FotoArtBook
FotoArtBook

Si la fecha que han escogido para realizar su matrimonio cae para el 18 de septiembre, deben estar a la altura de las circunstancias, ya que mezclarán dos celebraciones en una: la fiesta nacional y su matrimonio. Y tengan por seguro que muchos de sus invitados esperarán celebrar el dieciocho de septiembre en su mismo matrimonio.

Si es esto lo que realmente quieren, la clave está en los detalles y en la organización. Si bien, la decoración para matrimonio jugará uno de los papeles más importantes, el vestido de novia y el traje del novio no se quedarán atrás, pues tendrán la opción de elegir outfits a tono con la celebración. Y no olviden el banquete que, por supuesto, desde el cóctel, hasta la torta de matrimonio podrá convertirse en la gran sorpresa de su boda. ¡Solo deben tener un poco de imaginación!

Hablar con sus proveedores

Propixer Chile
Propixer Chile

Para que este estilo de matrimonio sea un fiel representante de las fiestas patrias deben asesorarse con profesionales. Para esto, busquen proveedores expertos en el tema, quienes los puedan orientar respecto a la comida, los adornos de matrimonio, la iluminación, dependiendo de la hora del día y la ubicación.

Organizarlo con tiempo

Kenny Müller
Kenny Müller

Ya que no es un clásico matrimonio, pero de igual manera debe resultar todo perfecto, es importante organizar este tipo de celebración temática con tiempo. Así se aseguran de contar con todo lo que necesitan para que sus invitados se sientan cómodos y felices celebrando las fiestas patrias en su matrimonio.

Hacer un matrimonio mezclado

Luz del Alma
Luz del Alma

Ya que es su matrimonio, quizás solo quieran dar un pequeño detalle alusivo a las fiestas patrias, como los encintados para matrimonio de blanco, rojo y azul, en vez de volcar todo el matrimonio en el tema.

Por eso, una buena alternativa es mezclar la temática, poner un poco de música clásica chilena en el momento de la comida y el vals y bailar música de moda en la fiesta. O tener tragos y comida típica chilena, como pisco sour o el borgoña y empanaditas de pino y pastel de choclo en versión mini solo en el cóctel. Y, por supuesto, decidirse por una decoración de matrimonio campestre, será la mejor estrategia para que el tono de su boda esté alineado con la celebración nacional.

Jugar con las tradiciones

Bamboleo
Bamboleo

Es la excusa perfecta para incluir tradiciones típicas chilenas, pero claro, de manera sutil y con más estilo, incluyendo juegos como la rayuela o el luche, prescindiendo de cualquier juego que signifique ensuciarse o que sea un problema realizarlo.

Otra buena idea es que, durante el cotillón, repartan chupallas y pañuelos para bailar cueca, o delantales de china y ponchos para que sus invitados estén muy a tono con el 18.

No es necesario vestirse de huasos

Overfly Fotografía
Overfly Fotografía

Solo si así lo desean pueden vestirse con trajes típicos chilenos y lucirse con sus estilismos dieciocheros; pero de no ser así, pueden llevar a acabo un matrimonio de fiestas patrias sin la necesidad de vestirse de huasos. Quizás, lo ideal es que la novia lleve un vestido de novia sencillo, ya que lo más probable es que sea un matrimonio al aire libre, y que el novio lleve un traje cómodo también. O que solo uno de los dos vaya vestido de huaso.

Un plan B por la lluvia

Huilo Huilo
Huilo Huilo

No es novedad para nadie que septiembre es un mes de lluvias, es por esto que es fundamental que tengan un plan B en caso de que empiece a caer esa fuerte lluvia clásica de estas fechas. Hablen con sus proveedores al respecto, y creen un plan. Carpas, un lugar bajo techo, pasillos no resbalosos, entre otros, deben estar disponibles en caso de lluvia.

Ahora tienen la excusa perfecta para que sus anillos de matrimonio estén grabados con frases de amor dieciocheras; o para que su primer baile de recién casados sea un hermoso pie de cueca. Sea cual sea la idea que decidan llevar a cabo, lo importante es que disfruten esta doble celebración de la mejor manera posible.