Antes de salir a vitrinear o ir a una tienda de arriendo de vestidos de fiesta, debes saber muy bien cuál es el dress code del matrimonio al que te invitaron. Si se trata de un evento más bien casual y el vestido de novia será de un estilo relajado, entonces los invitados también tienen que seguir esa misma línea.

Si estás complicada y no sabes cómo elegir un vestido sencillo, no hay problema. Acá encontrarás algunos consejos para usar el que podrás combinar con unos aros de argolla de oro discretos y destacar con un vestido ideal para la ocasión.

Telas livianas y cómodas

Privilegia las telas vaporosas o más livianas, porque para un dress code casual lo primero que tiene que importar es tu comodidad. Si a eso le sumas unas trenzas lindas u otro tipo de peinados sencillos, además de un maquillaje relajado en tonos tierra, ten por seguro que lograrás el look perfecto.

Los vestidos de gasa son una excelente alternativa, ya sea un matrimonio de noche o de día. Evita telas pesadas como lo son, por ejemplo, el terciopelo y las lentejuelas. Estas últimas suelen ser muy tentadoras cuando buscas vestidos de fiesta cortos, pero en general pesan bastante y además no caen en la categoría de “casual”.

Largo del vestido

Aquí, a diferencia de los matrimonios formales, no hay reglas estrictas. Puedes escoger entre un vestido de fiesta largo o uno corto. Si es de día y se trata de una boda con decoración de matrimonio campestre, entonces prefiere uno largo, ya que así te sentirás más cómoda y podrás sentarte en el pasto sin problemas.

En caso de que sea una ceremonia en la tarde/noche, puedes elegir el que más te guste, pero ten en cuenta que esta puede ser una buena instancia para sacar tu lado más sexy. Si quieres lucir tus piernas o tu espalda como nunca antes, es la oportunidad.

Por otro lado, si quieres variar un poco y dejar de lado los vestidos, puedes optar por un enterito para matrimonio. Es una opción que, sin duda, te diferenciará y te hará brillar en la fiesta.

Colores y estampados

¡Olvídate del negro! Si bien se trata de un color elegante, que nunca pasa de moda, aprovecha que el dress code es casual y elige un color que siempre hayas querido usar. Atrévete con un amarillo, un azul eléctrico, un rojo o con el color-block, que mezcla dos colores en bloque de una manera muy única.

Los estampados también están permitidos, por lo que si eres amante de los diseños con flores, no habrá problema en usarlo. También puedes considerar otro tipo de estampados como los geométricos u otras alternativas más juveniles como los lunares.

Con estos tips ya estás lista para escoger el mejor vestido sencillo para el matrimonio que se aproxima. Sólo recuerda: deja los vestidos de fiesta negros para otra ocasión más formal y prefiere el color y la comodidad. Sin duda será el vestido de fiesta más comentado, después del de la novia, por supuesto.