Cristobal Merino
Cristobal Merino

Tu madre será la primera que te verá con el vestido de novia puesto y la última en despedirse de ti, tras partir la torta de matrimonio y partir rumbo a la luna de miel. Se lo pidas o no, tu mamá jugará un rol fundamental desde que recibas el anillo de compromiso, pues compartirá tu felicidad y estará tan ansiosa como tú. Si quieres involucrarla en el proceso, toma nota de los siguientes tips.

1. Dale la exclusiva

Una vez que te comprometas, asegúrate de que tu madre sea la primera en saber. Puedes llamarla por teléfono o mandarle una foto del anillo, aunque será mucho mejor si lo haces frente a frente. Se sentirá honrada de ser la primera persona en la que pensaste para comunicar la noticia.

2. Un rol clave

Si te casarás por la iglesia, pídele a tu mamá que sea tu testigo o madrina de velación. Es decir, quien firmará las actas matrimoniales en el altar, junto al resto de los padrinos, validando que se ha celebrado el sacramento. Estará feliz de asumir esta labor. No obstante, si en conjunto con tu novio deciden que los padrinos de velación no sean los padres, aún hay otros roles importantes que podrás asignarle a tu mamá.

Por ejemplo, que sea la madrina de anillos, la líder entre las damas de honor o la oficiante de un rito simbólico, como la ceremonia de las velas o el ritual del vino. En cualquier labor que la pongas lo hará genial. Incluso, si tu padre está ausente, podrás elegirla a ella para que te acompañe en tu entrada al altar.

Rodrigo Batarce
Rodrigo Batarce

3. Ayuda con los invitados

¿Invitarás a toda la parentela a tu postura de anillos de oro? Si es así, tu madre será la más indicada para ayudarte a conseguir las direcciones, contactos o correos electrónicos para poder enviar los partes. Incluso, de aquellos familiares que son del lado paterno. Y luego, cuando toque confirmar las invitaciones y perseguir prácticamente a algunos en ciertos casos, estará feliz de hacer algunos llamados por ti.

4. Compañera y consejera

Encontrar el vestido de novia no es fácil, pero tu madre estará lista y dispuesta para acompañarte en este camino, sobre todo ahora que, con la pandemia, todo el proceso cambió. Y como conoce tan bien tus gustos, será la mejor consejera a la hora de mostrarle los diferentes diseños. Además, si deseas seguir la tradición de llevar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul, pídele a tu mamá que coopere con alguna prenda de su ajuar, ya sea un collar, aros o un pañuelo. ¡Le encantará que portes una prenda suya!

Emanuel Fernandoy
Emanuel Fernandoy

5. Contención emocional

Pero no solo te aconsejará sobre qué vestido de novia con encaje te favorece más, sino también respecto a lo emocional. Si tienes dudas ante el importante paso que estás por dar, tu mamá sabrá exactamente cómo aclararlas. O, si te sientes cansada o agobiada entre tantos preparativos, sin duda encontrará las palabras precisas para calmarte. Aunque tu madre siempre será tu apoyo incondicional, en este momento más que nunca necesitarás sentirla cerca.

6. Mediadora

Otra manera de involucrar a tu madre en el matrimonio es otorgándole el rol de mediadora. Es decir, que sea ella quien se comunique con algunos de los proveedores para saber, por ejemplo, cuándo estarán listos los encintados de matrimonio. Si vas a delegar funciones, no encontrarás una persona de confianza más idónea que tu mamá. O, por ejemplo, si planean realizar una comida previa con la familia del novio, pídele que se encargue de afinar los detalles con tus suegros. Estará gustosa de colaborar y, de paso, alivianarte las tareas.

Cristobal Merino
Cristobal Merino

7. Anfitriona

Finalmente, si designas a tu mamá como anfitriona el día del matrimonio, se sentirá muy especial, a la vez que jugará un rol trascendental. Entre otras labores, tendrá que recibir a los invitados, ayudarlos a ubicarse en sus puestos, chequear los horarios del programa y ofrecer un discurso en el banquete, si no le incomoda hacerlo. De todos modos, en tu propio discurso incorpora unas frases bonitas de amor para dedicar a tu madre e, incluso, prepárale un obsequio sorpresa. ¡Se lo merece más que nadie!

Si ya estás planeando tu postura de anillos de matrimonio, recuerda que el apoyo de tu mamá será fundamental, tanto en lo emocional como en lo práctico. Incluso, si le gustan las manualidades, hasta podrá decorar ella misma las copas de novios o aportar con unos centros de mesa DIY, entre otras opciones.