Andrés Alcapio

Así como intercambiar los anillos de matrimonio o partir la torta de matrimonio, son momentos claves en una boda, que la novia levante su vestido de novia y se saque la liga es una de las situaciones más esperadas de la celebración. Sin embargo, esta costumbre llena de significados ha ido quedando en el olvido y hay muchas novias que, ya sea por pudor o porque no les gusta, prefieren no llevar liga. Para que todas entiendan el porqué de la liga, las invitamos a leer algunas buenas razones para que luego decidan informadas si usarla o no.

Origen de la liga

Edu Cerda Fotógrafo

Una de las teorías más confirmadas es que ésta proviene de la Francia medieval, alrededor del siglo XIV, época en se creía que sacar un pedazo de vestido de novia daba mucha suerte y riqueza. Debido a esta superstición, las novias, luego de la ceremonia, terminaban no solo con su peinado recogido destrozado, sino también, su vestido, por una gran cantidad de invitados que luchaban entre sí por un pedazo de “suerte y riqueza”. Entonces, para poder proteger el vestido y a la propia novia, se empezó a utilizar una liga que llevaban bajo el vestido y que se repartía entre los invitados. En un comienzo, era la novia quien se quitaba la liga y la regalaba a los invitados, pero con el paso del tiempo, y para seguir protegiendo a la novia, el novio fue el encargado de tomar la liga y de entregarla a sus amigos solteros.

¿Qué representa?

Kevin Randall

Debajo de un vestido de novia sencillo y angelical las novias llevan su liga, que al contrario de lo que se puede pensar, por ser un accesorio sensual, representa misterio, pureza y virginidad, cualidades que se asociaban a la novia.

¿Por qué blanca y azul?

Mane Novias

La liga realmente puede ser del color que tú quieras, pero si eres apegada a las tradiciones y lucirás un delicado vestido de novia con encaje debes llevarla principalmente en los tonos blanco y azul, como indica la costumbre. Esos son los tonos que representan la pureza, la fidelidad y el amor. Además, incluir algo azul en el look de novia es clave para cumplir con la tradición de lucir algo nuevo, prestado, viejo y azul.

En la actualidad

Gato Blanco

Al igual que con los encintados de matrimonio que cada vez se ven menos en los matrimonios, hoy en día, no son muchos los novios que lanzan la liga. Cuando lo hacen, es uno de los momentos más divertidos, pero también, sensuales de la noche, muy alejado de representar pureza o virginidad para la novia, pues ésta debe dejar ver parte de su pierna, invitando al novio a quitarle la liga, generalmente con la boca, con todos los invitados alentándolo. Luego, el novio lanza la liga a entre sus invitados solteros y el que la reciba se supone que será el próximo en casarse.

Por supuesto, en gustos no hay nada escrito, pero teniendo en cuenta su origen de buena suerte y fortuna, puede ser favorable llevarla el día tu matrimonio o decidirte por una variación de ésta, como que el novio lance una liga extra, no la que lleves puesta o se decida por lanzar una caja de whisky con otra liga y así, no tendrías que mostrar tu pierna frente a todos tus invitados. La liga sería sí o sí lanzada y la tradición se mantendría casi intacta.

Así como se cree que hacer un brindis, levantado las copas de los novios, es para la buena fortuna, se piensa lo mismo de la liga, por lo que es una buena posibilidad que consideres llevar una liga que, incluso, puede ir en el tono de la decoración para matrimonio que elijas y, de este modo, todos los detalles estarían 100 por ciento relacionados.