Rhonda
Rhonda

La mantelería para el matrimonio no da lo mismo. Aunque parezca un aspecto no tan relevante como, por ejemplo, seleccionar el menú, lo cierto es que sus invitados pasarán largas horas en las mesas y, por lo mismo, el montaje debe ser perfecto.

Lo primero es definir el tipo, tejido y color que tendrán sus manteles, para luego continuar con los demás complementos, como son las servilletas. Si no saben por dónde empezar, resuelvan todas sus dudas sobre la mantelería a continuación.

Qué es la mantelería

Hacienda Los Lingues
Hacienda Los Lingues

Absalo
Absalo
Hotel Bosque de Reñaca
Hotel Bosque de Reñaca

Vajillas Araucania
Vajillas Araucania

Cristian Rebolledo
Cristian Rebolledo

Casarte
Casarte

La mantelería es el juego de textiles que se emplea para vestir las mesas. Se compone esencialmente del mantel y las servilletas, aunque también puede incluir un muletón y un camino de mesa.

El muletón o bajo mantel se coloca debajo del mantel principal para proteger la mesa de golpes, amortiguar ruidos que se produzcan al depositar la vajilla o cubertería y evitar que los platos calientes dañen la superficie de la mesa. El camino de mesa, en tanto, es una pieza textil más angosta que se ubica sobre el mantel principal, siendo de un color diferente a éste y formando un camino con fines decorativos. Puede cubrir gran parte de la mesa o solo el centro de la misma. Y las servilletas, a diferencia del camino de mesa, suelen combinar con el mantel principal, escogiéndose en el mismo color o en uno dentro de la gama. ¿Cuáles son los manteles que existen? Es posible identificar los siguientes tipos.

  • Mantel de caja plegable: se refiere a aquellos diseños que tienen pliegues de acordeón en sus bajos. Pliegues que pueden ser más gruesos o delgados y que le confieren una apariencia elegante y formal a la pieza.
  • Mantel de pañuelo: es el tradicional mantel de corte rectangular, adaptado a distintas medidas según la mesa que deba revestir.
  • Mantel redondo: de forma circular, como su nombre lo indica, es el clásico diseño destinado a cubrir mesas redondas, pudiendo llegar o no hasta el suelo.
  • Mantel superpuesto: corresponde a un textil más corto que el mantel principal y que se coloca sobre éste. Más que en las mesas del banquete, se suele usar en matrimonios para montar los buffets.
  • Mantel individual: consiste en un trozo de tela que se ubica en el puesto de cada comensal. Es ideal para mesas de madera o con una superficie que se quiera destacar, siempre que el evento sea de un tono informal.

Manteles según tipo de boda

Absalo
Absalo

Minga Sur
Minga Sur

Perfect Bite
Perfect Bite

Julio Castrot Fotografía
Julio Castrot Fotografía

Ernesto Panatt Fotografía
Ernesto Panatt Fotografía

Guillermo Duran Fotógrafo
Guillermo Duran Fotógrafo

Si aún no tienen claro cómo seleccionar los manteles para el banquete, lo primordial es tomar en cuenta el estilo de matrimonio. Por lo tanto, una vez que lo tengan definido, la tarea les será mucho más fácil.

  • Matrimonios clásicos: los banquetes de matrimonios clásicos exigen manteles elegantes, simples, de color blanco o marfil y en telas lisas como seda o poliéster. Mientras más puro, limpio y sencillo el mantel, mucho mejor. Las servilletas, eso sí, a juego con el tono del mantel, pueden exhibir un sutil bordado o estampado.
  • Matrimonios campestres: aunque una opción es dejar las mesas con la madera desnuda, si la boda es informal, colocar un mantel blanco y un camino de mesa de arpillera funcionará bien en cualquier matrimonio campestre. No obstante, si planean un banquete tipo picnic, las manteles cuadrillé de colores serán todo un acierto.
  • Matrimonios vintage: las bodas vintage siguen siendo tendencia este año. Por lo tanto, si se decantarán por este estilo, elijan sus manteles en un color pastel, como rosa palo o vainilla, y sobre ellos coloquen unos delicados caminos de mesa de encaje blanco. No obstante, si prefieren un diseño estampado, sobre todo en piqué encontrarán manteles con motivos florales retro.
  • Matrimonios boho: el estilo bohemio persigue la sencillez y naturalidad, por lo que unos manteles en colores neutros serán los más adecuados, o bien, manteles semitransparentes de organza. Ahora, si desean dejar las mesas de madera al descubierto, una estupenda idea será decorarlas con un camino de mesa elaborado en macramé.
  • Matrimonios glam: los manteles de acabado brillante, por ejemplo, de satén, tafetán o de tela con lentejuelas, son ideales para matrimonios de inspiración glam en los que el lujo y el glamur lo es todo. O también pueden decantarse por manteles neutros y caminos de mesa con lentejuelas en colores vibrantes. Eso les permitirá jugar más con la cubertería y vajilla.
  • Matrimonios de invierno: las bodas invernales tienen un encanto especial que podrán traspasar igualmente a través de las mesas. Por ejemplo, escogiendo unos manteles de terciopelo en azul marino, burdeos, verde musgo o morado. Conseguirán una atmósfera perfecta vistiendo las mesas con manteles en tela velluda y en colores de la estación.
  • Matrimonios de verano: el lino es una tela muy adecuada para trajes de novios de verano y también lo es a la hora de escoger la mantelería. De hecho, si se inclinan por manteles de lino para su banquete, idealmente en tonos crudos, de inmediato transmitirán un aire fresco y desenfadado. Eso sí, solo elijan manteles de lino para bodas de verano con un toque informal.

Ya teniendo claro el tipo de mantel a escoger, que será lo más visible dentro de la mantelería, les resultará mucho más simple continuar con las servilletas, los caminos de mesa y los muletones, si fueran necesarios. De todas maneras, siempre podrán pedir orientación y consejos a su proveedor del banquete nupcial.