Ingrid Fotos

Es normal que muchos hombres se confundan al momento de escoger la camisa para el día de su matrimonio. Aunque se trata de una prenda de uso cotidiano, los detalles marcan la diferencia y, en este caso, surgen muchas dudas respecto al estilo, color o tejido que es más conveniente ocupar en el papel de un novio. ¿Temes cometer errores en tu elección? Entonces toma nota de los siguientes tips y asegúrate de llevar la camisa correcta.

El corte

Más allá de apostar por una marca de lujo, lo que realmente importa es que la prenda se ajuste a tu contextura física. No debe ser muy ancha ni muy estrecha, de modo que puedas desenvolverte con total comodidad. Ya sea recta, ligeramente entallada o de corte slim fit, lo fundamental es que la sientas hecha a tu medida, aunque no lo sea. Por otro lado, la camisa de novio perfecta debe incluir ‘canesú’, es decir, una costura vertical en la espalda, necesaria para que la camisa se amolde bien a tu cuerpo.

El tejido

Para que disfrutes del matrimonio y estés a gusto toda la jornada, es necesario que elijas telas ligeras. La más óptima es el algodón con alguna textura suave que destaque o un brillo leve que le aporte distinción. Sin embargo, también puedes usar lino o punto de seda, siempre cuidando que el tejido tenga una buena caída. Si buscas más allá, te encontrarás también con las siguientes opciones:

Popelín

Es un tejido de tacto sedoso y muy agradable, que combina dos hilos de diferentes grosores. Es la tela más valorada para las camisas elegantes.

Fil-a-Fil

Alterna dos colores de hilo de una forma desigual y aleatoria, o bien, de una forma constante y homogénea. Es perfecto para camisas lisas en colores fuertes. Gracias a la viveza que ofrece en sus mezclas, es también uno de los tejidos más utilizados para las camisas de novio de verano.

Oxford

Es un trenzado geométrico con igual número de hilos verticales que horizontales. Se suele confeccionar con hilos gruesos para denotar la textura característica de esta tela. Es ligeramente más gruesa que el popelín, con un hilo de trama de color y una urdimbre blanca. Es un tejido suave y resistente, ideal para camisas más informales.

Pinpoint

Es una variedad del Oxford, pero con un hilo más fino, lo que ofrece que el aspecto y el tacto sea menos rústico.

Lightshoot Fotografía

El cuello

Debe quedarte lo suficientemente ajustado, pero sentirse holgado. Pon especial atención en este ítem, pues encontrarás distintos tipos de cuello de camisa. Elige el que más te acomode según tu fisionomía.

Cuello clásico o francés

Es el más utilizado en bodas tradicionales, ideal para hombres con facciones redondas y cuellos cortos, pues estiliza. La abertura entre sus puntas no es demasiado amplia y la longitud de los extremos es de unos 6 centímetros.

Cuello inglés

Es fácilmente reconocible gracias a una especie de trabilla que une los dos extremos del cuello, dejando una abertura muy pequeña. Este tipo de cuello tiende a alargar el rostro y permite que resalte el nudo de la corbata, la que debe ser estrecha.

Cuello italiano

La principal característica son sus puntas largas y separadas, con una forma piramidal que da lugar a un ángulo de 180º. Es ideal para lucir nudos de corbata más voluminosos, pero no es recomendable para los cuellos cortos o los rostros redondos. Por otro lado, cuando la abertura es más amplia se denomina cut away o italiano abierto.

Cuello de botones

Se caracteriza por fijar las puntas del cuello de la camisa con botones, por lo que no resulta muy apropiado para un matrimonio elegante o un traje clásico. Ahora, si te casas en la playa o de un modo informal, puedes ocuparlo sin problema. También se denomina cuello americano o botton down.

Cuello paloma

Es un tipo de cuello para ceremonias elegantes y se utiliza, principalmente con esmoquin o con frac, siempre acompañado de humita. Su forma es alta y rígida, mientras que sus puntas simulan unas pequeñas alas. De allí su nombre.

Cuello mao

Se caracteriza por la ausencia de solapas, por lo que ambos extremos se unen en el cuello. No se usa con corbata, pero combina perfecto con tejidos de lino o algodón. Ondero, fresco y veraniego, es ideal para hombres de rostro estilizado. También se le llama cuello mandarín.

Lightshoot Fotografía

La manga y el puño

La camisa siempre debe ser de manga larga, siendo el largo correcto cuando, al estirar el brazo, ésta alcanza casi la mitad de la mano. Además, debes tener en cuenta que el puño de la camisa deberá sobresalir unos dos dedos por debajo de la chaqueta cuando dobles el brazo. Si no quieres que parezca una prenda prestada, debes asegurarte de que las mangas tengan la longitud exacta. Los puños, en tanto, deberán ser del tipo francés o doble puño para que puedas lucir tus gemelos. También puedes utilizar cubre-botones, que le darán el mismo efecto y elegancia a tu prenda de vestir.

El color

Aunque el protocolo indica que la camisa debe ser blanca, cada vez son más los novios que se atreven a usar colores, por ejemplo a tono con el traje como negro, gris o azul. También hay otros que apuestan por tonos más claros como beige, verde, rosa o celeste, mientras que las camisas con estampados, cuadros o a rayas están cada vez siendo más demandadas. Por su parte, aquellos que se inclinen por camisas en tonalidades oscuras, pueden complementar su look aportando color en sus complementos, ya sea luciendo una corbata roja, un pañuelo amarillo o un chaleco morado. También pueden combinar el color de la camisa con algún accesorio que lleve la novia. Todo dependerá del estilo y la originalidad de cada uno.

También te puede interesar:

El traje perdecto para el novio