F8fotografía
F8fotografía

Además de elegir un traje de novio y un vestido de novia mucho más livianos, el verano les ofrecerá otras ventajas, como apostar por una decoración para matrimonio outdoor, ofrecer un banquete a base de productos frescos y obsequiar recuerdos que sus invitados podrán usar en el momento. Se trata de una temporada con alta demanda y es que los beneficios de alzar sus copas de novios en los meses de verano saltan a la vista. ¡Apunten estos 10!

1. Tiempo favorable

Tabare Fotografía
Tabare Fotografía

Las cálidas temperaturas, propias del verano, potencian la alegría y el buen humor de las personas, a la vez que posibilitan disfrutar de un matrimonio al aire libre. En otoño/invierno, por el contrario, no solo hace frío, sino que potencialmente podría llover haciendo que la planificación sufra cambios de última hora.

2. Diversidad de locaciones

Danyah Ocando
Danyah Ocando

En temporada de bajas temperaturas solo es factible celebrar el matrimonio en salones cerrados. No así en verano, donde hay múltiples locaciones aptas para festejar una boda, desde parcelas, jardines y viñedos, hasta increíbles lugares en bosques o en la playa. Incluso, si desean intercambiar sus anillos de oro en altamar, también encontrarán cruceros en verano que ofrecen esta opción.

3. Plus en decoración

Cristian Acosta
Cristian Acosta

Las locaciones abiertas ofrecen mayores posibilidades a la hora de decorar un matrimonio. Así, por ejemplo, podrán integrar un arco de flores en el altar, colgar guirnaldas de luces desde los árboles, decorar una piscina con velas flotantes, delimitar caminos con antorchas o recibir a los invitados entre grullas de papel. Pero no solo eso; y es que el verano invita a jugar con colores vibrantes, por lo que podrán mezclar diversos tonos, tanto en la papelería, como en la mantelería y en los adornos de matrimonio en general. Amarillo, turquesa, coral, rosado y verde menta son algunos tonos tendencia para la temporada estival.

4. Rincones temáticos

Mat & Fer
Mat & Fer

Si desean complementar el banquete con rincones temáticos, más allá del Candy Bar, en verano hay varias alternativas que sus invitados agradecerán. Por ejemplo, una barra de cervezas, un carrito con helados, un mesón con limonadas y granizados, o una esquina con brochetas de frutas, entre otras opciones refrescantes. Pueden elegir uno o más de estos rincones y decorar con pizarras que incluyan frases bonitas de amor. ¿Y qué tal montar una zona lounge? Ya que seguro el espacio se los permitirá, armen un lugar de descanso con cómodos cojines y mantas en el pasto.

5. Relajar la etiqueta

Tabare Fotografía
Tabare Fotografía

Tanto a novios como invitados, el calor los motivará a inclinarse por vestuarios más ligeros y, por lo tanto, más cómodos. Telas como seda, tul, organza o crochet son perfectas para configurar los outfits de ellas, mientras que los varones podrán decantarse por trajes de lino o cachemir. Asimismo, el verano exige menos formalismos, así que también podrán quedar fuera accesorios como chaquetas, humitas, corbatas, medias o zapatos stilettos.

6. Sí a los niños

Daniel Esquivel Fotografía
Daniel Esquivel Fotografía

Otra ventaja de casarse en verano es que también los niños lo pasarán mejor. Y es que, al contar con amplios espacios al aire libre, podrán arrendar juegos, como toboganes y castillos inflables, piscinas con pelotas, camas elásticas y hasta pequeños muros de escalada. De este modo, no solo se divertirán los niños, sino también los adultos, quienes podrán disfrutar relajadamente de la celebración.

7. Días más largos

Macerado en Viña Mar
Macerado en Viña Mar

Debido a una inclinación del eje de la Tierra en verano, lo que provoca que haya más luz, eso a la vez genera que los días sean más largos. Es decir, podrán disfrutar de una jornada más extensa en su matrimonio, especialmente si lo realizan al mediodía. Así tendrán toda la tarde por delante y con luz natural hasta pasadas las 20:00 horas. Por otra parte, que la jornada sea más extensa les permitirá disponer de otros recursos, como contratar un grupo musical, organizar dinámicas con los invitados o realizar un rito simbólico, como plantar un árbol.

8. Luna de miel XL

Daniel Esquivel Fotografía
Daniel Esquivel Fotografía

Ya que es probable que en verano puedan salir de vacaciones, una opción es ocupar los días de permiso por matrimonio e inmediatamente después tomar sus vacaciones. De este modo, tendrán más tiempo para ausentarse de sus respectivos trabajos y disfrutar así de una luna de miel sin apuros. Ideal si pretenden ir un poco más lejos.

9. Trash the dress

Simón y Maira Fotógrafos
Simón y Maira Fotógrafos

Si quieren coronar su matrimonio con una sesión trash the dress en la playa o alguna laguna, el verano será la época indicada para hacerlo. Y es que, si quieren que las fotos queden de película, sí o sí tendrán que sumergirse en el mar o en el agua dulce. Inténtenlo y no se arrepentirán. Al menos, lo seguro es que no se agarrarán ningún resfrío.

10. Souvenirs ad hoc

Viña Los Perales
Viña Los Perales

Por último, si aparte del encintado de matrimonio quieren darles a sus invitados un souvenir, consideren algún artículo que puedan usar en la boda y luego llevarse de recuerdo a casa. Por ejemplo, un abanico personalizado, un sombrero, anteojos, una sombrilla o un par de sandalias con sus iniciales, entre otras ideas prácticas. Desde el inicio de la celebración, dispongan canastos y baldes a la vista para que todos puedan ir sacando.

¡Ya lo saben! Si planean intercambiar anillos de matrimonio en verano, sus familiares y amigos quedarán felices con la noticia. Sobre todo, porque tendrán mucha más libertad a la hora de escoger sus trajes y vestidos de fiesta. Seguro optarán por prendas más informales, pero no por eso menos llamativas.