Los preparativos de una boda no sólo se reducen a buscar ideas de decoración para matrimonio, degustar los platos que se servirán en la cena o probarse vestidos de novia. Hay otros detalles e instancias que pueden considerarse y convertirse en los momentos más inolvidables de la noche. ¿Ejemplo? Un baile sorpresa.

Y es que la música es, sin duda, un elemento fundamental en toda fiesta, y hoy en día son muchos los novios que incluyen esta divertida idea como parte de la ceremonia. Así, con los vestidos de fiesta dándolo todo sobre la pista de baile, será un momento que todos recordarán.

A continuación, toma nota de lo que no puede faltar en la preparación del baile sorpresa y cuáles son los pasos para que todo salga a la perfección.

1. Contratar a un profesor

Daniel Esquivel Fotografía

Para empezar, busquen a un profesor o profesora que les enseñe los mejores pasos de baile y los pueda ayudar con la coreografía. Es importante que ambos tengan una buena disposición y no frustrarse si al principio se ve difícil, ya que si ponen constancia y esfuerzo, el resultado será realmente increíble y sólo se llevará frases bonitas de amor y aplausos de parte de los invitados

2. Elegir una canción que les guste

Mat & Fer

Como el objetivo es animar la fiesta con este momento sorpresa, es recomendable que elijan una canción bailable, pero siempre del gusto de los dos. Pueden escoger, por ejemplo, la primera canción que alguna vez bailaron juntos o una canción que siempre que escuchan, los hace felices. La idea es que sea una canción que los identifique y que, al mismo tiempo, motive a los demás.

3. Ensayar lo más que puedan

Yessen Bruce Fotografía

No sólo es cosa de aprenderse la coreografía, también es importante ensayar. Con la práctica viene la seguridad, por lo que es clave que no olviden este punto. Establecer un calendario puede ser muy efectivo: destinen fechas especialmente para el ensayo de baile y, si es necesario llamar al profesor para reforzar aquellos pasos que cuestan un poco más, no duden en hacerlo.

4. Ponerse cómodos

Giov Fotografía

Al momento del baile, traten de estar lo más cómodos posibles. Tal vez los vestidos de novia con encaje pueden no siempre ser lo más flexible para bailar, pero sí lo son unas zapatillas o zapatos bajos que ayuden a realizar los pasos de baile de la mejor manera. Lo mismo con el pelo; se recomienda que la novia ocupe peinados sencillos a la hora de empezar el baile y de esta manera evitar que se desarme o le incomode durante la rutina.

5. Ocupar todo el espacio

Fotos y Videos Ximena Muñoz

Algunos novios suelen cometer el error de ocupar sólo una pequeña parte de la pista de baile, cuando lo ideal es que se desplacen por todo el lugar. Incluso, pueden animar a los invitados acercándose a sus mesas para bailar con ellos; el objetivo es que todos se sientan parte de esta gran sorpresa.

6. Perder el miedo

Puede que la vergüenza o el pánico escénico se apodere de algunos, pero aquí lo importante es olvidarse de ese sentimiento y simplemente disfrutar. Hay pocas oportunidades como esta y tengan por seguro que, si pierden ese miedo, el resto será sólo entregarse a la celebración y regalarles a todos un momento que muy difícilmente olvidarán.

7. ¡Invitar a los demás!

Fotos y Videos Ximena Muñoz

Algo que también se hace mucho en los matrimonios son los bailes tipo flashmob. Para esto, pueden ponerse de acuerdo con los amigos más cercanos y preparar todos juntos un gran baile. Aquí es fundamental ensayar mucho más, ya que una coreografía de varias personas requiere mayor coordinación, pero si resulta todo bien, los demás invitados quedarán realmente sorprendidos. Además, en esta instancia las invitadas podrán lucir sus vestidos de fiesta largos y es una buenísima manera de dar inicio a la pista de baile.

Ya saben, un baile sorpresa será motivo de frases de amor seguras el día de su boda; todo está en la preparación y confianza en ustedes mismos. Ahora a armarse de valor, soltarse los peinados de novia con pelo suelto, ponerse zapatos cómodos y a ¡a bailar!