizar espejos, piezas de cristal, luces y velas para crear ambiente, así como flores de tallo largo, como las calas, que aportarán el toque de frescura y delicadeza a tu enlace nupcial. Por otra parte, dos colores vibrantes que están muy de moda en el urban chic son el verde menta y el melocotón.

4. Puro glamour

Aunque la tendencia urban chic no sigue protocolos, eso no implica que los novios renuncien a la sofisticación. Todo lo contrario. Los grandes vestidos y las telas frondosas son un imperdible, así como los trajes para ellos de connotados diseñadores. Vajilla de plata y manteles lujosos también es posible hallar en esta propuesta, así como los brillos y la purpurina en ciertos elementos del decorado. Por ejemplo, en la papelería o en la decoración de las mesas.

Fotos y Videos Ximena Muñoz

5. Barra libre de cócteles

Este ítem no puede faltar. Si quieres acentuar el toque de modernidad en tu matrimonio, debes disponer de una barra con tragos tradicionales como vodka, pisco o ron, pero especialmente que ofrezca los cócteles de moda, como Aperol Spritz y Mojito Espumante, entre otros. Lo fundamental es que destaque la diversidad de sabores y colores en los licores, con un roce de creatividad que correrá por parte del bartender.

6. La torta de novios

La propuesta es jugar con los colores y texturas, dejando atrás la tradicional torta blanca redonda. Diseños originales y divertidos, pero sin perder la elegancia, son los favoritos, así como las tortas geométricas de varios pisos. Por otro lado, los naked cakes, las tortas pintadas a mano y los pasteles de chocolate tienen gran protagonismo en este tipo de bodas.

Fotos y Videos Ximena Muñoz

7. Book innovador

¿Te gustaría que tu álbum de fotos no fuese el típico? Sí es así, esta tendencia propone infinitos escenarios para retratar a los recién casados impregnándolos de la ciudad. Novios posando atrás de un grafiti, bailando al medio de una transitada calle, al interior de una micro, besándose en un paso cebra o sentados en un mirador, son solo algunas de las posibles postales propias de esta corriente. Si te gusta la idea, ¡adelante! Que nada te impida disfrutar de ese entorno cotidiano que tan bien conoces.