St. Patrick
St. Patrick

Si asistirás próximamente a una postura de anillos de matrimonio y no sabes qué ponerte, lo primero es identificar el tipo de celebración para que puedas filtrar: ¿dónde y a qué hora es la cita?, ¿en qué temporada?, ¿qué dice el dress code?, ¿tendrá decoración de matrimonio campestre? Son algunas de las tantas preguntas que te harás.

Pon atención en estos puntos y se te facilitará la tarea de encontrar el vestido de fiesta más adecuado. No obstante, como sabemos que es tan amplio el abanico, te ayudamos a orientarte con los siguientes consejos.

Matrimonio de día

Milly
Milly

Los vestidos de fiesta cortos o de largo midi, ya sean de silueta en A, evasé o imperio, son los favoritos para los matrimonios de día, idealmente confeccionados en telas livianas como gasa, tul, encaje, seda o crepe. Elígelos en colores claros como rosa palo, verde menta, turquesa o damasco, aunque una tendencia que se lleva bastante, ideal para el día, es decantarse por un diseño bicolor, tricolor o con tonos degradados. Ojo que las faldas en tul plisado son un must, mientras que el print geométrico se viene con fuerza en la próxima temporada.

Matrimonio de noche

Aire Barcelona
Aire Barcelona

Ya sea largo, corto, midi o asimétrico, aprovecha que el matrimonio es de noche para lucir un vestido con detalles más osados. Por ejemplo, una falda con tajo alto lateral, un escote en V profundo o un ojo de cerradura en la espalda, entre otros. Un vestido de silueta sirena siempre será una buena opción para impactar; mientras que, al ser un evento en la noche, también podrás elegir entre diseños con pedrería, abalorios intrincados, cristales o destellos metalizados.

Matrimonio al aire libre

Fara Fiesta
Fara Fiesta

Si asistirás a una postura de anillos de oro en una parcela o jardín, aprovecha la instancia y el entorno para lucir un vestido con estampado floral, que puede ser con escote en V, bardot o halter, con un lazo en la cintura o algún otro detalle. Llamarás la atención desde el primer momento, aunque, si quieres arriesgar un poco más, atrévete con un vestido tipo camisero estampado. Te sentirás cómoda enfundada en una de estas piezas, a la vez que podrás desplazarte libremente por cualquier terreno.

Matrimonio en locación cerrada

St. Patrick
St. Patrick

Aunque los escenarios pueden ser muy variados, un salón cerrado te permitirá estrenar cómodamente vestido de fiesta largo y voluminoso, por ejemplo, de corte princesa, ya que no correrás ningún riesgo de tropezarte, a diferencia de lo que podría pasar en el pasto. Eso sí, los vestidos no son la única opción, ya que los enteritos para matrimonio son modernos y distinguidos. Además, los encontrarás en distintas versiones para que elijas según el tipo de locación. Si la fiesta se realizará en el salón de un hotel en pleno centro, por ejemplo, puedes optar por un jumpsuit con bolsillos o mangas asimétricas para darle un toque urbano chic.

Matrimonio en invierno

Cherubina
Cherubina

Es posible no pasar frío sin renunciar al glamur, eligiendo telas gruesas como mikado, terciopelo, guipur, satín, otoman y raso, entre otras que le darán una buena caída y volumen a tu traje. Ahora, si deseas marcar la diferencia, inclínate por un vestido-capa o por un diseño con brocado barroco y triunfarás. En cuanto colores, los tonos marrones, burdeos, azules, mostazas y morados son propios de la estación.

Matrimonio en verano

Theia
Theia

El amarillo combina estupendamente con las pieles bronceadas, así que se ha convertido en un must de las invitadas a bodas de verano. Sin embargo, colores como el rosa coral, el naranja, el verde manzana y el lila siguen marcando tendencia. ¿Cómo enfrentar el calor? Con vestidos holgados y de telas livianas como organza, plumeti y tul. Asimismo, agradecerás llevar un vestido strapless o de tirantes, por sobre uno con mangas, mientras que los escotes en la espalda y tajos en las faldas también contribuirán a que te sientas fresca. Por otra parte, evita las colas y restringe tus accesorios al mínimo.

Matrimonio clásico

St. Patrick
St. Patrick

Si la consigna es buscar un look de corte más tradicional, no encontrarás nada más apropiado que un vestido monocromático sobre una tela lisa, como por ejemplo mikado. Aquí es cuando el "menos es más" se justifica plenamente y es que a veces no es necesario ningún otro adorno si la pieza es la correcta.

Matrimonio sencillo

Eloquii
Eloquii

Si los vestidos no son lo tuyo, pero sí los trajes de dos piezas, un matrimonio íntimo o de corte más informal será la mejor instancia para jugar. Por ejemplo, apostar por un pantalón en Jacquard o por un palazzo con una blusa o, bien, por una elegante falda tubo acompañada un top drapeado. ¿Y qué tal una maxi falda plisada con una blusa de encaje y cuello alto? Si bien se trata de prendas de uso más cotidiano, la clave está en cómo combinarlas para obtener un outfit adecuado.

Matrimonio elegante

Pronovias
Pronovias

Ya que este tipo de bodas suele ser de noche, te robarás todas las miradas enfundada en un largo y sofisticado vestido de fiesta negro. Eso sí, en este dress code también son bienvenidos los trajes brillantes, ya sean confeccionados con lentejuelas o paillettes. El consejo es que te inclines por tonos más bien clásicos, como gris, azul marino, rojo o verde oscuro. Así no perderás ni ápice de elegancia.

Ya que son tantas las posibilidades, averiguar previamente sobre la temática o decoración del matrimonio te ayudará también a orientar el rastreo. Y es que no todos los novios incluyen el dress code en la invitación y ahí es cuando se produce la confusión entre elegir un vestido de fiesta azul minimalista o un primaveral traje midi estampado.