Matrimonios

Invitaciones de matrimonio: 6 pasos para escoger los mejores partes nupciales (incluye eBook)

Seleccionar las invitaciones de matrimonio será una de las tareas más emocionantes en su camino al altar. Y es que además de comunicar en ellas la feliz noticia, podrán personalizarlas de mil formas.

Te ayudamos a encontrar invitaciones profesionales para tu matrimonio 💌
Pide información y precios de Invitaciones a empresas cercanas

Los partes de matrimonio, que pueden ser físicos o digitales; profesionales o hechos a mano, serán el primer acercamiento que sus invitados tendrán con la celebración. E independiente de si la boda será religiosa, por el civil o simbólica, mandar o entregar por mano las invitaciones es un paso que no se pueden saltar.

¿Qué estilos hay? ¿Qué escribir en las tarjetas? ¿Cuáles son sus valores? Resuelvan todas sus dudas sobre las invitaciones de matrimonio a continuación.

Descarga gratis el eBook

1. Tendencia en invitaciones de matrimonio 2022

invitación de matrimonio con flores

Estampados vibrantes

Ya que las bodas volverán con todo el 2022 y las parejas estarán ansiosas por enviar sus partes, es que los estampados en tonos vibrantes serán protagonistas en la papelería nupcial. Invitaciones de matrimonio con diseños florales, frutales, en animal print o con aves coloridas, como flamencos o papagayos, destacarán entre las tendencias que pisarán fuerte.

Partes ecofriendly

Se trata de tarjetas de matrimonio elaboradas en papeles sostenibles, como papel ecológico, papel reciclado, papel compostable o papel de semillas que se pueden plantar, entre otras opciones. Además, son invitaciones que cuidan que la impresión sea con tinta ecológica, o bien, que estén escritos a mano.

Estos partes de matrimonio, que cobrarán fuerza el próximo año, son ideales para anunciar bodas campestres, hippie-chic o bohemias. No necesariamente 100 por ciento ecofriendly.

En clave minimalista

Otra de las tendencias para el 2022, que tiene que ver con volver a lo sencillo, será la irrupción de los partes de boda minimalistas. Y para ello se privilegiarán los papeles blancos, las letras pequeñas y los diseños limpios, sin imágenes ni estampados. Si buscan invitaciones de matrimonio civil, esta propuesta simple y elegante resultará muy apropiada.

Señalando medidas sanitarias

Aunque en menor intensidad, la pandemia sigue presente y lo seguirá estando durante un tiempo. Por lo mismo es que otra de las tendencias en partes de boda consiste en incluir una nota alusiva al Covid-19. Por ejemplo, recordando llevar mascarilla o indicando que la boda contará con dispensadores de alcohol gel y marcadores de distancia. Así sus invitados se sentirán mucho más seguros.    

2. Cómo elegir las invitaciones de matrimonio

invitación de matrimonio blanca con flores

Estilos y diseños

Partes de matrimonio clásicos, románticos, glamurosos, de inspiración vintage, rústicos, bohemios, ecológicos, urbanos, playeros y minimalistas, son algunos de los estilos entre los que podrán elegir. Y la clave es escoger uno que armonice con el tipo de boda que planean celebrar.

Por ejemplo, si se casarán en el campo, las invitaciones en papel kraft serán un acierto. Para un enlace con aires retro, los diseños troquelados y en colores pasteles califican estupendamente como invitaciones de matrimonio vintage. Si la celebración tendrá toques de glamur, se lucirán con unas invitaciones con letra dorada. Mientras que, si lo que buscan es una propuesta moderna, los partes en láminas de metacrilato serán su fascinación.

Ya una vez elegido el estilo, lo que sigue será inclinarse por un diseño en particular, que puede ser el formato tradicional de tarjeta en papel rectangular. O bien, explorar en invitaciones de matrimonio originales, como crucigramas, cuelga puertas, recetas médicas, boletos de avión o entradas a conciertos. O un diseño en metacrilato cortado en forma de corazón.            

Sobres

Ya que las invitaciones deben llegar impecables a manos de sus familiares y amigos, es que los sobres cobran un rol fundamental. Generalmente son del mismo papel o color que la tarjeta de invitación, aunque también podrían no serlo. Por ejemplo, que la tarjeta sea de papel vegetal y el sobre de sirio perlado.

En cuanto a las tendencias, se destacan los sobres forrados con motivos florales, acuarelas o figuras geométricas, los sobres en papeles texturizados y los sobres con detalles metalizados. Pero si se trata de cerrar el sobre, podrán elegir entre distintas formas, según el estilo, ya sean cintas de raso, lazos de yute, broches o sellos de lacre. Por otro lado, encontrarán sobres integrados a la tarjeta misma, así como cajitas que funcionan como sobres. Una propuesta muy romántica es, por ejemplo, introducir el parte en una caja llena de pétalos de rosas.

Presupuesto

Los partes de matrimonio se cobran por unidad, con valores que fluctúan entre los $1.000 y los $4.000 en promedio. De este modo, hallarán invitaciones de matrimonio más económicas o costosas, según el tipo de papel, el tamaño y la complejidad del diseño, entre otros factores. Por ejemplo, los partes en cartulina opalina serán más económicos que uno en papel couché o en metacrilato.

Pero también hay proveedores que les ofrecerán descuentos a mayor número de invitaciones. Y otras donde podrán elegir un papel costoso para la tarjeta y otro más económico para el sobre, por ejemplo en papel kraft.

Save the date

A diferencia del parte de matrimonio, el save the date solo incluye la fecha de la boda y, por lo tanto, se envía antes. El objetivo es que los invitados reserven la fecha y para hacerlo encontrarán múltiples opciones. Desde tarjetas clásicas y discretas, hasta postales de los novios en formato polaroid.

También pueden jugar con el anillo de compromiso e, incluso, posar para este anuncio con carteles o con la mascota. Y otra de las propuestas más solicitadas es incluir un calendario con la fecha del matrimonio marcada.

Tarjetas de agradecimiento

Las tarjetas de agradecimiento son el último eslabón de la papelería nupcial, pero no por ello menos importante. Y es que a través de este detalle les demostrarán gratitud a sus invitados por acompañarlos en el día más especial.

Generalmente son tarjetas más pequeñas que las invitaciones e incluyen textos breves y emotivos, señalando la fecha del enlace y nombre de los contrayentes. Por ejemplo: “Los mejores momentos merecen ser compartidos; gracias por celebrar con nosotros”. O “nuestro corazón agradece su cariño y nuestra memoria su compañía”.

Las tarjetas de agradecimiento pueden entregarlas al finalizar la celebración o enviarlas en los días posteriores, ya sea por correo postal o electrónico, según la opción que definan. Pueden apostar por diseños clásicos o elegir tarjetas con ilustraciones.

DIY

¿Prefieren hacer la papelería nupcial ustedes mismos? Se trata de una alternativa que no solo les permitirá ahorrar, sino también imprimirle un sello 100 por ciento personalizado a sus invitaciones. Eso sí, necesitarán dedicarle tiempo a esta tarea para que el resultado sea perfecto.

Para invitaciones tradicionales, los papeles más usados son la cartulina opalina, el papel de algodón o el sirio perlado. Para partes románticos, uno que funciona muy bien es el vegetal o albanene. El papel kraft es ideal para invitaciones campestres. Mientras que el papel batik quedará fantástico en unas invitaciones de inspiración bohemia.

Y según el estilo, también podrán decorar sus invitaciones de matrimonio hechas a mano o sus respectivos sobres, con flores secas, ramitas de lavanda, cintas de seda o perlas, entre otros elementos.

3. Fechas para las invitaciones de matrimonio

invitación de matrimonio ilustrada

¿Cuándo escogerlas?

Antes de escoger las invitaciones, deben tener claro el tipo de boda que desean celebrar. Así, cuando sus seres queridos reciban los partes, ya tendrán una primera pista de cómo será la celebración. De todas maneras, como será una de sus primeras tareas, lo óptimo es que empiecen a revisar y cotizar invitaciones de matrimonio unos seis meses antes del festejo.

¿Cuándo enviarlas?

Se recomienda enviar los partes con cuatro meses de anticipación al matrimonio. O con cinco, si la mayor parte de sus familiares tendrá que viajar o si la boda se realizará en una fecha especial. Por ejemplo, en semana santa, periodo de vacaciones o en algún día festivo.

Así las personas tendrán tiempo suficiente de organizarse o, quienes se excusen, podrán hacerlo aún con distancia de la fecha. En cuanto al save the date, lo ideal es mandar esta comunicación unos seis meses o tan pronto tengan definida la fecha.    

Confirmación

Para que no se transforme en un dolor de cabeza, deben establecer un plazo máximo para que sus comensales confirmen asistencia. Lo normal es que los invitados se demoren alrededor de dos semanas en confirmar. No obstante, un plazo más que suficiente son cuatro semanas, lo cual pueden señalar en una nota en los partes, o bien, comunicar este dato en la página web del matrimonio.

Ahora, si llegado ese plazo aún no reciben respuesta, una opción es que pidan a sus padres o padrinos que contacten telefónicamente a esos invitados. No es lo ideal, pero así al menos saldrán de dudas.

Timing

Más allá de los plazos, que pueden variar según cada pareja, hay una serie de pasos que deberán cumplir antes y después de enviar sus invitaciones de matrimonio. El timing, por tanto, será más o menos el siguiente:

  • 1. Elegir una fecha para la boda.
  • 2. Armar una primera lista de invitados.
  • 3. Buscar iglesia y/o centro de eventos de acuerdo a su presupuesto, fecha y número de personas.
  • 4. Reservar la iglesia y/o centro de eventos.
  • 5. Cerrar la lista de invitados.
  • 6. Buscar al proveedor de la papelería nupcial.
  • 7. Encargar los save the date e invitaciones.
  • 8. Enviar el save the date.
  • 9. Enviar las invitaciones.
  • 10. Solicitar las confirmaciones.

Y este último punto es especialmente relevante, ya que solo con el número de personas confirmadas podrán encargar los menús, organizar las mesas o comprar los recuerdos de matrimonio.

4. Invitaciones de matrimonio digitales

invitación de matrimonio digital

Profesionales

Cada vez son más los proveedores que ofrecen invitaciones de matrimonio digitales. Y es que son ecológicas, rápidas de confeccionar y 100 por ciento personalizables, tanto en diseños, colores, tipografías y animaciones.

De este modo, podrán optar entre tarjetas elegantes o innovadoras; sencillas o llenas de detalles; con fotos de su sesión prenupcial o, tal vez, musicalizada con la pista con que entrarán al altar. Además, tal como si se tratara de invitaciones en papel, podrán enviar la caligrafía hecha a mano para su posterior digitalización. Y podrán escoger entre tarjetas de una o dos caras e, incluso, incorporar un sobre digital.

DIY

Aunque los partes digitales son más económicos que los partes en formato físico, podrán ahorrar aún más si deciden hacerlos ustedes mismos. Y para eso, en Internet encontrarán decenas de plantillas de invitaciones de matrimonio, las que podrán personalizar escogiendo diseño, tipografía, filtros o ilustraciones. Tengan en cuenta, eso sí, que algunas plantillas son gratuitas, mientras que otras tienen un costo. Para terminar, solo le restará guardar la plantilla en alta resolución y ya estará lista para ser enviada. ¡Totalmente a la medida!

¿Cuándo y cómo enviarlas?

No hay diferencia con respecto a las invitaciones físicas, así que el consejo es que las envíen alrededor de cuatro meses antes del enlace nupcial. Y para despacharlas, si bien el correo electrónico es el formato más usado, hoy en día también se estila mandar los partes de matrimonio por WhatsApp, ya sea a través de un grupo o de forma individual. 

5. Protocolo y textos para las invitaciones de matrimonio

invitación de matrimonio y sobre floreados

En el sobre

El protocolo para escribir un sobre es por la cara delantera, centrado y se menciona a los destinatarios a los que va dirigida la invitación. La fórmula clásica es llamar a los invitados como “Sr. (nombre y apellido)”, Sra. (nombre y apellido) o “Familia (apellido)”, si se trata un grupo familiar con hijos menores de edad o que viven bajo su techo. O también pueden usar el “don” o “doña”, si son adultos mayores.

No obstante, si prefieren darle un tono más coloquial, pueden indicar simplemente el nombre de pila del invitado o de los invitados, si es una pareja. ¿Y si el acompañante es desconocido? En ese caso y en cualquiera de las formas, tendrán que colocar “X nombre y acompañante”, aunque por protocolo se recomienda siempre consultar el nombre del acompañante.

Por la cara trasera, en tanto, en la parte superior izquierda se escribe el nombre de los remitentes. Es decir, de los novios, aunque también puede ser una invitación a nombre los novios con sus padres o hijos. Y si quieren mencionar a un progenitor fallecido, por protocolo deben poner una cruz al lado de su nombre. Escriban los sobres de su puño y letra si desean darles un toque más personal.

En la invitación

Las coordenadas deben quedar claras y, por lo tanto, la información básica que deben señalar es la fecha, la hora y el lugar donde se celebrará, tanto la ceremonia como el banquete, si serán locaciones distintas.

Anexo a eso pueden agregar el dress code, un mapa del lugar y el código de novios en una multitienda o la cuenta bancaria, según la modalidad que elijan para los regalos. Pero muy importante también es indicar un teléfono, un WhatsApp o un correo electrónico para confirmar asistencia.

Por lo general, los partes de boda se estructuran en tres fases. Un encabezado, donde podrán acompañar los nombres de los novios con alguna cita romántica. Un cuerpo, donde se incluirán las coordenadas del enlace ya mencionadas. Y un cierre, con los medios de contacto y alguna frase corta como “¡no falten! Revisen estos modelos de partes de matrimonio que podrán tomar de inspiración:

  • Como siempre hay algo de locura en el amor y siempre hay algo de razón en la locura: ¡Vamos a cometer la locura de casarnos y con razón ser felices para siempre! Estás cordialmente invitado a la ceremonia y posterior fiesta en el (nombre del lugar), el día (fecha) a las (hora). ¡Te esperamos!
  • Vidas paralelas, edades semejantes, inquietudes y de pronto… ¡El flechazo! No puedes faltar el día (fecha) a las (hora) en la Iglesia (nombre), donde nos uniremos en matrimonio. A continuación lo celebraremos junto con todos ustedes en el (nombre del lugar). Se ruega confirmar asistencia al X teléfono. ¡No nos falles!
  • Hemos comprado unos anillos tan bonitos que decidimos organizar una ceremonia para la ocasión. La invitación es por tiempo limitado y no la repetiremos. Los esperamos en (nombre del lugar), el día (fecha), a las (hora). ¡Les garantizamos máxima diversión!

RSVP

Si bien, es válido incluir un correo o teléfono, hay otra forma más protocolar de solicitar la confirmación de asistencia. Se trata del RSVP, que es una tarjeta que puede ir incorporada en el parte de matrimonio o de forma independiente. Esta sigla corresponde a la expresión francesa “Répondez s’il vous plait” (“responda por favor”) y se usa en eventos de carácter formal, entre ellos, los matrimonios.

“Se solicita el favor de enviar su respuesta antes del X del mes X. Al correo electrónico XX”, es lo que suele decir hoy en día una RSVP. Y si es que los invitados podrán optar entre diferentes menús, es también un buen momento para que hagan la consulta. 

6. Presupuesto para las invitaciones de matrimonio

invitación de matrimonio de metacrilato

Invitaciones físicas

Como ya se indicaba, los partes de boda se comercializan por unidad, dependiendo el precio de distintos factores, como el tamaño, la impresión o tipo de papel. Sin embargo, los partes no suelen bajar de los $800 ni sobrepasar los $5.000. Y el valor puede aumentar si se trata de partes de matrimonio originales, o bien, si incorporan otros elementos, como un mapa, una tarjeta RSVP o un timbre de lacre personalizado. ¡Ojo! Algunos proveedores exigen un pedido mínimo de invitaciones a encargar y de no alcanzarse ese mínimo, se cobra un recargo.   

Invitaciones digitales

En el caso de las invitaciones de matrimonio digitales, el cobro se realiza una sola vez, el cual se determina esencialmente por la complejidad del diseño o nivel de personalización. Por ejemplo, si así lo desean, podrán pedir caricaturas con sus rostros, añadir un extracto de una canción o insertar botones para confirmar asistencia o geolocalizar el evento. El precio de las invitaciones digitales fluctúa entre los $30.000 y los $80.000, según sean invitaciones de matrimonio animadas o diseños simples.

Save the date

Con respecto al save the date, encontrarán modelos impresos desde los $500, ya que habitualmente son tarjetas más pequeñas que una invitación tradicional. Pero si prefieren enviar el “reserva la fecha” de manera online, los valores fluctúan entre los $20.000 y los $40.000, según qué tan simple o compleja sea su elaboración.

Una vez que confirmen la fecha y el lugar, entonces estarán listos para enviar sus invitaciones de matrimonio. La buena noticia es que encontrarán opciones para todos los gustos y presupuestos; desde las clásicas tarjetas físicas, hasta diseños digitales con música a elección.

Te ayudamos a encontrar invitaciones profesionales para tu matrimonio 💌
Pide información y precios de Invitaciones a empresas cercanas

Otros artículos que te pueden interesar