Erick Severeyn
Erick Severeyn

Aunque el vestido de novia se robará todas las miradas, muchos flashes se irán directo a tus manos, ya sea para retratar el anillo de matrimonio o alzar las copas de novios junto a tu pareja para el primer brindis.

De ahí la importancia de que luzcas una manicure impecable, teniendo que elegir entre varias opciones. Aquí las detallamos para que sepas la que más te conviene.

Manicure en gel

Tabare Fotografía
Tabare Fotografía

Pros

Este técnica permite que el decorado de uñas dure hasta cuatro semanas, es decir, el doble de una manicure normal, lo cual es muy práctico para aquellas novias que se casarán por el civil, a los pocos días por la iglesia y luego emprenderán el viaje a su luna de miel. Así les bastará con una sola ida a la manicurista. El secreto es que, durante el proceso de colocación, las uñas se fijan varias veces bajo una luz ultravioleta, lo que además les garantiza un acabado brillante, perfecto y natural.

Contra

No es fácil remover las múltiples capas de esmalte en gel que se aplican y, de hecho, necesitarás remojar las uñas durante unos 15 minutos en acetona. Un procedimiento que puede resecarlas, quebrantarlas y volverlas más frágiles, por lo que es recomendable no hacerlo a menudo y, en lo posible, acudir a un experto. Por otro lado, la manicure en gel no se puede arreglar si surge una rotura y tampoco sirve para ser aplicada en uñas extremadamente cortas.

Manicure acrílica

Camilo & Joyce
Matrimonio de Camilo & Joyce

Pros

Las uñas acrílicas son muy resistentes y duran un promedio de dos semanas, además de que permiten diversos formatos, como manicure lisa, francesa o con degradé.

El acrílico se obtiene de la mezcla de un polímero en polvo con un líquido a base de plástico, y es ideal para aquellas novias que buscan lucir unas uñas largas para cuando partan su torta de matrimonio. A diferencia del esmaltado en gel, las uñas acrílicas se secan solas y, si se rompen, es posible repararlas en casa con una lima.

Contra

El olor durante el proceso de colocación es muy fuerte debido a los químicos que las adhieren, por lo que puede incomodarte si eres muy sensible de olfato. Además, las uñas acrílicas se tornan amarillas y se pueden quebrajar después de un tiempo. Por otro lado, retirarlas puede resultar complicado si no conoces la técnica correcta. De ahí que lo mejor sea que lo haga un profesional.

Manicure de porcelana

Mat & Fer
Mat & Fer

Pros

Las uñas de porcelana, a base de fibra de vidrio, son delicadas, lujosas y glamurosas, por lo que se han convertido en favoritas de las novias para lucir su flamante anillo de oro. Además, permiten esbozar sobre ellas una decena de diseños; mientras que, al ser de un material fino, la uña se adhiere más fuertemente a la natural. Eso sí, ya que son adheridas, las uñas siguen creciendo y, por lo tanto, se hace necesario un relleno cada dos semanas. Son de fácil retirada.

Contra

Las uñas de porcelana tienden a ser más frágiles que sus símiles, pues están confeccionadas de un material más delicado. De hecho, en caso de una rotura por algún golpe, se puede llegar a herir la uña natural.

Manicure permanente

Cristobal Merino
Cristobal Merino

Pros

Si no te gustan las uñas postizas, ¡esta es tu opción! El esmaltado permanente es una técnica que evita tener que estar pintándote las uñas todas las semanas, por lo que es ideal si como novia tendrás una semana llena de actividades. Además, se aplica de forma rápida y fácil, consiguiendo durabilidad y brillo como si las uñas estuviesen recién pintadas.

El proceso de secado requiere de una lámpara de rayos ultravioleta, de modo que el esmalte quede permanente desde el primer instante. Si te animas con esta manicure para acompañar tu vestido y peinado recogido, comprobarás que la gran ventaja es el acabado reluciente que tendrán las uñas durante tres semanas.

Contra

Si por alguna razón necesitaras quitarte este esmalte antes de tiempo, tendrás que acudir a un centro especializado, ya que los quitaesmaltes tradicionales no sirven y menos aún la acetona. Además, si repites esta técnica varias veces seguidas, correrás el riesgo de que tus uñas comienzan a debilitarse y a deshidratarse.

Manicure en polvo

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Pros

El dipping es una técnica que consiste en sumergir las uñas una por una en un polvo, el que va quedando perfectamente adherido, cubriendo toda la superficie de las mismas.

El polvo no se pega a la piel, por lo que el esmaltado no rebasa la cutícula. De este modo, el resultado son unas uñas uniformes, que duran desde unos 15 días a un mes. Por otra parte, es una técnica que funciona tanto en uñas naturales o postizas, no tiene olor y la puedes hacer en casa, eligiendo entre polvos con acabado mate, glitter, efecto espejo, dúo cromo y pigmentos neón, entre muchos más.

Contra

Si te atreverás tu misma con el procedimiento, debes practicar varias veces hasta que te salga bien de cara a tu postura de argollas de plata. Ello, pues el proceso implica aplicar primero una base, luego el color y, para finalizar, un top coat semipermanente para fijar el acabado en polvo. Por otro lado, no te fíes de las fórmulas de este estilo que puedan ser muy económicas.

Y es que según alertan los especialistas, las de muy bajo costo podrían contener ingredientes dañinos. Otra desventaja, en tanto, es su difícil remoción. De hecho, se recomienda limpiar con cuidado el esmalte para romper el top coat y ayudar a soltar el polvo, para recién entonces aplicar la acetona.

Manicure francesa

Pablo Rogat
Pablo Rogat

Pros

Es ideal para quienes desean decantarse por un estilo clásico, sofisticado y atemporal, que además se adapta a todo tipo de uñas, ya sean largas o cortas. Asimismo, permite disimular imperfecciones, pintando la línea más ancha o delgada, según se necesite. La manicure francesa original consiste en un fondo de uña en tonos nude o rosa, con una línea blanca que se realiza al borde de la misma. Eso sí, hoy día son muchas las variaciones que han surgido de esta técnica, como manicure francesa invertida, estampada, con pedrería, ombré y apliques de purpurina, entre otras.

Contra

Considerando la amplia oferta que existe hoy en día en materia de nail art, puedes pecar de poco arriesgada, especialmente si elegirás un vestido vanguardista. No olvides que las uñas deben ir en sincronía con tu atuendo y, a veces, la manicure francesa puede parecer muy tradicional. Por ejemplo, si elegirás un vestido de novia hippie chic o uno asimétrico, sería bueno intentar algo más atrevido.

Incluso antes de dar el “sí” deberías preocuparte de la manicure, ya que seguro muchos te pedirán ver el anillo de compromiso. Por eso, a la par de ir mirando vestidos o peinados de novia, comienza con tiempo a elegir el salón o la técnica donde pondrás tus manos a disposición.