Cristobal Merino
Cristobal Merino

Durante la época estival muchas parejas deciden dar anillos de compromiso o elegir un día para intercambiar sus anillos de matrimonio y dar el Sí ante sus familiares y amigos, pero es durante el 14 de febrero donde se registra el mayor número de enlaces, dado que concuerda con la celebración mundial del Día de los Enamorados. Y aunque se verán flores, chocolates, peluches y frases de amor por todos los rincones de la ciudad, estas manifestaciones invocando al amor, distan mucho de los primeros festejos de San Valentín. Te contamos cómo esta linda celebración tomó cuerpo a lo largo de la historia y terminó siendo una de las fechas más importantes para las parejas a nivel mundial.

Fiesta Lupercalia

De acuerdo a los historiadores, el origen de la celebración de San Valentín está en la Antigua Roma. Durante febrero los romanos vivían durante varios días la fiesta pagana Lupercalia que buscaba asegurar la fertilidad para hombres y mujeres. El rito consistía en ofrecer sacrificios a los dioses en la misma cueva donde Rómulo y Remo fueron amamantados por la loba. Luego, con el mismo cuero de los animales sacrificados, los hombres desnudos azotaban en las manos y espaldas a las mujeres que encontraban en el camino y estaban dispuestas a ser parte de la ceremonia a través del sexo. Este acto fue considerado un acto de purificación y un ritual de fecundidad. Si bien esta festividad estuvo asociada a la carnalidad y a una sexualidad libre, distando de cualquier romanticismo de frases bonitas de amor, no fue hasta el siglo III D.de C. en que se le dio un sello más cristiano a raíz de que Roma optó por el cristianismo como religión oficial del imperio.

The Shoot
The Shoot

Siglo III

Los registros históricos no son tajantes en cimentar los inicios de San Valentín en esta época. Algunos estudios indican que los excesos de las celebraciones Lupercales obligaron al Papa Gelasio I a sustituir todo este paganismo por una fiesta cristiana, asociada a la purificación de la Vírgen María.

Otros historiadores, indican que es la Iglesia Católica quien institucionaliza el 14 de febrero como celebración de San Valentín, aunque siempre la veracidad del santo albergó muchas dudas. Es el mismo Gelasio I quien afirmó que San Valentín “era uno de aquellos santos cuyos nombres son venerados por los hombres, pero cuyos actos solo Dios conoce”.

Otras teorías de la misma época indican que el Emperador Claudio III prohibió a los jóvenes intercambiar anillos de oro en matrimonio argumentando que los hombres casados rendían menos en los combates por estar emocionalmente ligados a sus familias. Prohibido el matrimonio en Roma, Valentín, un obispo cristiano, comenzó a unir parejas de forma clandestina. Al enterarse el emperador de la desobediencia del sacerdote, lo condenó a la muerte un 14 de febrero.

Edad Media

Otros autores sitúan el origen de San Valentín en el siglo XIV D.de C. dado que el poema “El Parlamento de las Aves” del inglés Geoffrey Chaucer asocia por primera vez el concepto del amor con San Valentín, y es desde este punto que la celebración se expresa como un festejo para honrar a los enamorados. Este poema de 700 versos fue escrito en conmemoración del primer año de casados del Rey Ricardo II de Inglaterra y Ana de Bohemia, y en sus versos se vislumbra que la celebración del día de los enamorados ya está instalada en la sociedad de entonces. Entre los versos de estas frases de aniversario de matrimonio, encontramos la clave de esta asociación: “Pues esto fue en el día de San Valentín, cuando todas las aves van de ahí a escoger su pareja”.

La Negrita Photography
La Negrita Photography

Siglo XX

Después de varios siglos de festejos asociados al amor, es la Iglesia Católica quien decide eliminar del calendario litúrgico cualquier celebración asociada a San Valentín, argumentando en primer lugar, el dudoso origen de esta celebración y, en segundo lugar, el nulo registro escrito de la vida y obra de este santo. Por tanto, es Pablo IV quien en 1969 desdice a Gelasio I y excluye esta festividad como parte de las celebraciones eclesiásticas que se celebraba desde el siglo III. Para entonces, la cultura popular ya había hecho propia esta celebración y ensalzó el 14 de febrero como la fecha para los enamorados y para las frases de amor para dedicar. Recientemente, en 2014 el mismo Papa Francisco participó de la celebración de San Valentín, de modo de devolverle a este santo el sitial que se le arrebató hace un par de décadas.

Cualquiera sea la razón por la que hayan optado por esta fecha para lucir un vestido de novia y partir la torta de matrimonio, lo cierto es que la magia de esta fecha embriagará su celebración de inicio a fin.